Voces de Nuestra Comunidad

Mayo 22, 2017

Jesús resucitado, Dios de la esperanza

Por Hna. Inma Cuesta, CMS Directora-OMH

Durante este tiempo de pascua, la liturgia nos invita a mirar a Cristo vivo para que nos empapemos, al igual que sus discípulos y seguidores, de la esperanza que Él nos brinda desde la experiencia de nuestro encuentro con el Resucitado.

Una de las características de nuestro estilo de vida como cristianos de hoy es vivir enraizado en Cristo. Esta es nuestra esperanza, de otro modo, perderíamos la esencia de nuestro ser cristiano. De ahí la constante invitación que nuestro Papa Francisco nos hace de mantener nuestra mirada fija en Jesús: “Corramos por este camino, siempre con la mirada fija en Jesús. Y tendremos esta bella sorpresa: nos henchirá de estupor. El mismo Jesús tiene fija su mirada sobre mí” (Radio Vaticano-31 de enero de 2017).

Debemos de recuperar esta profunda actitud de fijar nuestros ojos en Jesús y dejarnos tocar y acariciar por su mirada para encontrarnos con Él. El Jesús resucitado, nos muestra la esperanza de Dios Padre, bondadoso y lleno de amor por cada uno de sus criaturas. Esta esperanza nos “lanza a mirar en el futuro” (Pagola). No podemos conformarnos con añorar el pasado, por eso los discípulos no encontraban consuelo después de la muerte de Jesús; sin embargo, una de sus seguidoras, María no pierde su esperanza en El y va de nuevo a su encuentro, quiere acoger la nueva realidad y salir a fuera de sí para encontrar nuevos caminos, nuevas soluciones. Y al mismo tiempo, Jesús le sale al encuentro porque ella está abierta a buscar y acoger la novedad, añora el pasado pero se proyecta hacia el futuro. Es así como el cristiano de hoy puede buscar y encontrar sentido a su ser seguidor o discípulo de Jesús.

La constante propuesta de nuestro Papa nos motiva a salir de nuestros yo para ir al encuentro del otro y de la otra y construir relaciones significativas dando así un significado profundo a nuestro ser y a nuestra relación con Dios en nuestro prójimo. Por eso, es importante, tener metas y hacer camino para vivir con sentido y dar sentido a nuestro existir como lo hicieron los seguidores y discípulos de Jesús. Sus relaciones con él fueron tan profundas que ni la muerte pudo destruir esos lazos de amor, paz y felicidad con el Dios siempre vivo. Un Dios que se encarna en la historia y acompaña a su pueblo hasta sus últimas consecuencias.

Esta es la experiencia de todo aquel que sigue a Jesús y lo imita. Jesús con su estilo de vida nos enseña a como ser más humanos y a como relacionarnos con Dios. Un Dios que se hace presente en nuestras vidas y que al igual que Jesús debemos de tener una actitud contemplativa para saberlo reconocer en cada persona y en todo momento. Dios se deja ver y tocar cuando nosotros nos abrimos a esta dimensión contemplativa y no tenemos miedo a seguir su estilo de vida. Un estilo de vida que nos proyecta hacia el otro y nos despoja de nuestro yo.

Os invito a mantener sus ojos fijos en Jesús para encontrar espe- ranza y vivir una vida con sentido donde nuestra mirada refleje el amor y la compasión de Dios hacia quienes nos rodean. Vivir así es vivir desde la perspectiva del Resucitado. Fte: José A. Pagola. “Recuperar el proyecto de Jesús” PPC: Madrid (2015). Print.

Translation ————————————————

The Risen Jesus, God of Hope

By Sister Inma Cuesta, CMS Directora-OMH

During Easter, Catholic liturgy calls us to contemplate the living Christ so that we, just like his disciples and followers, can be filled with the hope that He gives us, stemming from our encounter with the Risen One.

A characteristic that makes up our Christian lifestyle today is to live rooted in Christ. This is our hope. Otherwise, we would lose our Christ-like essence. It is from this place where the constant invitation by Pope Francis helps us keep our focus on Jesus: “Let us go down this path, always fixated on Jesus. And we will have that beautiful surprise: it will fill us with stupor. The same Jesus has his gaze fixated on me.” (Vatican Radio-January 31, 2017).

We need to recover this profound attitude of focusing on Jesus and allowing ourselves to be touched and caressed by Him in return, so that we may encounter Him. The risen Jesus shows us the hope of God the Father, kind and full of love for all his creatures. This hope “inspires us to look at the future”.1 We cannot conform ourselves to the nostalgia of the past as did the disciples who could not find consolation after the death of Jesus. However, Mary, one of His followers, never lost her hope in Him and went to Him, renewing her encounter by embracing the new reality, reaching beyond herself to find new paths and new solutions. At the same time, Jesus also reaches out to encounter her because she is open to embracing newness and change, she is nostalgic, but also plans for the future. This is how today’s Christian can search and encounter meaning in their life as a follower or disciple of Jesus.

The constant proposal made by our Pope compels us to reach out beyond ourselves to encounter the other, so that we can build significant relationships and give profound significance to our being and our relationship with God in our neighbor. For that reason, it is important to have goals and make a path towards living with meaning and give meaning to our existence just like the followers and disciples of Jesus did. Their relationship with Him was so profound that death could not destroy their bond of love, peace and happiness with the ever-living God: A God that incarnates Himself in history and accompanies his people until their last breath.

This is the experience of all those who follow and imitate Jesus. His lifestyle teaches us how to be more human and how to relate ourselves with God: A God that is present in our lives. Just like Jesus, we need to have a contemplative attitude so we can know how to recognize it in each person at every moment. God allows Himself to be touched when we open ourselves to this contemplative dimension and are not scared to follow His lifestyle: A lifestyle that ventures us onto the other and cleans us of ourselves.

I invite you all to keep your gaze on Jesus so that you may find hope and live a life with meaning where our gaze reflects the love and compassion of God to those who surround us. Living like this is living from the perspective of the risen Christ. 1Fte: José A. Pagola. “Recuperar el proyecto de Jesús” PPC: Madrid (2015). Print.


Ecos desde las Parroquias: Proceso del V Encuentro

Por: Hna. Mary Carmen Galicia, CMS, Misionera Comboniana

3-2-Sr. Inma con el equipo de St. Charles and St. Peter the Apostle in Eastern Shore

3-1-Hna. Mary Carmen Galicia, rezando con el equipo de St. Joseph, Hampton

Enriquecimiento, alegría y esperanza, son los valores que hemos percibido, la Hna. Inma Cuesta y yo, al visitar a las parroquias que están viviendo el proceso del V Encuentro. Desde mediados de abril hasta esta fecha, siete parroquias han sido visitas, las que, con gran acogida y disposición nos han recibido. Los líderes parroquiales nos comparten el gozo profundo que, cada discípulo misionero ha experimentado en sus encuentros de misión. De diversas maneras, las personas o familias visitadas han expresado su admiración, ya que muchos de ellos, nunca, o rara vez, habían sido visitados por un agente pastoral católico. El hecho de ser visitados “de gratis”, sin ningún otro interés que llevarles un saludo y ofrecerles un tiempo, los han hecho expresar su gratitud a Dios.

Son diversas las razones que han hecho a esas personas visitadas a no participar activamente en sus pa- rroquias. Sin embargo, la visita de esta ocasión dejó entrever a los discípulos misioneros, que la gente, en su mayoría, agradece el ser visitada, o de sus deseos de involucrarse de alguna forma en su parroquia, o bien, otros, de esperar que sus vidas y seguridad socioeconómica, mejoren.

Dificultades, en el proceso, también han sido expe- rimentadas por los discípulos misioneros. Varios de ellos han encontrado recelo y sospecha hacia sus visitas, falta de interés de los visitados, y entre jóvenes, falta de tiempo, desempleo, barreras en el lenguaje y hasta desesperanza.

Por lo visto y oído, podemos afirmar que una gran esperanza acompaña los pasos de este proceso de consulta. Los discípulos misioneros ruegan para que el amor de Dios verdaderamente se esparza entre la comunidad hispana-latinoamericana. A propósito, algunas parroquias han decidido utilizar el mismo material del V Encuentro y aplicarlo a otros sectores de la parroquia, como por ejemplo, entre el ministerio de parejas. Y los mismos visitadores ruegan para que esta experiencia de amor y comunión sea vivida no solo entre ellos, sino más allá, es decir, entre la comunidad que los acoge y entre todos los inmigrantes. Las familias indocumentadas, visitadas, agradecen a la iglesia católica hispana, en este país, el escuchar sus voces, y ruegan su intervención y ayuda para que ellos también vivan con libertad y dignidad.


Mayo 8, 2017

Soñando en Grande

Por Hna. M. Teresa Ratti Misionera Comboniana

En nuestra última cita en esta página, me gustaría compartir el estilo de vida de los ubuntu. Iniciamos nuestro camino reflexionando sobre el significado “sisi tuko pamoja” y la vitalidad que genera cuando reconocemos que todos nos pertenecemos.

Sin embargo, para que la calidad de nuestra presencia sea significativa, necesitamos aprender a soñar juntos un sueño más grande. Ubuntu, una palabra Xhosa de Suráfrica, expresa una convicción universal donde el lazo de compartimiento une a toda la humanidad y básicamente declara: “una persona es una persona por medio de otras personas.” En otras palabras, esto significa que:

• No puedo hacerlo solo/a: mi sueño tiene vida con mi participación en los sueños de los demás

• No puedo estar contento solo/a: “No es bueno que la criatura humana esté sola.” (Gen. 2:18)

• Pertenezco a una red humana más grande que yo, donde todos son llamados a reflejar la humanidad (y divinidad) para cada uno (sin olvidar nuestra responsabilidad administrativa con la tierra).

En estos momentos cuando somos atacados con fundamentalismos económicos, culturales y religiosos, donde somos tentados a construir barreras en vez de construir puentes, es importante recordar que la plenitud de la vida tiene su raíz cuando la humanidad se reúne por medio del esplendor que ofrece la “variedad”; una experiencia donde reside el regalo más precioso de Dios.

Cuando hablamos de esta cuestión en particular, la torre de Babel (Gen. 11:1-9) es la imagen bíblica que me viene a la mente. Si leemos estas escrituras con atención, veremos que la intervención de Dios en tumbar la torre no fue hecha para crear confusión entre la gente, al contrario, ocurrió para prevenir la tendencia humana de encerrarse entre las barreras de su cultura, su idioma y su propio entendimiento de Dios. Dejados a su propio propósito, la gente se hubiera sumergido en un proceso irreversible de involución humana: “Vengan, vamos a construir una ciudad y una torre que llegue hasta el cielo. De este modo nos haremos famosos y no tendremos que dispersarnos por toda la tierra” (v. 4).

Si eso hubiera ocurrido (nos alegramos que no), las mujeres y los hombres de ese tiempo hubieran experimentado un sofocante reducimiento de su maravilloso potencial humano. Un potencial humano bien dinámico que florece cuando nos movemos más allá de las rejas de nuestros horizontes; o cuando abrazamos el riesgo requerido para caminar por senderos desconocidos. Ya sea un idioma diferente de la lengua materna, un rasgo cultural distinto, una experiencia diferente de Dios.

El autor bíblico nos expresa que, debido a la supresión de la torre de Babel, Dios hizo una elección respecto a la uniformidad, el control y el poder. En realidad, la acción de Dios va dirigida a favorecer la apertura continua, la confianza mutua y el crecimiento compartido.

En pocas semanas celebraremos la solemnidad de Pentecostés, la culminación de la fe cristiana. El Espíritu, el cual respiró primero la vida sobre la tierra no formada, ahora capacita a los discípulos de Jesús y a todos aquellos que se abren a la grandeza de Dios, para experimentar la unidad en la diversidad y solidaridad en el compartir.

Ninguna torre se mantendrá en pie si nos atrevemos a soñar en grande. Reconocer que nos convertimos en criaturas amadas por Dios por medio de la presencia de todas las criaturas de Dios ¡Larga vida para los ubuntu!

Translation ——————————————————————

Dreaming the greater dream

By Hna. M. Teresa Ratti Misionera Comboniana

In this, my last installment for the paper in this series, I would like to share the concept of the ubuntu way of life. We began our journey by reflecting on the sisi tuko pamoja and on how much vitality it generates when we recognize that we all belong together.

Nevertheless, in order for the quality of our presence to remain significant, we need to learn to dream an even greater dream together. A Xhosa word from South Africa, ubuntu expresses a belief in a universal bond of sharing that unites all of humanity, and which basically states: “a person is a person through other persons.” Said in other ways, it means that:

• I cannot make it all alone: my dream is possible inasmuch as I join other people’s dreams

• I cannot be happy by myself: “It is not good for the human creature to be alone” (Gen. 2:18)

• I belong to a much greater human web, whereby everyone is called to mirror humanity (and divinity) for each other (without forgetting our shared stewardship with the Earth).

In a time when we are pressed by economic, cultural, and religious fundamentalisms and driven to build barriers to protect ourselves rather than construct bridges to the common good, it is imperative to remember that the fullness of life is experienced when humanity comes together through the splendor of variety, which is God’s most precious gift ever.

