spacearoundarticlescolumnseditorialHispanic Apostolatelettersopportunitiesparish profileshortakes
9 de julio de 2012 | Volumen 87, Número 18

ABOUT US

ARCHIVES

CONTACT US

HOME

THE CATHOLIC  DIOCESE OF  RICHMOND

– Necrology

HISPANIC  APOSTOLATE

foto: rev ballLos bienes matrimoniales

Cuando hablamos de bienes normalmente pesamos en cosas. En el derecho matrimonial del estado; el régimen de bienes en el matrimonio consiste en normas que regulan las relaciones patrimoniales entre los cónyuges. La ley se ocupa de resolver materias referidas a la posesión, administración y distribución de los bienes (casa, muebles, dinero, etc.).

Para nosotros cristianos, los bienes en el matrimonio no son cosas sino personas. Recordemos la definición canónica del matrimonio, “La alianza matrimonial por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole.” (c.1055) La iglesia identifica dos fines del matrimonio y los llamamos bienes: bonum coniugum (el bien de los cónyuges) y bonum prolis (el bien de la prole o sea hijos).

El primero, el bien de los cónyuges, está radicado en la creación. Como el Beato Juan Pablo II nos recordó Dios es amor y la vocación fundamental del hombre y la mujer es amar. Eva fue creada para Adán y Adam para Eva. Son iguales en el matrimonio. Deben evitar la tendencia de echar toda la culpa a la mujer y olvidar el papel del hombre.

«El auténtico amor conyugal supone y exige que el hombre tenga profundo respeto por la igual dignidad de la mujer: «No eres su amo — escribe san Ambrosio — sino su marido; no te ha sido dada como esclava, sino como mujer... Devuélvele sus atenciones hacia ti y sé para con ella agradecido por su amor» El hombre debe vivir con la esposa «un tipo muy especial de amistad personal». El cristiano además está llamado a desarrollar una actitud de amor nuevo, manifestando hacia la propia mujer la caridad delicada y fuerte que Cristo tiene a la Iglesia.» (Familiaris Consortium nº 25)

El segundo bien, el bien de la prole, no es segundo porque es de menos importancia sino porque éste es el orden en que los bienes deben realizarse. La pareja debe establecer entre sí misma el vínculo del amor conyugal primero y del seno de esa relación deben nacer los hijos. Lamentablemente, hoy en los Estados Unidos 53% de las mujeres hispanos dan a luz a su primer hijo(a) fuera del matrimonio. Y casi 40% de los hombres hispanos están viviendo en unión libre cuando nace su primer(a) hijo(a). Continuamos a hablar de la importancia de la familia en la cultura hispana pero vivimos una realidad diferente.

Se debe dar cuenta que el bien de la prole no es solamente la generación de los hijos sino “la generación y la educación. La iglesia aquí usa la palabra educación en el sentido más amplio, la formación total de los niños: la formación física, intelectual, psicológica y espiritual. Esta formación comienza con el ejemplo que los padres dan.

« La tarea educativa tiene sus raíces en la vocación primordial de los esposos de participar en la obra creadora de Dios; ellos, engendrando en el amor y por amor una nueva persona, que tiene en sí la vocación al crecimiento y al desarrollo, asumen por eso mismo la obligación de ayudarla eficazmente a vivir una vida plenamente humana. Como ha recordado el Concilio Vaticano II: «Puesto que los padres han dado la vida a los hijos, tienen la gravísima obligación de educar a la prole, y por tanto hay que reconocerlos como los primeros y principales educadores de sus hijos. Este deber de la educación familiar es de tanta trascendencia que, cuando falta, difícilmente puede suplirse. Es, pues, deber de los padres crear un ambiente de familia animado por el amor, por la piedad hacia Dios y hacia los hombres, que favorezca la educación íntegra personal y social de los hijos. La familia es, por tanto, la primera escuela de las virtudes sociales, que todas las sociedades necesitan».(FC 36)

Todo inmigrante viene a este país buscando una vida mejor. Pero podemos fácilmente perdernos en el materialismo y en la adquisición de bienes, casas y carros, y todo lo demás. Necesitamos restablecer la centralidad de la familia en nuestra comunidad y el matrimonio sacramental. Y recordarnos de nuevo que los bienes más importantes deben ser el bien de los cónyuges y el bien de la prole.

purple line

La misa hispana: un éxito

Hna. Inma Cuesta, CMS

Alrededor de 1,000 personas celebraron en catedral el pasado domingo 24 una misa de acción de gracias en español. El Excmo. Y Revmo. Fracis DiLorenzo presidió en conjunto con el Pbro. Wayne Ball como celebrante principal y el Pbro. Carlos Lerma, primer sacerdote latino y otros 7 sacerdotes la festividad de la natividad de S. Juan Bautista. El primer diacono hispano, Rev. José González proclamó el evangelio. El Pbro. Lerma en su homilía nos animó a seguir el ejemplo de S. Juan Bautista y ser fieles discípulos de Jesús y su evangelio.

De parte de esta oficina del Ministerio Hispano les damos las gracias a todos por su participación y colaboración. Unas gracias especiales para el equipo de voluntarios, sin ustedes este éxito no hubieran sido posibles.

Ver fotos »

purple line

logo: segura initiativesegura educacional para niños/as

Este programa diocesano sigue animando a las familias hispanas a matricular a sus hijos en las escuelas católicas. Poco a poco se va extendiendo fuera de los límites de Richmond y Bristol donde inició.

Por el momento contamos con casi 100 niños en toda la diócesis. Las familias están muy agradecidas por la ayuda que la diócesis le provee. Esto no significa que sea gratuito, toda familia hace el sacrificio de contribuir mensualmente a la ayuda que S.I, la diócesis, y a veces, la escuela en particular le provee.

Así pues le seguimos animando para que inscriban a sus hijos en las escuelas católicas. Con el esfuerzo de ustedes y de nosotros sus hijos podrán gozar de una educación basada en valores morales, religiosos, éticos y académicos de primera calidad.

Para mayor información, llame al 804.622.5241

Este programa no cubre a los niños ya matriculados en las escuelas católicas.

purple linehorario de misas en espano

para regresar al principio de la página


About Us | Archives | Around | Articles | Columns | Contact Us | Editorial | Home | Letters | Opportunities | Parish Profile | Shortakes | The Catholic Diocese of Richmond
Marca Registrada © 2012 The Catholic Virginian Press. Los artículos de Catholic News Service, incluyendo la columna del Padre Doyle, no se pueden reproducir debido a los derechos de autor.
The Catholic Virginian es unapublicación quincenal que sirve a los feligreses de la Diócesis Católica de Richmond. Esta página digital incluye algunos, pero no todos los artículos de la versión impresa de The Catholic Virginian.
Para información sobre subscripciones póngase en contacto con nosotros.