Around Articles Columns Editorial Hispanic Apostolate Letters Opportunities Profile ShorTakes

1 de octubre de 2012 | Volumen 87, Número 24

HISPANIC MINISTRY

“Gracia de Dios

CENACLE, la Asociación de Líderes Catequéticos del Área Central, anuncia su VIII Conferencia Anual de Catequista llamada la “Gracia de Dios” “Graced by God”, esta se llevará a cabo el sábado 20 de octubre de 2012, en la parroquia St. Agustín, ubicada en el 4400 Beulah Rd., Richmond, VA.

El tema central de la conferencia este año es “Viviendo los Sacramentos” “Living the Sacraments.” La primera ponente será Kathy Coffey, una oradora de retiros y talleres internacionalmente conocida. Kathy es la autora de muchos premios. También ha escrito artículos para America, U.S. Catholic, St. Anthony Messenger, Catholic Update, y National Catholic Reporter.

En la tarde también contaremos con la presencia del segundo ponente Mons. Bob Perkins, párroco de la parroquia Inmaculada Concepción en Hampton, Va., tanto por la mañana como por la tarde habrá talleres sobre los sacramentos como referencia. Este año por primera vez se impartirán talleres en español.

Para mayor información visite la página en línea gbgconference.wordpress.com. También puede contáctese con el líder catequético de su parroquia o enviar un correo electrónico a tlee@saintbridgetchurch.org.

 

photo:  Pbro. Anthony Marques
Pbro. Anthony Marques

Hemos Sido Salvados: Los siete sacramentos de la Iglesia

Cuando a los católicos se les hace la pregunta — “Eres tu salvo” — la respuesta debe ser “Hemos sido salvados.”

Hay dos cambios gramaticales necesarios en la respuesta. Primero el pronombre “yo” debe ser “nosotros” ya que la salvación se da siempre a través de la Iglesia. Para la Iglesia es la “asamblea” de aquellos que creen en Cristo (Hebreos 12:23), quienes viven de acuerdo a esta enseñanza, quienes son fortalecidos por su poder, y quienes por consigui-ente son salvos (Catecismo de la Iglesia Católica, (CIC, pár. 751, 759, 771). Mientras que el Vaticano ll enseña que alguien puede ser salvo sin pertenecer formalmente a la Iglesia Católica, sin embargo esa persona está unida a la Iglesia Católica de alguna manera (CIC, pár. 836, 838–843, 847–848).

Segundo, el tiempo presente del verbo “ser o estar” (soy) debe ser cambiado al tiempo progresivo (“iendo”). Esto es porque la salvación es el proceso continuo de responder a la Gracia de Dios. No es un evento de una vez en la vida. Aunque, por ejemplo San Pablo escribe que, “El mensaje de la cruz es tontería para aquellos que están pereciendo, pero para quienes han sido salvos es el poder de Dios” (1 de Corintios 1, 18). La salvación es completada solamente cuando nuestras vidas han sido completadas. Por esta razón la Iglesia enseña, que al momento de la muerte debemos estar en la Gracia de Dios para poder ir al cielo (CIC, pár. 1023, 1989–1996, 2000–2003).

Los aspectos claves de la perspectiva católica de la salvación se encuentran en acción en los siete sacramentos. Estos encuentros con Dios en la Iglesia conducen a los católicos al camino de la vida eterna. Cada sacramento lleva a la persona a experimentar el evento de la salvación: el “Misterio Pascual” o Muerte y Resurrección de Jesucristo (CIC, pár. 1084, 1088, 1090, 1129–1130).

Los hechos de los Apóstoles proveen una buena ilustración del proceso de la salvación. Después de que el Espíritu Santo descendió en Pentecostés, la Iglesia comienza a celebrar los sacramentos: “Cada día se reunían todos con devoción en el templo y al partir el pan en sus casas. …Y cada día el Señor añadía más al número a aquellos quienes habían sido salvados” (2,46–47) (CIC, pár. 1076).

Como católicos, generalmente sabemos que los sacramentos son importantes. Muchos son hitos en nuestras vidas, los cuales celebramos con pompa, pero no siempre sabemos porque son importantes. Esta serie de artículos explicará el significado de los sacramentos —Los artículos no son para proveer una instrucción sistemática, para ello tenemos el catecismo de la iglesia católica — en vez de ello son para mencionar artículos de interés particular.