The biblical image that comes to mind is that of the tower of Babel (Gen. 11:1-9). If read with attention, we see that God’s intervention in taking down the tower was not directed at creating confusion among the people, but, on the contrary, to prevent that they lock themselves within the boundary of their own culture, their own language, and of their own understanding of God. Left to their own purposes, the people would have plunged into an irreversible process of human involution: “Come, let us build ourselves a city and a tower with its top in the sky, and so make a name for ourselves; otherwise we shall be scattered all over the earth” (v. 4).

Had this happened (and we can rejoice it did not), the women and men of that time would have experienced a stifling reduction of their marvelous human potential. A dynamic human potential, that flourishes anytime we dare to move beyond the fences of our often restricted horizon. Or anytime we dare to embrace the risk required to trod on unknown paths – be it a different language from one’s mother tongue, a different cultural trait, a different experience of God.

 

 

 

The biblical author tells us that, by suppressing the tower of Babel, God made a choice vis-à-vis uniformity, control, and power. In fact, God’s action is directed towards favoring ongoing openness, mutual trust and shared growth.

In a few weeks we shall celebrate the solemnity of Pentecost, the epitome of the Christian faith. The Spirit, who first breathed life over the unformed earth, now empowers the disciples of Jesus, and all those who are open to the unbounded goodness of God, to experience unity in diversity and solidarity in sharing.

No tower can withstand those who dare to dream the greater dream – which acknowledges that we become God’s beloved creature through the presence of all God’s creatures. Long live the ubuntu!


Abril 24, 2017

El encuentro de los encontrados

Por Hna. M. Teresa Ratti Misionera Comboniana

Hace una semana, nosotros cantábamos con alegría el aleluya en nuestras misas. Aún hoy en día, todavía cargamos, en nuestros corazones, el júbilo que sentíamos después de la proclamación de Jesús como vivo y resucitado de entre los muertos.

Después de la cuaresma, cuando el tono de la liturgia y el ambiente nos ponía en reflexión, ahora estamos rodeados de voces que cantan la alabanza a la resurrección de Jesús; siempre vivo, como uno de nosotros, como el resucitado, en quien la muerte no tuvo la última palabra. Esto es la causa de nuestro regocijo.

En este momento, el mundo está lleno de tristeza y división. La indiferencia y el antagonismo ha causado que la vida humana sea relegada a la vulnerabilidad y fragilidad. Es esencial recordar que no debemos ser sometidos al poder de la violencia. Al contrario, necesitamos continuar por nuestro camino hacia el encuentro de encuentros donde las mujeres del domingo de resurrección fueron los primeros testigos y los primeros mensajeros.

En mi propio camino espiritual, siento una gran consolación cuando pienso sobre estas mujeres de fe. La determinación de no perder la esperanza, aunque vieron lo que le paso a Jesús llegando a su sepultura, ellas no se desaparecieron como los otros discípulos.

Sin embargo, estas mujeres mantuvieron vivo el camino de vida que las ata al destino de Jesús. De hecho, los evangelios nos dicen que ellas “vigilaban” como centinelas quien, después de una noche entera de espera, esperaban la venida de la aurora. Al tener el encuentro con Jesús como su amigo verdadero y compañero fiel, ellas tenían la suficiente esperanza para seguir creyendo en El y seguir buscándolo.

De vez en cuando yo pienso sobre estas discípulas y aprecio profundamente su valor indómito. Un valor que las sostenía en ese “primer día de la semana, cuando todavía estaba oscuro.” Viendo más allá del dolor y el impacto emocional causado por la muerte y sepultura de Jesús, ellas tuvieron el valor de dejar atrás todo temor e incertidumbre. Los oleos de la unción les impregnaron las manos mientras la confianza sin límites les llenaba sus corazones. Ellas se sentían vulnerables al no saber “quien les movería la piedra de la puerta del sepulcro” pero un sentir profundo las impulsaba hacia adelante.

Muchas veces nos sentimos inútiles enfrentando tanto sufrimiento e injusticia que existe en nuestro mundo. Sin embargo, sabemos que la solución no viene de estar paralizados por el miedo y la duda. Necesitamos extender la mano al hermano y seguir hacia adelante juntos hacia un futuro mejor para nuestras iglesias y sociedad en general. Como dicho por las nuevas metas del desarrollo sustentable global propuesto por las naciones unidas: nadie se debe quedar atrás.

Por lo tanto, pidámosle a estas mujeres de la pascua que nos ayude en nuestro camino personal y comunitario de fe. Necesitamos alimentar nuestros encuentros con el Jesús resucitado como lo hicieron ellas y ser discípulos misioneros alegres de la Buena Nueva en las Galileas de nuestro día.

translation ———————————————————————————-

El encuentro de los encontrados

One week ago we started the joyful chanting of the Halleluiah in our Church gatherings. In our hearts, we still carry on the deep joy that we felt when, after the proclamation of the Exulted, Jesus was declared alive, and that he had been risen from the dead.

After the period of Lent, when the whole tone of the Church’s liturgy and environment kept our voices subdued, once again we are surrounded by voices that sing their happiness at the Resurrection of Jesus. Living forever, as one of us, and yet, as the Risen One, upon whom death could not have the last word. This is the cause of our rejoicing.

In our present day world, so full of sorrow and fragmented by many divisions, where indifference and antagonism have caused human life to become quite vulnerable and fragile, we must remember that we are not left to the power of violence which wants to separate and divide us. On the contrary, we must continue the journey towards the encounter of encounters, which the women of the first Easter Sunday witnessed and then widely proclaimed.

In my own spiritual journey, I find great solace whenever I think about these women. Particularly about their determination to not give in to what seemed to be the end of their hopes. They saw all that had happened to Jesus, up to his very burial. Humanly speaking, they could have just done what the majority of the other disciples did – disappear.

No, these women clung to the lifeline that bound them to the destiny of Jesus. In fact, the Gospels tell us that they “kept watching” like trusted sentinels who, after an almost endless night of waiting, still maintained a vigil for the coming of the long desired dawn. Having encountered Jesus as their true friend and faithful companion, they had abundant reserves of hope to fuel their faith and continuing expectation of his return.

Yes, I often think of these women, and appreciate their indomitable courage. A courage that sustained them even on that “first day of the week, when it was still dark.” Moving beyond the pain and the shock caused by the death and the burial of Jesus, they dared to leave behind all fears and uncertainties. In their hands were the oils they need, in their hearts an unbounded trust. Somewhat powerless: “who will remove the stone for us?” yet, deep inside, determined to push forward.

We, too, often feel helpless when faced with all of the suffering and injustice present in our world. Yet we realize that the solution does not come from remaining paralyzed by fear and doubts. We need to reach out, network, and move on together towards a better future for all. Both in our churches, and in our societies. As the New Global Sustainable Development Goals point out: no one should be left behind.

Therefore, let us ask the women of Easter to help us on our own personal and communal journeys of faith. We, like them, need to nourish our encounters with the Risen Jesus, Who sends us out as joyful disciples – missionaries of the Good News, in the Galilees of our day and time.


Abril 11, 2017

Dios, tejedor de vida y de esperanza

Por Hna. M. Teresa Ratti Misionera Comboniana

Hace unas semanas, recibí un correo electrónico de Lorena, hermana comboniana, que trabaja en el sur de Sudán. Ella está temporalmente desplazada cerca de un campamento de refugiados en el norte de Uganda debido a la situación peligrosa que se está viviendo en esa comunidad. El correo electrónico fue breve pero el contenido me tocó profundamente. Mientras que ella describía los graves desafíos que todos pasan estando lejos de sus pueblos natales, ella compartió una verdad consoladora, aunque hay mucho dolor e incertidumbre, Dios continua “a tejer nuevos momentos de vida” que ayudará a mantener “la esperanza necesaria” para poder enfrentar las dificultades de cada día.

Vida y esperanza son dos palabras que tienen mucho en común. Cada una es precursora de algo más que ha de venir. Creo que la vida y la esperanza ayuda a crear una ocasión de encuentro. Fue esto lo que sucedió con esta comunicación con la Hna. Lorena donde ella expresó que hay una vitalidad que está latente en este momento, con ganas de brotar durante sus visitas diarias. Son estos encuentros en que las puertas se abren, invitando el abrazo y el compartir más vida y esperanza.

Siento que lo que la sigue animando es que, aunque no ha venido la lluvia esperada, la medicina se está acabando unido, aislamiento y estrés debido a la inseguridad existente, ella sabe que habrá un mañana lleno de vida y de esperanza.

Me compartía que conoció a Yuru, a una madre joven, que recientemente había dado a luz unas gemelas. Ella me contaba donde vivía y cómo Yuru y su esposo se preocupaban de la salud de sus hijas. En su encuentro con ellos, la Hna. Lorena los escuchaban atentamente, cargaba a las niñas entre sus brazos y les aseguró a los jóvenes padres que contara con su apoyo y que haría todo lo posible para ayudarles en sus necesidades más urgentes. Cuando ella dejó la pequeña tienda de campaña, sabía que había colaborado fortaleciendo la confianza y la esperanza de esos dos padres deseándoles una mejor vida para sus hijas.

El Papa Francisco también enfatiza en sus encuentros con las personas la dignidad de la vida y la necesidad de la esperanza. Este pasado 25 de marzo, nuestro querido Papa estuvo en Milán, mi arquidiócesis natal, para hace su primera visita pastoral, sintiéndose en casa con los jóvenes y los enclaustrados; el clero y los encarcelados, Francisco bendijo a todos los que se los solicitaban, dándole su mano a cientos de ellos, o mejor dicho, a miles de personas, se sentó con los ancianos y bebió leche con una familia musulmana.

Sus encuentros aún llegan más lejos, usando la tecnología y llamando a Adela por teléfono, una señora anciana con quien él tenía una cita en su casa, pero la noche anterior ella fue hospitalizada. “Señora Adela, como se siente” preguntó el Papa a la ancianita. “Oí que tenía mucho dolor. ¡Debemos de ayudarnos mutualmente con eso! Es esta forma de conexión donde encontramos un buen ejemplo para construir puentes de solidaridad.

La Hna. Lorena en el norte de Uganda y el Papa Francisco en el norte de Italia son dos discípulos de Jesús en medio de personas que sufren y buscan la paz. Aunque los dos están en diferentes continentes y distantes uno del otro, los fragmentos de vida junto con esperanza necesaria, han propiciado al pueblo la oportunidad de tener un encuentro con Dios bondadoso y tejedor de lo divino.

Translation –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

God, Weaver of Life and Hope

A couple of weeks ago, I received an email from Lorena, a Comboni sister serving in southern Sudan. She is temporarily displaced near a refugee camp in northern Uganda due to the dangerous situation that is surrounding that community. The email was brief but the message it contained touched me deeply. While trying to describe the dire challenges facing everyone going through the experience of living far away from home, she shared a profound and consoling truth: even during so much pain and uncertainty, God continues “to weave together new fragments of life” that will eventually bring about a renewed ability to sustain “the necessary hope” for facing the difficulties of everyday problems.

Life and hope are two words that have a lot in common. They each are the forerunners of something more to come. I believe that life and hope make encounters happen. In fact, in the same email, a few lines down, Sister Lorena expressed the vitality waiting to burst forth from within the simplicity of her daily visits to the people. Because of these encounters, she realized that she continually opens new passages towards more life and hope to be embraced and shared.

I sense that what keeps her going is that while the rain has not come as expected, while medicine is becoming more difficult to find and geographic isolation is adding stress to the already present sense of insecurity, she knows that a better tomorrow awaits those who trust life and hope.

In a previous communication with Sister Lorena, I read of Yuru, a young mother who has recently given birth to twin daughters. I came to know where they live and how Yuru and her husband worry for the health of their babies. In engaging with them, Sister Lorena attentively listens, holds the infants and assures the young parents that she will inquire with someone who may be able to help with their immediate needs. When she leaves the small tent, she leaves with the knowledge that she has contributed some degree of empowerment, aimed at two more people with a renewed sense of trust and hope, waiting for the chance of a better life for their newborn children.

The dignity of life and the necessity of hope is also what Pope Francis keeps emphasizing as he encounters a lot of people daily. On March 25th, our dear Pope was in Milan, the archdiocese I come from, for his first pastoral visit. Feeling at home among the young and the cloistered; the clergy and the inmates, Francis blessed everyone who asked for it, shaking hundreds, if not thousands of hands, sitting with the elderly and drinking milk with a Muslim family.

His encounters also find a place in the use of technological means. As part of furthering encounter, he took time to call Adele on the phone, an elderly lady he was scheduled to meet at her own home but who had been hospitalized the night before his arrival in Milan. “Signora Adele, how do you feel now?” asked the Pope to the ailing woman. “I hear you have aches and pains. We must help each other go easy with them!” It is this form of connection where we find a great and simple way to build bridges of solidarity.

Sister Lorena in northern Uganda and Pope Francis in northern Italy are two disciples of Jesus in the midst of people who are suffering and searching for peace. While they are all in separate continents and many miles away, more fragments of life, along with the necessity of hope, have given God’s people the opportunity to encounter and experience the goodness of God, the Divine Weaver.


Marzo 27, 2017

RESPETO-ANUAL ENCUENTRO

Por Adriana Farfán-Simmons, Hispanic Outreach Minister

El 4 de marzo de 2017, la Oficina del Ministerio Hispano tuvo la primera reunión de jóvenes de RESPETO en el Jardín Botánico. Participaron las parroquias que han implementado este programa y aquellas interesadas en participar en el próximo año escolar.

Hubo un total de 60 jóvenes participantes de ocho diferentes parroquias, junto con 13 chaperones adultos que acompañaron a los jóvenes. El padre Joe Goldsmith, de la parroquia del Santísimo Sacramento en Harrisburg, fue el nuestro exponente principal.

Los jóvenes disfrutaron de diversos momentos con reflexión, música, oración, diferentes actividades y trabajo de voluntariado en los jardines.

Translation —————————————————

On March 4th, 2017, the Office of Hispanic Ministry held the first RESPETO Youth Gathering at the Botanical Gardens for parishes that have implemented the program, or are interested in participating this upcoming school year. There was a total of 60 youth that participated from eight different parishes, along with 13 adult chaperones that accompanied the youth. Fr. Joe Goldsmith from Blessed Sacrament in Harrisonburg was the speaker during this gathering and held an opening and closing session. He emphasized the importance of the youth in our community and how valuable they are to our future. Mauricio Castillo, a parishioner from Incarnation, played a major role in motivating the youth with his wonderful gift of music.

The youth had the opportunity to participate in an icebreaker in which they had to utilize teamwork to complete a team challenge. Throughout the day the youth broke into groups of 20, and attended 3 different 45-minute breakout sessions. These included an introduction to the V Encuentro process, Way of the Cross, and a volunteer session with the Botanical Gardens in which they helped with garden work.

______________________________

La Biblia, un mundo de encuentros

Por María Teresa Ratti, CMS Misionera Comboniana

El mundo de la Biblia es un mundo lleno de encuentros. Estos ocurren entre diversas personas y en diferentes tiempos debido a varias razones. Nuestros antepasados bíblicos eran mujeres y hombres que tenían la habilidad de observar todo lo que acontecía en sus vidas, asegurándose que estos encuentros eran conmemorados y celebrados por las futuras generaciones.

Las primeras páginas del libro de Génesis son un ejemplo excelente de como el verbo “sea” puede detallar la experiencia cautivadora de la creación. Reflexionando sobre la idea de cómo hubiera ocurrido, escribieron: “Dios dijo: ‘Sea la luz y vida, amor y nacimiento, noches y días, agua y estrellas, cielo y tierra, fuego y montañas, árboles y flores, abundancia de animales y seres humanos para administrar y proteger el baile divino del encuentro entre todo.’”

Esta orden divina se desarrolla a través de muchas maneras, en distintas circunstancias a lo largo de los tiempos. Un baile capaz de entremezclarse no solo con la originalidad y belleza de la vida, sino también con las situaciones trágicas que la componen. Conocemos muy bien las historias llenas de desiertos vacíos y alegría abundante; plagas insufribles y mares llenos de vida; traidores y fiestas de boda; guerras sin fin y la tierra prometida de leche y miel.

Estas mismas páginas también nos cuenta de encuentros entre faraones y sueños, gigantes y pastores, profetas y viudas. Lo que nos recuerdan de traiciones crueles y alianzas que son siempre renovados por medio de los símbolos del pan con levadura, sal y pescado. Al sembrar estos símbolos, nos encontramos con ángeles vestidos de extranjeros, tocando la puerta, listos para dar las buenas noticias.

Como parte de estas Buenas Noticias, son las matriarcas y las doncellas que tienen el valor de cantar una canción de alegría a una vida renovada en Dios. En contemplar esta realidad, Noemí y Rut me vienen a la mente. Fue esta orden divina que estableció esta relación en una tierra lejana. La viuda moabita dijo, “Donde tu vaya, iré yo, donde tu viva, habitaré yo…” a la suegra judía desalentada, la cual ha venido de lejos. La vida y la muerte las han visitado con poca esperanza de que tendrán un futuro en común entre ellas. Sin embargo, cuando los encuentros auténticos ocurren, el camino se convierte en una calle de dos sentidos, cuyo destino es llegar al corazón de la otra persona. Así es como ellas se apoyaban mutualmente hacia su camino a Belén – la Casa del Pan – anticipando la misma alegría proclamada por Isabel y María, celebrando a Dios que siempre recuerda a su pueblo.

Donde tu vaya… iré yo… No tengas miedo… Estas palabras son necesarias y dan continuidad al verbo “sea…”. Aquí es donde Dios se muestra en medio de este baile divino de encuentros que forma parte de la creación. Estas palabras también resuenan en nosotros sin importar en qué estación del tiempo estamos en nuestras vidas.

En este tiempo de cuaresma, tomemos la oportunidad de observar más el movimiento divino en nuestras vidas. Ahora es el momento para crear un encuentro más íntimo con Dios, creador e inspirador de ese baile divino. Apoyados por la ayuda de la oración que hacemos uno para el otro y fortalecidos por la certeza de ser llamados a crear más y más encuentros, debemos de encaminarnos hacia la Pascua sabiendo que no estamos solos. Este baile divino, debe de continuar ¿nos acordamos de “sisi tuko pamoja” de la gente Kiswahili?

– Resumen la reflexión hecho en español por Daniel Villar, M.A, Hispanic Regional Minister

Translation —————————————————

Biblical world of encounters

by María Teresa Ratti, CMS Misionera Comboniana

The biblical world is full of encounters that take place between the most diverse of people, at different times and ­­seasons and for a variety of purposes. Our biblical ancestors were keen observers about what was taking place in their lives, ensuring that these encounters would be passed on as inspiration for future generations to celebrate.

The first pages from the Book of Genesis are an excellent example of how human words like “Let there be” can detail the fascinating experience of the beginning of creation. Reflecting on how it could have happened, they wrote for us: “Then God said: ‘let there be life and light, love and birthing, nights and days, water and stars, earth and heaven, fire and mountains, trees with flowers and trees evergreen, animals aplenty and endless humans to steward the divine dance of encounter.’”

This is the divine order meant to take shape and be revealed in different times, paths and circumstances. A dance capable of intermingling not only with the uniqueness and the beauty of life, but also the tragic situations that make up its many seasons. We are quite familiar with stories filled with endless deserts as well as abundant joy; unbearable plagues and miraculous seas full of life; traitors and wedding feasts; endless wars and the promise of the land of milk and honey.

These same pages tell us of encounters between pharaohs and dreams, giants and shepherds, prophets and widows. They remind us of cruel betrayal and covenants that are forever renewed through symbols of leavened bread, salt and fish. It is in the sowing of these symbols where we encounter angels dressed as strangers, knocking at our door, eager to deliver the good news.

As we are receiving the good news, we encounter elderly matriarchs and youthful maidens that dare to sing the joyful song of a renewed life. In reflecting this, Naomi and Ruth come to mind. It is through this divine cosmic dance that they are forever bonded in a foreign land. Life and death had visited them and there seemed to be no hope for a common future between them. However, just like their encounter, when it genuinely happens, the journey becomes a two-way road that leads into the heart of one another.

The young Moabite widow said, “Wherever you go, I shall go, wherever you live, so shall I live…” to the disheartened Jewish mother in law, who had come from afar. As they traveled, they sustained and supported each other on their journey to Bethlehem – the house of bread – where they anticipated the same joy proclaimed by Elizabeth and Mary, celebrating the God who always remembers His people and makes encounters the common ground for life to happen.

As I reflect on the phrase: Wherever you go… I shall go… Do not be afraid… the importance of these words form part of the natural progression that stems from “Let there be…” It is God who continually reminds us of this in the ongoing dance of creation regardless of where we stand in life.

We need to read the book of our daily life to see that it is happening. The friendly handshake shared with the person sitting on the pew next to us; the time spent with one’s neighbor regarding how complex our life has become; the listening ear given to the fearful migrant who is in search of a secure abode are some of the concrete ways the divine order gets put into action as testimony of a caring and faithful God.

During our Lenten journey, let us welcome the opportunity to take a closer look at the divine dance taking place in our lives. This is the season leading us closer to our encounter with the Lord, the creator of our divine dance. Supported by praying for one another, and strengthened by the certainty that we are meant to weave more and more life-giving encounters, we move into the joy of Easter believing that we are never alone. Remember the “sisi tuko pamoja” of the Kiswahili people?


Marzo 13, 2017

Cada persona, en sí, es un regalo

Por: Hna. Teresa Ratti, CMS

La cuaresma, como tiempo de ayuno, meditación y reflexión, nos da el espacio para explorar los conceptos sobre el espíritu del Encuentro. Este es un tema interesante y espero que, en nuestra búsqueda de una vida que, de fruto, tengamos la experiencia de un propósito renovado y el deseo de servir con una vida renovada en nosotros y en los otros.

Mi vida como misionera, visitando tres continentes en cuarenta años, ha sido bendecida por la gracia de tener muchos encuentros. Al recordar esos momentos, puedo visualizar y casi sentir la vitalidad, la energía y el sentir de mi objetivo en un caminar misterioso donde me han saludado en diferentes idiomas, culturas, tradiciones y diversidad ambiental.

Mi primera visita a los Estados Unidos fue en 1978, más tarde trabajé en Kenya en 1983 y en Zambia en 1999 incluyendo doce años de servicio en mi país natal, Italia, estos momentos de vida han da frutos, unos tras otros. Han sido ocasiones para crear puentes, simbólicamente y en realidad, lo cuales me han acercado lo que antes era lejano y desconocido.

Permítame un momento para compartir una de las muchas experiencias de encuentro que han marcado positivamente mi vida como misionera, y que todavía fructifican en mi vida en estos momentos.

Al llegar a Kenia, sentía que por donde iba, la gente deseaba expresar su alegría por mi llegada. En el mercado, camino a la iglesia o caminando por la calle, el calor humano transmitido en un gesto de apretón de manos intencional (como lo hace la gente kikuyu por ejemplo), seguido de preguntas para saber más de ti, me decía con claridad: aquí hay mucha vida que se hace presente a través de esa interacción, de mi parte solo necesitaba dejar que el encuentro entre nosotros ocurriera.

Fue esta demonstración de alegría con el encuentro de una persona nueva que me reafirmó que todo iba a ir bien con el saludo: “sisi tuko pamoja” (término kiswahili que significa “¡estamos aquí por ti; nos pertenecemos el uno al otro!”

Ahora, reflexionando sobre todas las bendiciones que he recibido por estos encuentros, me siento inspirada en animar a las personas a tener confianza con una bondad infinita en la vida, la cual se revela a través de las relaciones entre las diferentes culturas e idiomas, religiones y tradiciones, canciones, comidas y bailes, alegrías y tristezas, los de cerca y los de lejos.

Cada vez que nos encontramos con el misterio sagrado y la aventura del encuentro con otros, se nos abre una nueva puerta. Aunque, al comienzo, tenga la apariencia de un camino inexplorado, nos sorprende que la vida siempre ha sido un lugar donde las celebraciones compartidas han ocurrido. Permitiendo así que los encuentros nos revelen una vida en abundancia. Aunque somos tentados a dar respuestas rápidas a preguntas complicadas, con la meta de seguir hacia el próximo deber, debemos de recordar que la vida auténtica nos espera allí donde los encuentros tienen el espacio para tomar forma y producir fruto.

En el mensaje de cuaresma del 2017, el Papa Francisco enfatiza la importancia de reconocer el regalo que está en cada ser humano, porque “cada persona, en sí, es un regalo”. Él nos dice también que “cada persona que encontramos merece la aceptación, respeto y amor”. Nosotros sabemos que Dios “primerea” con nosotros primero. Después el camino de la vida se convierte en un paso de doble vía, donde no hay miedo ninguno porque sisi tuko pamoja, “¡estamos aquí por ti; nos pertenecemos el uno al otro!”

translation ——————————————————————————–

Each person is a gift

Lent, as a time of fasting, meditation and reflection, gives us room to explore the concepts that make up the spirit of Encounter. This theme is a fascinating one and I hope that, in our search for its life-giving meaning, we may experience a renewed sense of purpose and a desire to be of service.

My lifelong journey as a missionary, living out a variety of experiences on three continents over the span of four decades, has been blessed by the unique grace of many encounters. As I go down memory lane, I can visualize and almost feel, over and over again, the vitality, the energy and the sense of purpose lived by entering unknown paths where I have been greeted by different languages, cultures, traditions and environmental diversity.

As a young Comboni Sister arriving in the United States in 1978, beginning a mission journey that led to my arrival in Kenya in 1983 and to Zambia in 1999 including twelve long years of service in my own native country of Italy, these life-giving moments, one after the other, have been occasions through which bridges, both symbolic and real, have brought nearer what before had been unfamiliar, unknown and distant.

Allow me to take a moment to share just one of the many experiences of encounter that has positively marked my missionary life over the many years.

Soon after my arrival in Kenya, I felt that everywhere I turned people were very eager to express their joy at my arrival. Whether at the market, going to church or even just walking on a side road close to home, the warmth communicated through the gesture of a very intentional handshake (like the kikuyu people do, for instance), usually followed by a few questions so as to discover a bit about where I was living, conveyed to me a very clear message: in this place life reaches out to grab you. I just had to be open to the encounter.

It is this demonstration of joy at meeting a new person that would reassure me that everything would be fine as they greeted me with: “sisi tuko pamoja” (kiswahili term for “we are here for you; we all belong together!”)

Now, as I take time to reflect on the flow of blessings that I have received through encounters such as the one just mentioned, I feel compelled to encourage as many people as possible to trust the beauty of life’s endless goodness, revealing itself through the mingling of cultures and languages, religions and traditions, songs, foods and dances, happiness and sorrows, both near and far.