Este artículo explicará el papel de los sacramentos en la salvación. De acuerdo al catecismo, “Los siete sacramentos tocan las etapas y todos los momentos importantes de la vida cristiana: ellos dan vida y aumentan, la misión sanadora en la vida de fe del cristiano” (# 1210).

El escenario de la “vida de fe” es la Iglesia, donde nos encontramos con Dios en lo más profundo. Este entendimiento contrasta con una actitud prevalente en nuestra sociedad: “soy espiritual pero no religioso.” Para los católicos, la espiritualidad es religión; nuestros encuentros más importantes con Dios — los sacramentos — suceden en la Iglesia.

Un pasaje de trascendencia en el nuevo testamento muestra que el trabajo salvador de Cristo continua en la Iglesia. De acuerdo al pasaje narrativo de la Pasión en el evangelio de San Juan, “Un soldado le incrusta su lanza, e inmediatamente sangre y agua fluyeron de su costado” (19:34).

El punto de Juan es que el Misterio Pascual “inundó” la Iglesia: El agua y la sangre simbolizan el bautismo y la eucaristía. Cuando la iglesia celebra estos y otros sacramentos, quienes los reciben participan en la muerte y resurrección de Jesus. La “inundación de sangre y agua” significan que el Misterio Pascual es renovado — aunque nunca repetido — en los sacramentos de la Iglesia. (CIC, pár. 1104).

En el evangelio de San Mateo, Cristo concluye su vida pública cuando comisiona a los apóstoles. El Señor comparte su poder con los doce, quienes lo van a ejercitar por medio de la administración del bautismo (y extensivo a los otros sacramentos): “Todo el poder del cielo y de la tierra ha sido dado a mi”. Vayan y hagan discípulos entre todos los pueblos, bautícenlos consagrados al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, y enséñenles todo lo que les he mandado. Yo estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo” (28,19–20).

Cristo esta ahora activo en la Iglesia; su trabajo continúa en los sacramentos. Hemos sido salvos cada vez que recibimos estos preciosos regalos. (Traducido por la Sra. Claudia Trznadel)

 

talleres en espanol

 

Horario de misas en español
Ciudad Parroquia Teléfono Hora
Bristol St. Anne 276.669.8200 sábado 8:30 am
Charlottesville Church of the Incarnation 434.973.4381 domingo 1:30 pm
Christiansburg Holy Spirit 540.921.3547 domingo 1 pm
Clarksville St. Catherine of Siena 434.374.8408 junio-septiembre domingo 1 pm
Danville Sacred Heart 434.792.9456 domingo 11:30 am
Hampton St. Joseph 757.851.8800 sábado 7:30 pm
Harrisonburg Blessed Sacrament 540.434.4341 domingo 1 pm
Lovingston St. Mary 434.263.8506 domingo 11:30 am
Lynchburg Holy Cross 434.846.5245 domingo 2 pm
Marion St. John 273.783.7282 domingo 1:30 pm
Martinsville St. Joseph 276.638.4779 domingo 11:30 pm
Newport News Our Lady of Mount Carmel 757.595.0385 domingo 1:30 y jueves 6:30 pm
Norfolk Holy Trinity 757.480.3433 domingo 1 pm
Onley St. Peter the Apostle 757.787.4592 domingo 12:30 pm y 5 pm
Prince George Church of the Sacred Heart 804.732.3685 domingo 1 pm y en el verano, domingo 12 pm
Portsmouth Holy Angels 757.485.2142 domingo 1 pm
Richmond Area Sacred Heart
St. Augustine
St. John (Highland Springs)
804.232.8964 804.275.7962 804.737.8028 domingo 11 am, 1 pm y 5 pm
domingo1 pm y 6 pm
domingo 12:15 pm
Roanoke St. Gerard 540.343.7744 domingo 12:15 pm
South Hill Good Shepherd 434.447.3622 sábado 7 pm
Tappahannock St. Timothy 804.443.2760 domingo 12 pm
Virginia Beach St. Gergory
St. Luke
757.497.8330 757.427.5776 sábado 7:30 pm
domingo 12 pm
Woodlawn St Joseph 276.236.7814 domingo 2:30 pm, no hay misa en español el primer domingo del mes.


para regresar al principio de la página »