Whenever we engage the sacred mystery and adventure of encountering others, a new door opens before us. At first it may seem to be an uncharted path, but after our initial surprise we come to realize that life has long been a place where shared celebrations occur. Allowing encounters to happen makes for the revelation of an abundant life. Tempted, as we usually are to give quick answers to complex questions and then move on to what comes next, we are reminded that genuine life awaits whenever and wherever encounters are given the opportunity to take place.

In his 2017 Lenten Message, Pope Francis underlined the importance of taking time to recognize the gifts embodied in every human being, because “each person is a gift.” Not only that, but also “each life that we encounter is a gift deserving acceptance, respect and love.” We know that God does this with each of us first. Then the journey inevitably becomes a mandatory two-way street where there is no need to fear, because sisi tuko pamoja.


Febrero 27, 2017

La despedida de las parroquias

 

Después de 16 años de dedicación y servicio a nuestro Señor, la comunidad hispana y toda la comunidad se despidió del diácono José González. Su celebración involucró a todas las parroquias del cluster, familias y amigos a las que fielmente servó.

El diácono González comenzó su ministerio con la comunidad hispana en los 70’s donde comenzó trabajando con Padre Siedel y los trabajadores migrantes. Su experiencia y trabajo con el Padre Siedel le ayudó a ver la Iglesia con un nuevo sentido. De ahí comenzaron las misas en español en las diferentes parroquias donde Padre Siedel asistía en la península. Esto continuó hasta que el Padre Siedel fue asignado a otro lugar en los 80’s.

Las misas en español comenzaron a celebrarse en la parroquia de la Inmaculada Concepción en Hampton una vez al mes. Fue ahí que él conoció a Padre Piedra de la casa de retiro, la Sagrada Familia, y se hicieron buenos amigos. El Padre Piedra introdujo al diácono González al ministerio de prisión, visitaban las cárceles una vez al mes por un periodo de 3 años.

La misa en español, que se celebraba una vez al mes, pasó a celebrarse semanalmente cuando el diácono González obtuvo permiso del Padre Gray en San José. Esta misa continúa vigente hasta hoy.

El diácono González se ordenó en junio 24, 2001 por el Obispo Sullivan. Él fue uno de los primeros diáconos hispanos de la diócesis de Richmond. Asistió a muchas parroquias sin importarle donde estuvieran. Presidió bautizos, bodas, funerales, quinceañeras y bendición de hogares y negocios. Trabajó en el programa RICA, confirmación de jóvenes, retiros y fue consejero espiritual. Enseñó clases pre-bautismales, clases del programa pre-cana, y evaluación del programa FOCCUS. Tradujo el boletín semanalmente y enseñó clases para tomar la ciudadanía. Aparte de sus responsabilidades como diácono, enseñó español por 12 años; fue nombrado asistente de vocaciones y sirvió como el puente entre el pastor y el comité hispano de la parroquia San José.

El diácono González será muy extrañado, no sólo como diácono sino también como consejero espiritual y amigo personal. Él de seguro continuará sirviendo al Señor y a su comunidad. Le pedimos al Señor que continúe bendiciéndolo a él y a su familia. Gracias por tu servicio a la comunidad hispana.

translation —————————————————————————–

Parish says farewell to Deacon José González

After more than 16 years of dedicated service to our Lord, the Hispanic community and the community at large said goodbye to Deacon José González. The celebration of his ministry involved the entire cluster, family and freinds, whom he faithfully served.

Deacon José González began his ministry with the Hispanic community in the early 70’s when he began working with Fr. Seidel and the migrant workers. It was through Father Seidel that Deacon González began to see things and the Church in a different light, leading to Spanish Masses in different parishes whenever Father Seidel came to the Peninsula. This continued until Father Seidel was reassigned in the late 1980’s.

Masses in Spanish, once per month, were then conducted until the early 1990’s at Immaculate Conception Church in Hampton. It was then that he met and became friends with Father Piedra from the Holy Family Retreat House who was instrumental in introducing Deacon Gonzalez to the jail ministry. Once a month, for a period of about three years, they would visit and minister to the inmates.

Masses once a month turned into once a week when Deacon Gonzalez got permission from Father Gray, at St. Joseph Church, to have their Spanish Mass there, which still continues to this day.

Deacon José González was ordained on June 24, 2001 by Bishop Sullivan; one of the first Hispanic Deacons in the entire Diocese of Richmond. His role as a deacon was never without work. He assisted parishes in need regardless of location. He performed baptisms, weddings, funerals, quinceañeras, blessed homes and businesses. He has worked with the RCIA program, youth Confirmation retreats and spiritual counseling. Deacon Gonzalez taught pre-baptismal, pre-Cana classes, performed FOCCUS evaluations and follow-ups, translated the weekly bulletin and taught citizenship classes. Besides his responsibilities as deacon, he taught Spanish for 12 years; became an assistant for vocations and served as the liaison between the Pastor and St. Joseph’s Hispanic Committee.

We will miss him greatly, not only as a great deacon, but as a spiritual mentor. This transition will be short lived as Jose will find other ways to serve the Lord and his community. May God continue to bless him and his family.


Febrero 13, 2017

Iniciativa Educativa Segura: trabajando con las 29 escuelas católicas en la diócesis de Richmond

Por Maria Baquerizo

El 2016 fue un año importante en los logros alcanzados bajo Iniciativa Segura. Finalmente, la diócesis de Richmond se encuentra trabajando con todas las escuelas católicas bajo su territorio, tanto diocesanas como privadas. Son 24 escuelas diocesanas y 5 privadas localizadas en el área central de Virginia, Hampton Roads y el suroeste de Virginia. El programa distribuyó asistencia financiera a casi 400 estudiantes desde PK hasta el doceavo grado y tuvimos cinco estudiantes finalizando su vida colegial y entrando a una nueva etapa como estudiantes universitarios.

Con gran satisfacción vimos a nuestros estudiantes de la escuela católica de Roanoke, Blessed Sacrament y St. Joseph graduarse y dirigirse a diferentes universidades: University of Virginia, Virginia Commonwealth University, Virginia Tech y Hollins University, en búsqueda de alcanzar sus sueños y convertirse en profesionales que servirán a sus comunidades y formarán una parte integral en el desarrollo de ellas. Nuestra estudiante de Hollins University recibiendo una beca completa debido a sus altos méritos académicos. Tuvimos también el orgullo de saber que uno de nuestros graduados decidió servir a este país que lo acogió desde pequeño, enlistándose en el Ejercito de los EEUU y desde donde confiamos Dios guiará sus pasos a una exitosa carrera militar protegiendo la libertad y nuestros valores democráticos.

Estos logros se deben en gran parte a la generosidad de muchas personas que han apoyado este trabajo que realiza nuestra diócesis. Su benevolencia ha permitido que Segura crezca y permanezca vibrante, contribuyendo a la esperanza que algún día este tipo de programas no sean necesarios y que el ciclo de pobreza se destruya.

¡En nombre de todas las familias de Segura, les agradecemos por permitir que los sueños se conviertan en una realidad!

translation——————————————–

Segura Educational Initiative: working with all 29 Catholic Schools under the Diocese of Richmond

By Maria Baquerizo

This past year has seen significant achievements for the Segura Initiative. There are 5 private and 24 diocesan schools located around Central Virginia, Hamptons Roads and the Southwest areas. After years of steady progress, we finally have students in all 29 Catholic schools in the Diocese. The program distributed financial aid to almost 400 students attending PK to 12 and five students completed their high school and started a new chapter in their lives as college students.

We witnessed with great satisfaction our students from Roanoke Catholic School, Blessed Sacrament, Huguenot and St. Joseph’s graduating and enrolling in several universities: University of Virginia at Wise, Virginia Commonwealth University, Virginia Tech and Hollins University with this last student earning a full scholarship due to her excellent academic achievements. We proudly learned that one of our graduates decided to serve this country that welcomed him as a little child. He is now enlisted in the U.S. Army, where we are confident that God will guide his steps to a successful military career, protecting our freedom and democratic values.

These accomplishments are due in large part to the generosity of parishioners throughout the diocese. Your gifts have enabled Segura to remain vibrant and to grow, contributing to the hope that one day such programs will not be needed and that the cycle of poverty will be broken.

On behalf of all the Segura families, thank you for making dreams a reality!


Enero 30, 2017

La Candelaria y la Vida Religiosa

Por Daniel Villar, MA

¿Sabías que la Virgen de la Candelaria es una de las imágenes más reconocidas por todo el mundo? “La iconografía de la Virgen de la Candelaria se basa en el pasaje bíblico de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén (Lucas 2, 22-40). La virgen aparece sosteniendo la candela o vela de la que toma nombre y el Niño Jesús por su parte tiene en sus manos un pequeño pájaro. Según la ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la ley del Señor. Como era costumbre, la Virgen María, se sometió a la vez al rito de la purificación (Cf. Lev. 12, 6-8).”

Mientras la purificación física de la Virgen María era una tradición que se había practicado por mucho tiempo en la fe judía, existe una purificación espiritual en María desde antes de su concepción. Llamada a llevar esa vela en una mano y la Luz del mundo en la otra. Ella centellea la gloria del Espíritu Santo con su presencia en la vida de todos.

Como la prometida viniendo de un linaje espiritual, María es el abrazo incondicional a la vocación de la mujer. La Biblia es, por medio de nuestra tradición, esa mana extendida, creando puente entre la mujer de hoy y las mujeres que han tenido el valor y el ardor de seguir a Dios en la vida religiosa. A través del ejemplo de María es que entendemos el significado de la vocación de la mujer, no solo la que vive una vida consagrada sino toda aquella que abre su corazón a la llamada de Dios (Mateo 22:14) para hacer presente su Reino allí donde se encuentre.

Entonces ¿qué paso dar para discernir la vocación de la mujer?, ¿cómo se responde a la llamada de Dios?, ¿por dónde se empieza para dar una respuesta de fe? Como el proceso de la vocación es extenso y toma mucho tiempo de reflexión y discernimiento, es importante tomar el paso inicial hacia la contemplación interna. “La contemplación es una práctica transformadora. Es un camino que despierta algo nuevo que hace profundizar la conciencia. Es una oración que no requiere palabras y nos invita al silencio. El silencio, en sí, contiene su propia plenitud. Al contrario de otras formas de meditación, no es un silencio esperando un entendimiento, esperando que se llene con pensamientos o ideas, o un espacio para la imaginación. Es una entrega total, para llegar hasta las partes más profundas de tu ser donde lo Divino.”

Al perfeccionar la práctica diaria de la contemplación, te invitamos a dar tres pasos necesarios para establecer una conversación plena con Dios trino durante la meditación:

Primer paso – leer las historias de Sara, Rebeca, Miriam, Débora, Rut, Judit, Ester y la Madre en los Macabeos en el Antiguo Testamento y reflexionar sobre los diferentes ejemplos y virtudes que poseían estas fieles servidoras de Dios.

Segundo paso – al integrar espiritualmente los ejemplos y las virtudes de las mujeres del Antiguo Testamento, lee el evangelio de Lucas enfocándose sobre la vida de María e Isabel. Reflexiona sobre los diferentes momentos en sus vidas y como cada uno de ellos las han transformado. (Lucas 2:19)

Tercer paso – al integrar espiritualmente estos momentos de transformación, lee sobre las vidas de las santas y beatas en la iglesia católica. Reflexiona sobre los instantes más importantes en sus vidas y escribe en un diario todo aquello con lo que te identificas.

La Virgen de la Candelaria es un icono que refleja muy bien el significado de una vida entregada completamente a la voluntad de Dios. La necesidad de ser como Ella y ser llamada a cargar la luz de Cristo y su Palabra ayuda a discernir la vocación de la mujer. Vocación co-creadora con Dios, una zarza ardiente que vive por medio de la Palabra que emana. Esta vocación no solo requiere la obediencia a la llamada de Dios, una respuesta de fe y dar espacio al discernimiento sino también exige presentarse ante Dios como María hizo y expresó: “Hágase en mi según tu Palabra.” http://advocaciones-marianas.blogspot.com/2011/02/virgen-de-la-candelaria.html#!/2011/02/virgen-de-la-candelaria.html https://lcwr.org/item/winter-2017

__________________________________translation

The Virgin of Candelaria and the Religious Life

By Daniel Villar, MA

Did you know that the Virgin of Candelaria is one of the most recognized icons in the world? “The image of the Virgin of Candelaria is based on the biblical episode of the Presentation of Jesus in the Temple of Jerusalem (Luke 2, 22-40). The Virgin holds the flame or candle from which she got her name and the child Jesus holds in his hands a small bird. According to the law of Moses, they took Jesus to Jerusalem to present Him to the Lord, as prescribed by the law of God. In accordance to Jewish tradition, the Virgin Mary, then proceeded with the ritual of purification (Cf. Lev. 12, 6-8).”

While the physical purification of the Virgin Mary is based on a tradition that had been practiced in the Jewish faith for a long time, there is a spiritual purification present in her that existed before her immaculate conception. As the one who is called to carry that candle in one hand and the Light of the World in the other, she emanates the glory of the Holy Spirit with her presence in everyone’s lives.

As the promised virgin coming from a long spiritual line of women in the Old Testament, Mary is the unconditional embrace found in the vocation of women. It is the Bible, via our tradition, that a hand extends outwards, creating a bridge between today’s women and the women who have had the strength and fire to follow God in the past. It is in the example of Mary that we come to understand that this particular vocation does not only stay with God’s call but also remains with those who say yes to that call. (Mateo 22:14)

So, what is the first step towards a woman’s vocation? How is the response to God’s call? Where does the response to faith begin? Since the process of this vocation is extensive and there is a lot of reflection and discernment involved, it is important to take the initial step towards internal contemplation. “Contemplation is a transformative practice. It is a non-discursive form of prayer which invites us into silence. This silence is in, and of itself, a fullness. Unlike other forms of meditation, it is not a silence awaiting insight, waiting to be filled up with thoughts, or a space to exercise our imagination. Rather, it is surrendering, a letting go, into the deepest recesses of our being where the Divine dwells.”

After perfecting the daily practice of contemplation, it is important to take the next three steps in order to establish a full conversation with the Triune God during meditation:

First Step – Read the stories of Sarah, Rebecca, Miriam, Deborah, Ruth, Judith, Esther and the Mother in Maccabees in the Old Testament and reflect on the different examples and virtues that they possessed as faithful servants of God.

Second Step – After the spiritual integration of the examples and virtues of the women in the Old Testament, read the Gospel of Luke focusing on the lives of Mary and Elizabeth. Reflect on the different moments in their lives and how each of them has transformed them. (Lucas 2:19)

Third Step – After the spiritual integration of those moments of transformation, read about the lives of female saints and blessed in the Catholic Church. Reflect on the most important instances in their lives and write a diary about how you identify with them.

The Virgin of Candelaria is an icon that reflects well the meaning of a life completely given to the Will of God. The need to be like her and called to carry the Light of Christ and His Word aids in the discernment of a woman’s vocation: the co-creating vocation with God, a burning bush that shines in His Word. Therefore, this vocation does not only ask for obedience to the call of God, a response in faith and space for discernment, but it requires presenting oneself to God like Mary in her expression: “May your Word to me be fulfilled.”


Enero 16, 2017

V Encuentro Nacional de la Pastoral Hispana en los EE.UU

En 2017 todas las diócesis católicas de los EE.UU están invitadas por parte de nuestro obispos estadounidenses a iniciar a nivel parroquial un proceso de consulta en preparación al V Encuentro Nacional de la Pastoral Hispana.

Pedimos a los párrocos junto con sus coordinadores parroquiales de asignar dos coordinadores del equipo parroquial para que ellos puedan invitar y reunir al equipo parroquial el cual será confirmado por el párroco. Este ayudará al párroco y al coordinador parroquial a facilitar la capacitación del equipo en el proceso del V Encuentro.

El equipo parroquial viene formado por todos los coordinadores de los ministerios, movimientos eclesiales laicos y grupos parroquiales.

Second-Part.Sp. Bishops’ Letter

———————–Translation

V National Hispanic Pastoral Meeting

In 2017 all US Catholic dioceses are invited by our US bishops to initiate a consultation process in preparation for the Fifth National Hispanic Pastoral Encounter.

We ask the parish priests along with their parish coordinators to assign two parish team coordinators so that they can invite and assemble the parish team which will be confirmed by the parish priest. This will help the parish priest and the parish coordinator to facilitate the training of the team in the process of the V Meeting.

The parish team consists of all the coordinators of the ministries, lay ecclesial movements and parish groups.

Second-Part.Eng. Bishops’ Letter


Enero 2, 2017


¿A quién adoramos?

Durante este tiempo de Navidad celebramos la fiesta de la Epifanía, mejor conocida como la de los Reyes Magos. Fiesta que evoca alegría, sorpresa y esperanza. Una vez más el Pbro. José A. Pagola nos instruye con su reflexión:

“Los magos vienen del «Oriente», un lugar que evoca en los judíos la patria de la astrología y de otras ciencias extrañas. Son paganos. No conocen las Escrituras Sagradas de Israel, pero sí el lenguaje de las estrellas. Buscan la verdad y se ponen en marcha para descubrirla. Se dejan guiar por el misterio, sienten necesidad de «adorar».

Su presencia provoca un sobresalto en todo Jerusalén. Los magos han visto brillar una estrella nueva que les hace pensar que ya ha nacido «el rey de los judíos» y vienen a «adorarlo». Este rey no es Augusto. Tampoco Herodes. ¿Dónde está? Ésta es su pregunta.

Herodes se «sobresalta». La noticia no le produce alegría alguna. Él es quien ha sido designado por Roma «rey de los judíos». Hay que acabar con el recién nacido: ¿dónde está ese rival extraño? Los «sumos sacerdotes y letrados» conocen las Escrituras y saben que ha de nacer en Belén, pero no se interesan por el niño ni se ponen en marcha para adorarlo.

Esto es lo que encontrará Jesús a lo largo de su vida: hostilidad y rechazo en los representantes del poder político; indiferencia y resistencia en los dirigentes religiosos. Sólo quienes buscan el reino de Dios y su justicia lo acogerán.

Los magos prosiguen su larga búsqueda. A veces, la estrella que los guía desaparece dejándolos en la incertidumbre. Otras veces, brilla de nuevo llenándolos de «inmensa alegría». Por fin se encuentran con el Niño, y «cayendo de rodillas, lo adoran». Después, ponen a su servicio las riquezas que tienen y los tesoros más valiosos que poseen. Este Niño puede contar con ellos pues lo reconocen como su Rey y Señor.

En su aparente ingenuidad, este relato nos plantea preguntas decisivas: ¿ante quién nos arrodillamos nosotros?, ¿cómo se llama el «dios» que adoramos en el fondo de nuestro ser? Nos decimos cristianos, pero ¿vivimos adorando al Niño de Belén?, ¿ponemos a sus pies nuestras riquezas y nuestro bienestar?, ¿estamos dispuestos a escuchar su llamada a entrar en el reino de Dios y su justicia? En nuestras vidas siempre hay alguna estrella que nos guía hacia Belén.”

Ojalá que sepamos reconocer y adorar durante todo este nuevo año 2016 al Dios encarnado en la historia de hoy. Jesucristo continúa estando presente y acompañando nuestras vidas día a día. Los niños son un reflejo de la acción creadora de Dios y por ello debemos educarlos con ternura y amor, y al mismo tiempo aprender de ellos a dejarnos sorprender por los pequeños gestos que ellos consiguen lograr en su crecimiento diario.

________________________________________

EL MILAGROSO SEÑOR DE ESQUIPULAS  

Por: Diácono Francisco Anleu, Our Lady of Mt. Carmel

Cuando era niño me llamaba la atención ver a mi hermana menor y sus amigas jugando con muñecas de plástico: pelo largo rubio, amarillo, y rojo con ojos verdes, celestes, y azules; la piel completamente blanca. Muñecas físicamente diferentes a las personas con quienes vivíamos en la finca. Le pregunté a mi mama por qué y me dijo: “estas muñecas las traen de los Estados Unidos, allá las fabrican y la gente de por allá son diferentes a nosotros”. Entendí entonces por qué los ojos, cabellos y la piel de los muñecos eran completamente diferente a la nuestra.

Algo similar pasó en un pueblo llamado Esquipulas, a 222 kilómetros de distancia de la ciudad y capital de Guatemala. En este lugar es venerada la imagen del Milagroso “Cristo Negro de Esquipulas”

Según los historiadores, Esquipulas fue fundada entre los años 1560 y 1570 por los españoles misioneros del evangelio. Su trabajo evangelizador fue dando tantos frutos, que fue creciendo la cristiandad y el amor a la nueva religión. Los habitantes entonces, les pidieron a sus evangelizadores mandar a esculpir una imagen de Jesús crucificado de quién tanto les habían hablado.

Según la leyenda, los españoles no podían ofrecer una imagen de otro lugar, que iba a ser completamente diferente al color de la piel, ojos, cabellos, de la gente del lugar. Los habitantes de Esquipulas en cambio querían un Cristo que tuviera tez oscura, tamaño casi natural, crucificado pero semejante al color de su piel, como la de muchos nativos de esta tierra, para que pudiera así entonces, trascender las fronteras y simbolizar la unidad en la fe y en la identidad propia.

Contactaron al escultor portugués, Quirio Cataño, quien residía aproximadamente a 260 kilómetros de distancia en la ciudad de Santiago de los Caballeros. Lugar desde donde después de ser terminada la imagen, en madera blanca, fue trasladada en romería hacia Esquipulas. Durante su viaje, caminando por los diferentes poblados por donde pasaban la imagen, los vecinos se quedaban admirados de la belleza de dicho crucifijo y pedían a los esquipultecos que les permitieran tenerlo al menos una noche con ellos. Fue así como comenzó una larga peregrinación por todos esos lugares de Guatemala por donde la bella imagen iba impartiendo bendiciones, llegando a Esquipulas el 9 de marzo del año 1595. Después de 5 meses de amorosa peregrinación.

Las versiones en relación con el color oscuro de la imagen, dicen que se debió al humo de las muchas veladoras y candelas que alumbran el santuario constantemente. Otras tradiciones dicen que de la noche a la mañana apareció completamente oscura, milagro que hizo nuestro Señor para complacer a sus hijos del pueblo de Esquipulas.

El día 15 de enero de cada año se celebra la fiesta patronal. Los residentes se preparan para recibir romerías de peregrinos devotos del Cristo negro de Esquipulas, quienes llegan como dice el mismo canto al milagroso Señor de Esquipulas “…de tierras muy lejanas” para venerar la imagen del Señor de Esquipulas.


 

Diciembre 19, 2016

El rostro de la Navidad: Emmanuel, Dios con nosotros

Durante los siguientes domingos las lecturas bíblicas nos introducirán en el misterio de la Navidad y nos ayudarán a escudriñar su significado más profundo para que mantengamos despierta la llama que ilumina nuestros corazones y podamos ver con claridad y sin temor el Rostro de la Navidad, Emmanuel, Dios con nosotros.

También, este tiempo de Navidad nos invita, por medio de los pasajes del evangelio, a reposar en nuestro corazón y adentrarnos a él en el silencio donde se hará eco la voz de Dios. Para ello, debemos de apartarnos de todo ruido (característico de una navidad comercial y superflua) y abandonarnos sin temor a estar con nosotros mismos para escuchar en nuestro interior el mensaje de esperanza y salvación de Dios. Mensaje que nos hará tocar y saborear la verdadera felicidad que viene desde Dios. Y aunque esta experiencia nos incomode, es la mejor alternativa para descubrir la verdadera felicidad que brota de nuestra relación con el Dios de la Vida y así, descubrir el verdadero motivo de la Navidad. Por tanto, hacer silencio en nuestro interior es la clave que necesitamos para dejar habitar en nuestros corazones al Príncipe de la Paz.

Esta experiencia vivencial de la Navidad, no solo nos permitirá estar con nuestros seres queridos, sino que también nos da la oportunidad de estar a solas. Sin duda alguna, los momentos de soledad nos permiten crecer en sensibilidad y estar más atentos no solo a lo que ocurre en nuestro interior sino también a considerar el sufrimiento y los sentimientos de los demás. De esta manera, alargamos la tienda de nuestros corazones para acoger no solo a los que nos rodea sino también dejando un espacio para los más alejados.

Entonces, la Navidad desde la óptica de Jesús, nos abre a un horizonte lleno de esperanza, alegría e inclusividad para acoger al que sufre, al abandonado, al que busca un hogar donde reine la paz y la harmonía no sólo para el propio bienestar sino buscando el bien común de todos.

Así pues, vivamos estas festividades con momentos de silencio y reflexión para descubrir a un Cristo que nace cada día en nuestro interior, que quiere ser escuchado por nosotros y se hace presente en nuestros hogares y en los hogares de nuestros vecinos, parientes y amigos. Y al mismo tiempo, nos pide que tengamos las puertas de nuestros corazones y hogares abiertas para dar la bienvenida a los marginados de nuestra sociedad, al refugiado obligado a abandonar su país por la violencia y al migrante que busca una vida llena de justicia, paz y serenidad para los suyos.

Ojalá, esta experiencia nos ayude a entender el verdadero motivo y significado de la Navidad que se revela en un Dios encarnado, con Dios en medio de nosotros que camina y nos acompaña en nuestra jornada diaria.

Desde la oficina del ministerio hispano, les deseamos una feliz navidad y próspero 2017 lleno de bendiciones.


Adviento
 december-spanish
Diciembre 5, 2016

La Patrona de los Estados Unidos: La Virgen Inmaculada – ­­­Alégrate… No tengas miedo.

La solemnidad de la Inmaculada Concepción viene celebrada en muchas partes del mundo. La virgen Inmaculada es la patrona de los Estados Unidos y también de España. Les compartimos una pequeña reflexión del Pbro. José A. Pagola.

“El evangelista Lucas temía que sus lectores leyeran su escrito de cualquier manera. Lo que les quería anunciar no era una noticia más, como tantas otras que se corrían por el imperio. Debían preparar su corazón: despertar la alegría, desterrar miedos y creer que Dios estaba cerca, dispuesto a transformar su vida.

Con un arte difícil de igualar, recreó una escena evocando el mensaje que María escuchó en lo íntimo de su corazón para acoger el nacimiento de su hijo Jesús. Todos podrían unirse a ella para acoger al Salvador. ¿Es posible hoy prepararse para recibir a Dios?

«Alégrate». Es la primera palabra que escucha el que se prepara para vivir una experiencia buena. Hoy no sabemos esperar. Somos como niños impacientes que lo quieren todo enseguida. Vivimos llenos de cosas. No sabemos estar atentos para conocer nuestros deseos más profundos. Sencillamente, se nos ha olvidado esperar a Dios y ya no sabemos cómo encontrar la alegría.

Nos estamos perdiendo lo mejor de la vida. Nos contentamos con la satisfacción, el placer y la diversión que nos proporciona el bienestar. En el fondo, sabemos que es un error, pero no nos atrevemos a creer que Dios, acogido con fe sencilla, nos puede descubrir otros caminos hacia la alegría.

«No tengas miedo». La alegría es imposible cuando se vive lleno de miedos que nos amenazan por dentro y desde fuera. ¿Cómo pensar, sentir y actuar de manera positiva y esperanzadora?, ¿cómo olvidar nuestra impotencia y nuestra cobardía para enfrentarnos al mal?

Se nos ha olvidado que cuidar nuestra vida interior es más importante que todo lo que nos viene desde fuera. Si estamos vacíos por dentro, somos vulnerables a todo. Se va diluyendo nuestra confianza en Dios y no sabemos cómo defen- dernos de lo que nos hace daño.

«El Señor está contigo». Dios es una fuerza creadora que es buena y nos quiere bien. No vivimos solos, perdidos en el cosmos. La humanidad no está abandonada. ¿De dónde sacar verdadera esperanza si no es del misterio último de la vida? Todo cambia cuando el ser humano se siente acompañado por Dios. Necesitamos celebrar el «corazón» de la Navidad, no su corteza.

Necesitamos hacer más sitio a Dios en nuestra vida. Nos irá mejor.”

Durante este tiempo de Adviento la Virgen tiene un rol muy importante que viene señalado con dife- rentes festividades marianas, como, por ejemplo, la aparición de Ntra. Sra. de Guadalupe a San Diego, o la anunciación del ángel Gabriel a María.

Os invitamos a seguir el ejemplo de María, Madre de Dios y Madre nuestra para ser discípulos fieles de Jesús.

Tomado de: https://docs.google.com/document /d/1mA21uOHbI-DFQA7qXyeAn-P5aSDszI2HtKNLPgXrpsc/edit


 Noviembre 21, 2016

Signos de Los Tiempos

Esta reflexión de José A. Pagola nos recuerda que estemos atentos a los signos de los tiempos para poder discernir bien lo que sucede a nuestro alrededor y cultivar una aptitud de vigilancia y espera para recibir en nuestros corazones y hogares al Mesías.

“Los evangelios han recogido, de diversas formas, la llamada insistente de Jesús a vivir despiertos y vigilantes, muy atentos a los signos de los tiempos. Al principio, los primeros cristianos dieron mucha importancia a esta “vigilancia” para estar preparados ante la venida inminente del Señor. Más tarde, se tomó conciencia de que vivir con lucidez, atentos a los signos de cada época, es imprescindible para mantenernos fieles a Jesús a lo largo de la historia.

Así recoge el Vaticano II esta preocupación: “Es deber permanente de la Iglesia escrutar a fondo los signos de esta época e interpretarlos a la luz del Evangelio, de forma que, acomodándose a cada generación, pueda responder a los perennes interrogantes de la humanidad sobre el sentido de la vida presente y futura…”.

Entre los signos de estos tiempos, el Concilio señala un hecho doloroso: “Crece de día en día el fenómeno de masas que, prácticamente, se desentienden de la religión”. ¿Cómo estamos leyendo este grave signo? ¿Somos conscientes de lo que está sucediendo? ¿Es suficiente atribuirlo al materialismo, la secularización o el rechazo social a Dios? ¿No hemos de escuchar en el interior de la Iglesia una llamada a la conversión?

La mayoría se ha ido marchando silenciosamente, sin sacar ruido alguno. Siempre han estado mudos en la Iglesia. Nadie les ha preguntado nada importante. Nunca han pensado que podían tener algo que decir. Ahora se marchan calladamente. ¿Qué hay en el fondo de su silencio? ¿Quién los escucha? ¿Se han sentido alguna vez acogidos, escuchados y acompañados en nuestras comunidades?

Muchos de los que se van eran cristianos sencillos, acostumbrados a cumplir por costumbre sus deberes religiosos. La religión que habían recibido se ha desmoronado. No han encontrado en ella la fuerza que necesitaban para enfrentarse a los nuevos tiempos. ¿Qué alimento han recibido de nosotros? ¿Dónde podrán ahora escuchar el Evangelio? ¿Dónde podrán encontrarse con Cristo?

Otros se van decepcionados. Cansados de escuchar palabras que no tocan su corazón ni responden a sus interrogantes. Apenados al descubrir el “escándalo permanente” de la Iglesia. Algunos siguen buscando a tientas. ¿Quién les hará creíble la Buena Noticia de Jesús? ….”

Tomado de: https://docs.google.com/document/d/1S-YaGK5RNMtm8KiTOHZPtwnvXQ-3M-PBYVnPJSBZaBU/edit

Adviento

Dios se hizo carne en Jesús, iluminando al mundo con la luz eterna (Juan 8:12). Mientras que esperamos ansiosamente su venida, os invitamos a hacer algunos pasos concretos que nos ayudarán a adentrarnos en una reflexión más profunda y dinámica a la ver. Está nos llevará también a una acción más concreta para ver que significa salir de la oscuridad y dejar que esa lámpara ilumine nuestros pasos (Sal 105), que nuestro ser brille más y más el camino hacia la santidad.

Paso de Profeta: El profeta nos anuncia la venida del Mesías. ¿Qué significa la venida de Jesús y cuáles son las pistas en el evangelio de Mateo sobre El? Mateo nos provee algunas indicaciones sobre la venida de Jesús al mundo. Para más información, haga clic aqui

La Corona de Adviento nos invita contemplar el camino hacia la llegada de Jesús durante el tiempo de Adviento. Para más información sobre su significado y como adaptarla, haga clic aqui

La reflexión y acción social nos recuerda que no somos hechos como seres solos y separados. Somos toda una comunidad en Cristo y el mundo necesita de esa luz que estamos alcanzando durante este tiempo de Adviento. Para más información, haga clic aquí:

•  Primer paso concreto, bájelo aquí clic
Paso de María: María es considerada la primera discípula, aprendamos de ella a seguir sus pasos para

llegar a Jesús. La Virgen de Guadalupe, ¿Compañera? ¿Escogida de Dios? Para más información, haga clic

La acción espiritual es esencial para el comienzo de una fe plena. Esta acción en particular ayuda a enfocar nuestra fe en la venida de Jesús y nos invita a hacer la preparación necesaria para recibirlo. Para información sobre algunas ideas que se pueden hacer durante este tiempo. Haga clic aqui o aqui.

•  Segundo paso concreto, bájelo aquí clic

Paso de Cristo: La Palabra se hace carne y habita entre nosotros. Dios es hace uno de nosotros para que nosotros aprendamos de él a ser más humano y compasivos con nosotros mismo y con nuestros semejantes. ¡Qué saludo más divino se escucha en mis oídos con la Anunciación a María! Para más información haga clic

•  Tercer paso concreto, bájelo aquí clic

Paso del Emmanuel: El encuentro con Jesús nos ayuda a descubrir que Dios está entre nosotros, no es un Dios lejano, sino un Dios que camina a nuestro lado día a día, disfruta con nosotros en nuestros momentos de gozo, pero también llora y con nosotros en nuestros momentos de dificultad. ¡Mi Dios, entre nosotros, nacido en el pesebre! Para más información, haga clic aqui o aqui

•  Cuarto paso concreto, bájelo aquí clic


 Noviembre 7, 2016

online-resources-advent

Adviento 2016: Tiempo de espera y vigilancia

Por Hna. Inma Cuesta, CMS

Durante este tiempo de Adviento y todo el ciclo litúrgico A nos estará acompañando el evangelista Mateo, el cual presenta de forma muy completa las enseñanzas de Jesús.

Para contextualizar el momento en el que Mateo escribe su evangelio tenemos que remontarnos al año 70 después de haber sido destruido el templo marcando momentos difíciles para la comunidad judía y los judíos en diáspora. A esto se añade los esfuerzos de los rabinos fariseos para reconstruirlo e instaurar el judaísmo en torno a la ley de Moisés proclamada en las sinagogas.

Simultáneamente, los seguidores de Jesús estaban estableciendo comunidades cristianas entre el pueblo judío en diáspora. Por tanto, en este momento crucial, donde no faltaban las tensiones entre judíos y los seguidores de Jesús, Mateo proclama la identidad de Jesús, no como un falso profeta sino como el verdadero Mesías, resucitado por Dios y portador de una nueva ley, dando así inicio a un “nuevo Moisés y un nuevo Israel”. De este modo, la Iglesia convocada en el nombre del Resucitado da inicio a una presencia nueva de Dios en el mundo.

Mateo nos presenta a lo largo de su evangelio la novedad de Cristo. Durante este tiempo de adviento la invitación principal es la de abrir nuestros corazones para acoger a Jesucristo con fe renovada. Otro aspecto que subraya este tiempo litúrgico es reconocer en Jesús la presencia de “Dios con nosotros”, Él es el Emmanuel anunciado por Isaías. Mateo nos presenta un Dios presente, encarnado y que actúa en Jesús a través de gestos que traen la salvación para todo aquel que cree en él, como el Emmanuel. Por ello, Mateo culmina su relato con la promesa inolvidable del Resucitado a sus discípulos: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”. Estas palabras alentadoras nos expresan como Jesús se hace presente en la vida de todo aquel que lo acoge.

Como ya mencionamos previamente, Jesús es el profeta de la nueva ley. Por ello, Mateo estructura su relato evangélico en cinco grandes discursos tales como el discurso de la montaña (caps.5-7); el discurso de la misión (cap. 10); el discurso de las parábolas del reino (cap. 13); el discurso sobre la Iglesia (cap. 18) y finalmente, el discurso sobre la espera del Día final (caps. 24-25). Todos ellos nos llevan a la invitación de acoger a Jesús como nuestro único Maestro de vida.

En fin, el evangelista Mateo nos presenta a Jesús como el Mesías, Hijo de Dios que convoca al nuevo Israel, dándole el nombre de “Iglesia”. Esta Iglesia es la comunidad formada por todos aquellos que escuchan y creen en la llamada de Jesús para seguirlo. Esta Iglesia es de Cristo, fundada sobre la roca que es Pedro y en la que todos sus miembros son discípulos pues Cristo es el único Maestro del que todos hemos de aprender.

Para concluir, a lo largo de este ciclo litúrgico A nos encontraremos con algunas parábolas en las que Jesús nos invita a vivir esperando su venida en una actitud acogedora, despierta y vigilante. Para ello, mantengamos nuestras lámparas encendidas en medio de la noche, poniendo al servicio nuestros talentos con generosidad y preparándonos a ser juzgados por nuestro comportamiento compasivo o indiferente ante la necesidad de aquellos que nos encontramos en nuestro camino.

Fte: José Antonio Pagola, El camino abierto por Jesús. PPC: Buenos Aires, 2012


 Octubre 24, 2016

Este es el tercero de la serie de tres artículos, acerca de la dimensión institucional de la Iglesia Católica, considerada a raíz de la apertura de un seminario de la Fraternidad Sacerdotal de San Pio X (FSSPX) “Saint Pius X (SSPX)” en Buckingham, VA.

UNA HERIDA EN LA UNIDAD: ENTENDIENDO LA FRATERNIDAD SACERDOTAL DE SAN PIO X

Por Padre Anthony Marques

MARQUES-ANTHONY-Rev. 15El 4 de noviembre en Buckingham, VA, (cerca de Farmville) se abrirá el seminario Santo Tomás de Aquino. Pero, ningún seminarista de la diócesis de Richmond podrá estar inscrito allí. La razón es porque el seminario esta manejado por la Fraternidad Sacerdotal de San Pio X (FSSPX), una organización que no está en plena comunión con la Iglesia Católica.

La historia de la FSSPX comienza después del Concilio Vaticano II (1962–1965). El Papa San Juan XXIII convocó esta asamblea de obispos para renovar la iglesia por el bien de la proclamación del Evangelio en el mundo moderno. Durante el Vaticano II y después de éste, el Arzobispo Marcel Lefebvre de Francia se opuso verbalmente a algunas de las directrices del Concilio.

En 1970, el Arzobispo Lefebvre fundó la Fraternidad Sacerdotal de San Pio X como una comunidad de sacerdotes y seminaristas en Friburgo, Suiza. La FSSPX rechazó las enseñanzas del Concilio en varios aspectos: diálogo interreligioso y unidad cristiana (ecumenismo); libertad religiosa: la colegialidad entre el Papa y los obispos, particularmente en referencia a la función y autoridad de las enseñanzas de la Iglesia (Magisterium); y la relación de la Iglesia con el modernismo. Es más, la Fraternidad se opuso a los ritos litúrgicos revisados y promulgados por la autoridad del Concilio, más aún cuestionando la validez de los sacramentos administrados en esta forma.

A pesar que la Fraternidad Sacerdotal San Pio X inicialmente recibió la aprobación del obispo de Friburgo,ésta más tarde fue retirada. Debido a la insubordinación y a la vista doctrinal de Lefebvre, el Vaticano eventualmente lo suspendió de su ministerio sacerdotal.

Estos eventos llevaron a una crisis en 1988, cuando Lefebvre, a pesar de las repetidas suplicas del Vaticano de no hacerlo, ordenó a cuatro sacerdotes sin el permiso del papa. Consecuentemente, incurrió en excomunión para sí mismo y para los cuatro que él había ordenado. Como se rehusó a someterse a la autoridad del papa, en tal materia grave, las acciones de la Fraternidad constituyeron en una separación formal de la Iglesia Católica.

La Fraternidad continuó operando a pesar de la excomunión de sus líderes. Después de que Marcel Lefebvre muriera in 1991, uno de los obispos, Bernard Fellay, que fue ordenado por él, lo sucedió como cabeza de la FSSPX (1994). En el 2000, la fraternidad condujo una peregrinación a Roma para apoyar al papa. En el 2009, como un gesto de reconciliación y como una invitación para que la Fraternidad retornará plenamente a la Iglesia Catolica, el Papa Benedicto XVI levantó la excomunión en contra de cuatro obispos vivos de la FSSPX.

El Papa Benedicto explicó que mientras esta acción afecta a los obispos individuales, la Fraternidad en su totalidad sigue careciendo de la plena comunión con la Iglesia Católica. La razón fue el desacuerdo doctrinal de la FSSPX, particularmente al rehusarse en reconocer las enseñanzas y autoridades de los papas que ejercieron estas funciones desde el Concilio Vaticano II. A pesar de las conversaciones formales que se han llevado a cabo entre el 2009 y 2012, todo intento de reconciliación ha fallado, porque la Fraternidad ha rechazado y continúa rechazando un conjunto de principios doctrinales enunciados por el papa.

Dado el distanciamiento entre la Fraternidad Sacerdotal de San Pio X y la Iglesia Católica, los sacramentos administrados por la FSSPX son problemáticos. De acuerdo a la ley de la Iglesia, los Bautismos, Confirmaciones y Ordenes Sagradas de la Fraternidad son válidos pero ilícitos. Válido, significa que estos sacramentos confieren gracia; ilícito significa que quien los otorga no están aprobados por la Iglesia y por lo tanto debilita la unidad eclesial.

Como la Penitencia y el Matrimonio dependen del permiso del obispo local, estos sacramentos que son administrados por la FSSPX son tanto invalido como ilícito. Sin embargo, como un gesto de conciliación, el Papa Francisco ha otorgado la facultad a los sacerdotes de la Fraternidad para que escuchen confesiones durante el Año de la Misericordia; este permiso está a punto de expirar el 20 noviembre de 2016.

El 21 de noviembre de 2016, el Papa Francisco publicar una nueva carta apostólica titulada “Misricordia et misera” para concluir el año de la misericordia. En esta carta, el Santo Padre prolongo la facultad a los sacerdotes de SSPX para que continúen a escuchar las confesiones más allá del año jubilar. Para leer la carta completa, haga clic aquí. http://bit.ly/2gvguRA

La celebración de la Misa de la Fraternidad es válida pero ilícita. Por lo tanto, un católico al asistir a Misa en la FSSPX podría cumplir con su obligación de asistir a misa el domingo o el día de obligación, si no hubiese otra Misa Católica disponible. Sin embargo, en este caso para un católico será incorrecto recibir la Sagrada Comunión, porque la Comunión Eucarística presupone plena comunión; que es unidad con la Iglesia en relación a la doctrina y gobierno. (Los católicos están obligados a asistir a Misa, pero no a recibir la Sagrada Comunión, los domingos o los Días de Obligación.)

La Fraternidad Sacerdotal San Pio X cuenta con 600 sacerdotes y 500,000 seguidores laicos. Cuenta con parroquias, escuelas y centros de retiros en cinco continentes. Dentro del territorio de la diócesis de Richmond, la FSSPX opera tres comunidades: La Misión de la Inmaculada Concepción (Immaculate Conception Mission) en Virginia Beach, la Capilla de Nuestra Señora de Fátima (Our Lady of Fatima Chapel) en Richmond y el Seminario de Santo Tomás de Aquino (Saint Thomas Aquinas Seminary) en Buckingham.

Tal como el Papa Benedicto XVI destacó, debido a que la F SSPX tiene muchos seguidores, la separación del grupo de la Iglesia es significante, amerita los esfuerzos de sanación y reconciliación. Hasta que esa unidad sea restaurada, los católicos deberán recibir los sacramentos únicamente de aquellos que están en plena comunión con la Iglesia. Mientras tanto, oremos, como Jesús oró, para que la Iglesia se unifique para dar testimonio del Evangelio: “Qué todos sean uno… para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17:21).

——————————————————————————————————-

nov-spanish-schedule

————————————————————————————

Todos los Santos

Por Daniel Villar, MA

La Solemnidad de Todos los Santos es una fiesta en que “la Iglesia nos manda echar… una mirada al cielo, que es nuestra futura patria, para ver allí con San Juan … a esa muchedumbre incontable de Santos … los cuales revestidos de blancas túnicas y con palmas en las manos, alaban sin cesar al Cordero sin mancha. Cristo, la Virgen, los nueve coros de ángeles, los apóstoles y profetas, los mártires con su propia sangre purpurados, los confesores, radiantes con sus blancos vestidos, y los castos coros de vírgenes forman ese majestuoso cortejo, integrado por todos cuantos acá en la tierra se desasieron de los bienes caducos y fueron mansos, mortificados, justicieros, misericordiosos, puros, pacíficos y perseguidos por Cristo.” Por tanto, el primero de noviembre conmemoramos los que han dichosamente seguido a Dios en palabra y ejemplo.

Aunque los beatos y canonizados son reconocidos por la Iglesia, el llamado hacia la santidad es para todos. La comunión de los Santos que profesamos en el Credo de los Apóstoles no es una organización exclusiva promoviendo algo inalcanzable. En nuestra fe, “los santos ‘canonizados’ oficialmente por la iglesia católica son varios millares. Pero existe una inmensa cantidad de santos no canonizados que ya están gozando con Dios en el cielo. A ellos especialmente está dedicada esta fiesta de hoy.”

En el Día de Todos los Santos, como día de obligación, se hace una misa. Muchos feligreses traen fotos de sus seres queridos ya fallecidos y las ponen cerca del altar decorándolos con flores e iconografía religiosa. Las catedrales exhiben las reliquias de los santos durante este tiempo para propiciar a los bautizados el recuerdo de “hombres y mujeres de todos los tiempos que han testimoniado, de modo especial, su amor a Cristo y su fidelidad a la fe.” Después de la recitación de la letanía a los santos, la misa termina con oraciones a los fieles difuntos que están en gozo y alegría en la presencia de Dios por toda la eternidad.

translation………………………………………….

All Saints Day

By Daniel Villar, MA

The Solemnity of All Saints Day is a celebration in which “the Church asks us to look upwards, towards our future home, so we can see with Saint John… the limitless crowds of Saints… dressed in white tunics and palms in their hands, praising without end the Lamb, free of tarnish and disgrace. Christ, the Virgin, the nine choirs of angels, the Apostles and Prophets, the Martyrs with their own purpled blood, the Confessors, radiant with their white vestments, and the chaste choirs of Virgins make up this majestic court, accompanied by all of those who were not chained to short-term goods and were meek, mortified, just, merciful, pure, peaceful and persecuted for their love of Christ.” This is the vision that we contemplate the first of November commemorating those who have followed God in both word and example.

While the blessed and canonized are recognized by the Church, sainthood is a universal calling. The Communion of the Saints that we profess in the Apostles Creed is not an exclusive organization promoting something unobtainable. In our faith, “the saints officially ‘canonized’ by the Catholic Church are a few thousand. However, there is a great multitude of saints not canonized, but are in the presence of God in Heaven. This day is especially dedicated to them.”

On All Saints Day, as a day of obligation, a Mass is given. Many parishioners bring pictures of the faithfully departed and place them close to the altar decorating them with flowers and religious iconography. Cathedrals exhibit the relics of the saints during this time so that the baptized are reminded of “the men and women of all time that have given testimony, in a special way, of their love for Christ and their fidelity in the faith.” After reciting the Litany of the Saints, the Mass ends with prayers to those who have returned home and are in peace and happiness in the presence of the Lord for eternity.

http://www.corazones.org/biblia_y_liturgia/liturgia/todos_los_santos.htmuramente nos alcanzarán abundantes misericordias de lo alto.”

https://parroquiaicm.wordpress.com/2011/05/19/los-catolicos-y-las-reliquias/


 Octubre 10, 2016

Sun hand paint watercolor brushed on white background. Vector illustration.

Hispanos Católicos de los Estados Unidos

Por Daniel Villar, MA

El teólogo suizo y sacerdote católico Hans Urs Von Balthasar dijo una vez, “Tu eres el regalo de Dios y lo que tu transforma es tu regalo hacia Dios”. La evolución de la fe católica, a lo largo de los siglos, confirma esta cita. Desde el humilde comienzo de las comunidades cristianas siguiendo las enseñanzas de Jesucristo hasta la fe universal seguida hoy por millones de personas. Disfrutamos de las bendiciones que han sido fruto de su camino y continuamos a evangelizar su mensaje con la convicción de que sólo Dios nos puede dar. Mientras que todas las bendiciones de Dios tienen igual importancia, es la bendición de la diversidad que reafirma nuestra universalidad. Creyentes de todo el mundo trae sus culturas y costumbres enriqueciendo la fe; dándole forma a un tapiz multicultural que nos hace únicos y nos da la motivación de seguir hacia adelante.

Los Estados Unidos, como parte de este tapiz, ha sido el pionero en el establecimiento de libertades que nos ha dado una voz. Aunque con estas libertades se ha podido establecer y propagar la fe católica en los Estados Unidos, la presencia del catolicismo americano tiene raíces más antiguas y una fuente histórica bien interesante.

“La parroquia más antigua bajo la bandera de los Estados Unidos es hispana. La primera iglesia católica instituida en el nuevo mundo fue en San Juan, Puerto Rico en 1523 y la misión católica más antigua fue establecida en 1566 en la ciudad San Agustín en Florida. La anexión de Tejas y otros territorios al fin de la guerra mejicana-americana en 1848 agregaron una variedad de parroquias que tenían más edad que el territorio estadounidense en existencia. Es una de las anomalías en la historia, diciendo que la parroquia hispana, siendo la primera parroquia en el catolicismo americano, es vista como una creación nueva en este país.”

Desde las anexiones a los Estados Unidos, la presencia hispana católica en el catolicismo americano se ha desarrollado en su diversidad. “La parroquia hispana ha sido un lugar de encuentro para las diferentes nacionalidades, identificándose mejor como la ‘Parroquia Nacional Pana-Hispana.’ La influencia más común es la de los mejicanos de Tejas y California. Aunque 64.5% de los hispanos hoy tienen raíz en la cultura mejicana, concentrados en el suroeste del país, no todas las parroquias tienen al mejicano como la mayoría. En 1950, por ejemplo, la población hispana de la ciudad de Nueva York era 80% puertorriqueño. Después de la revolución en 1959, los cubanos eran la población hispana más predominante en Miami.” Mientras que estas poblaciones aceleraron el crecimiento de la presencia hispana en los Estados Unidos, las necesidades de estas comunidades no les fue dado mucha atención.

“En la temprana parte del 1980, 15% de todas las parroquias católicas servían a los hispanos, mayormente en español. Los hispanos constituían cerca de 25% de la población católica en los Estados Unidos. Después de tres décadas, cuando los hispanos católicos son 40% de los 78 millones de católicos en este país, solo 25% de todas las parroquias intencionalmente sirven a los hispanos.” Como resultado, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos decidieron tomar acción.

El proceso del Encuentro, un proceso de cuatro años iniciado en el 2015, dará inicio en las parroquias en el 2016-2017 culminando en la Encuentro Nacional de la Pastoral Hispana en el 2018, contiene en su estructura 5,000 parroquias y 175 diócesis. La necesidad de este proceso es conectar, a todo nivel, la experiencia hispana actual en nuestro país. Con 40% de católicos estadounidenses hispanos y 60% de ellos menores de 18, la crisis no sólo existe en la actualidad de nuestra iglesia hispana estadounidense sino el conocimiento de un futuro donde los elementos multiétnicas y multicultu- rales de nuestra iglesia no se dividan entre sí. Es ahí donde encontramos nuestra dignidad y valor; integrado como parte de un cuerpo, el de Cristo.

translation………………………………………….

Catholic Hispanics in the United States

Swiss theologian and Catholic priest Hans Urs von Balthasar once stated, “What you are is God’s gift to you, what you become is your gift to God.” The evolution of the Catholic faith, throughout the centuries, confirms this statement. From its humble beginnings as a set of communities following the teachings of Jesus Christ to the universal faith that today is followed by millions, Catholicism has received many blessings from the journey and continues to be blessed with the presence of the Holy Spirit.

While all the blessings we receive from God are equally important, it is the blessing of diversity that helps us remain universal. Believers across the globe bring with them their customs and traditions enriching the faith; shaping the multicultural tapestry that makes us unique and propels us forward into the future.

The United States, as part of this original tapestry, has been a champion of establishing freedoms that have given a voice to those who are part of it. While they have helped establish and spread the Catholic faith in the United States, the presence of American Catholicism dates to long before its official conception. It might also be noted that it comes from an interesting source.

“The oldest Catholic parish under the flag of the United States of America is Hispanic. This is true whether one looks at the first church erected in San Juan, Puerto Rico, in 1523 or the oldest Catholic mission established in 1566 in St. Augustine, Florida. The annexation of Texas and other territories at the end of the 1848 Mexican-American War added a plethora of parishes to Catholicism that were older than the Republic itself. It is one of the ironies of history that the Hispanic parish, which came first for American Catholicism, is often viewed as a new creation.”

Since these additions were made to the United States, the Hispanic Catholic presence in American Catholicism has not only grown but also embraced its own diversity. “The Hispanic parish has often been a place of encuentro for different nationalities, making the name more appropriately “Pan-Hispanic national parish.” True enough, the Mexican influence was the most common from Texas to California. Although 64.5 percent of the nation’s Hispanics today have roots in the Mexican culture, concentrated mostly in the Southwest, not every parish is mostly Mexican. In the 1950s, for instance, New York City’s Hispanic population was 80 percent Puerto Rican. After the 1959 revolution, Cubans became the dominant Hispanic presence in Miami.” While these different populations accelerated the growth of the Hispanic presence in the United States, the needs of these communities and others were still being overlooked.

“In the early 1980s it was estimated that 15 percent of all Catholic parishes served Hispanic Catholics, mostly in Spanish. Hispanics constituted about 25 percent of the entire Catholic population in the United States. Three decades later, when Hispanic Catholics are about 40 percent of the approximately 78 million Catholics in the country, 25 percent of all Catholic parishes intentionally serve Hispanics.” As a result, the USCCB decided to take action.

The Encuentro process, a four-year process that begins at the grass roots level culminating in a national gathering, has begun embracing over 5,000 parishes across 175 dioceses. The need for this process arose from the challenge of trying to connect, on every level, the realities experienced by both Hispanics and Hispanic Americans in the United States. With 40% of U.S. Catholics being Hispanic and 60% being younger than 18, it is safe to say that this process will establish the right steps towards a future where American Catholicism will have a foundational multiethnic and multicultural component, undivided within itself, and integrated as one body in Christ.

http://www.bc.edu/content/dam/files/schools/stm/pdf/2014/HispanicMinistryinCatholicParishes_2.pdf https://www.ncronline.org/news/people/hispanics-chart-pastoral-direction Septiembre 26, 2016


October 16 Schedule Spanish

Los valores espirituales de la herencia hispana

Por Daniel Villar, MA

Spanish Sept, 26 16

Al declarar, “Cristóbal Colón navegó el mar azul…” pensamos automáticamente en, “… 1492.” Es una fecha concreta que todos recordamos, pero nos olvidamos de su significado y de las consecuencias de dicho acontecimiento, el cual, muchos de nosotros somos fruto.

Para muchos, es suficiente considerar un día más de fiesta, a un nivel muy superficial. Sin embargo, el significado de este día tiene un sentir más profundo para nosotros; encapsulando la identidad cultural que nos permite participar e impulsar esta herencia hacia el futuro como parte de la experiencia hispana en los Estados Unidos.

“El mes de la Herencia Hispana, establecido en 1968, comienza cada año el 15 de septiembre, el aniversario de la independencia de cinco países latinoamericanos: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.” “Hoy, 55 millones o 17% de la población estadounidense son de origen hispano o latino. Esto representa un aumento significativo desde el 2000, indicando que la población hispana estaba a 35.3 millones o 13% de la población estadounidense.” A lo largo de los años, “Los hispanos han tenido una influencia profunda y positiva sobre nuestro país con un fuerte compromiso a la familia, fe, trabajo y servicio. Ellos han formado y mejorado nuestro carácter nacional con tradiciones antiguas que irradia las costumbres multiétnicas y multiculturales de sus comunidades.” Una herencia que generaciones de jóvenes y jóvenes adultos hispanos y latinos deben de seguir cultivando; creando una base firme que ayudara seguir formando parte de la experiencia hispana en el futuro.

Al celebrar el mes de la herencia hispana y el Día de la Raza (12 de octubre), nos hemos dado cuenta que no somos simplemente un producto secundario del descubrimiento de América. Somos el resultado unificado del gran empeño tomado por Cristóbal Colón hacia el nuevo mundo. Nuestra piel, nuestros rasgos, nuestros idiomas, sus dialectos y nuestro gozo de vida encierra todo lo que nos define; liberándonos; permitiéndonos vivir la vida con la dignidad y la integridad que sólo Dios nos puede propiciar. Es esta experiencia que cargamos hacia el futuro como vínculos, que observan diariamente, todo lo que nos dejó nuestros padres y abuelos. Es esta experiencia de fe, comunidad y amor que nos ayuda a seguir hacia adelante como católicos.

Fte:http://www.hispanicheritagemonth.org

———————- translation

The spiritual values of Hispanic Heritage

Por  Daniel Villar, MA

When declaring, “Christopher Columbus sailed the ocean blue…” we automatically respond with, “…in 1492.” It is a concrete date we can all remember. While the nation today is a product of Columbus’ discovery, we have a bad habit of forgetting its significance.

For many, observing the holiday is enough. Banks close and government functions cease for 24 hours. For many, this particular observance means not having to show up for work and still getting a paycheck. However, Columbus Day has a deeper meaning for those of us intertwined with its cultural significance. As modern U.S. Hispanics, we celebrate that part of America we have become. Columbus may have started this cultural relationship, but we continue its traditions by devoting time to its reflection.

“Hispanic Heritage Month, whose roots go back to 1968, begins each year on September 15, the anniversary of independence of five Latin American countries: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras and Nicaragua.” “Today, 55 million people or 17% of the American population are of Hispanic or Latino origin. This represents a significant increase from 2000, which registered the Hispanic population at 35.3 million or 13% of the total U.S. population.” Throughout the years, “Hispanics have had a profound and positive influence on our country through their strong commitment to family, faith, hard work, and service. They have enhanced and shaped our national character with centuries-old traditions that reflect the multiethnic and multicultural customs of their community.” An inheritance that future generations of youth and young adult Hispanics and Latinos must continue to cultivate; creating a foundation for that space that will form part of the U.S. Hispanic experience in the future.

In celebrating Hispanic Heritage month and el “Día de la Raza” (October 12), we have come to realize that we are not simply a byproduct of America’s discovery; we are the unified result of a great endeavor taken by Christopher Columbus to the new world. Our skin, our features, our languages, its dialects, and our zest for life encapsulate all that defines us; setting us free; allowing us to live life with the dignity and integrity that only God can provide.

It is this experience that we carry into our future as moving vessels, observing daily, anything and everything wonderful our parents and grandparents left us.

It is this legacy of love, with faith as the wind and our community as the sails, that propel us forward as proud Catholics into a New World.

http://www.hispanicheritagemonth.org


 Septiembre 12, 2016

 “Yo soy la Virgen de la Caridad”

Por Deacon Armando J. de Leon

La Virgen María ha aparecido en varios países y pueblos cuando estos estaban sufriendo persecución, guerras, y otros instantes dificultosos. María siempre ha escogido a los más pobres y humildes, dándole un don extraordinario a aquellos que tienen una fe fuerte y sencilla. La aparición de la Virgen también refleja la apariencia del pueblo donde ella aparece, la cual ha sido enviada como representante de su hijo, nuestro Señor Jesucristo. Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, continúa esta tradición. Su fiesta patronal se celebra el día 8 de Septiembre, que coincide con la celebración universal del nacimiento de la Virgen María.

image

La Virgen se le apareció a tres hombres, un esclavo africano y a dos cubanos que iban remando en la bahía de Nipe, provincia del oriente en Cuba. Estos hombres, conocidos como los ‘tres Juanes”, iban a buscar sal para su pueblo. Mientras remaban, comenzó una tormenta con holas feroces que amenazaban con hundir la pequeña embarcación. Los tres comenzaron a rezarle a la Virgen María, rogando por sus vidas y por el fin de la tormenta. Milagrosamente, la tormenta terminó y entre la espuma que cubría las aguas vieron una pequeña estatua de la Virgen que flotaba en una tabla con la inscripción: “Yo soy la Virgen de la Caridad”.

Los tres Juanes recogieron la imagen de la Virgen y la llevaron al pueblo donde comenzó una devoción pública entre los cubanos, indios y esclavos que pasaban a rezarle. El cura del pueblo movió la pequeña estatua varias veces, pero ésta desparecía misteriosamente y se regresaba a su sitio original en el pueblo del Cobre. Tal como ocurre en otros sitios donde la Virgen aparece, creció la devoción mariana, y por medio de esta, se encomendaron muchos a Jesús por medio de su santa madre.

Los cubanos nunca abandonaron a María, y la Virgen nunca abandonó a su pueblo. Cuando Cuba inició sus guerras de independencia al final del siglo 19, los soldados cubanos se encomendaron a la protección de la Virgen de la Caridad. La Virgen se ha convertido parte de la familia cubana, y muchos le llaman “Cachita”. María ha acompañado a los cubanos en los tiempos buenos, y en los tiempos de obscuridad. Durante la dictadura de Fidel Castro, el gobierno logró cambiar la sociedad cubana, pero nunca pudo eliminar el amor que existe entre el pueblo y nuestra patrona, la Virgen de la Caridad. Es verdaderamente raro encontrar una casa de cubanos donde no se venere una imagen de Cachita.

La noche del 8 de septiembre de 1961, se reunieron en el estadio de Miami más de 30,000 cubanos exilados para celebrar la primera misa de la Caridad en el exilio. En esta ocasión, la virgen de nuevo afirmó su amor por el pueblo de Cuba. Una réplica de la virgen que se había ubicado en la parroquia de Guanabo en la Arquidiócesis de la Habana se había exiliado en la embajada de Italia. Los miembros de la parroquia la habían llevado a la embajada para prevenir que los milicianos castristas profanaran la imagen de la virgen. Esta imagen llegó al aeropuerto internacional de Miami el mismo día 8 de septiembre, y entró en procesión solemne en la celebración con el Arzobispo Coleman Carroll de Miami. Con esto, Cachita también estaba exilada en Miami con su pueblo.

La diáspora cubana recogió centavos y pequeñas donaciones durante muchos años para construirle una casa a la virgen. Ahora se conoce este sitio como la Ermita Nacional de Nuestra Señora de la Caridad. También se encuentran réplicas de la imagen de Cachita en el jardín de oración del Papa y el en la Ermita Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C.

Nosotros como católicos somos aspirantes al mandamiento que nos dio Jesús: “Amén a Dios con todo corazón, con toda su alma, y con toda su fuerza … y amén a su prójimo como se aman ustedes” (Ma 12:29-31). El amor es fundamental en nuestra relación con Dios y con nuestra comunidad cristiana. Es por esto, que la patrona de Cuba, Nuestra Señora de la Caridad del Cobre – Nuestra Señora del Amor – tiene un nombre tan único y especial.

Le pedimos a Cachita que siempre nos cubra con su manto y que nos proteja como todas las madres protegen a sus hijos.

———————- translation

 “I am Our Lady of Charity”

By Deacon Armando J. de Leon

Mary, our Blessed Mother, has appeared to Christians throughout history, especially at times of persecutions, difficulty and war. She has chosen to appear to the simplest members of society, to those who have a strong but simple faith. Her physical appearance has mirrored that of the communities to which she was sent by Our Lord. Our Lady of Charity, the Patroness of Cuba, whose feast day we celebrate on September 8th, the Feast of the Nativity of Mary, has chosen to do the same.

She appeared to three men in a rowboat, two Cuban natives and an African slave who were crossing the Bay of Nipe in 1612 to collect salt for their community. As they rowed across the waters, a terrible storm erupted and they feared that their boat would sink and they would drown. They prayed for Mary’s intercession and the waves immediately disappeared. In the water, floating amid the foam on a small plank, they saw a small statue of the Blessed Mother, inscribed with the words “I am Our Lady of Charity”.

They brought the statue to their village, where Spanish settlers, local Indians and slaves would regularly stop to pray and venerate Mary. The local clergy, seeing that the devotion to Mary was flourishing, moved the statue several times, but she repeatedly disappeared and reappeared at her simple original home in the locality of Cobre, Cuba. As with other Marian apparitions, the Blessed Mother quickly became the source of devotion for the local Church, guiding those who sought her help to a strong belief and worship of her Son, Jesus. A church was eventually erected at the site, which has become a center for international pilgrimages, and is known as the Basilica of Our Lady of Charity of Cobre.

Cubans have never forsaken their “mother” and Mary has never forsaken her people. As the country struggled for independence from Spain in the late 19th century, Cuban forces fought under the protection of Our Lady of Charity. Her name is such a household word among Cubans that we affectionately know her by the nickname, “Cachita”. Mary has accompanied Cubans in good times and in bad. While the communist dictatorship of Fidel Castro has stripped Cuban society of many ideals and customs, they have never been able to eliminate the Cuban people’s love for their patroness, Our Lady of Charity. Rarely will you find a Cuban home, on the Island or in exile, which does not have a statue or picture of Cachita.

As Cubans gathered at Miami Stadium on the night of September 8, 1961 in Miami to celebrate the Feast of Our Lady of Charity in exile, Mary again affirmed her love. A small replica of the original statue had been at a church in the Archdiocese of Havana and had been rescued from desecration by Castro’s militias. Like her people, that statue had taken asylum at the Italian Embassy in Havana. The Statue arrived at Miami International Airport in an unmarked suitcase on September 8, 1961, her feast day, and triumphantly processed into Miami Stadium with Miami Archbishop Coleman Carroll as 30,000 Cuban Exiles gathered to celebrate her feast day away from their homeland. Cachita had joined her people in exile.

The Cuban Diaspora collected pennies, nickels and dimes to build her a beautiful home in Miami that is now known as the National Shrine of our Lady of Charity. A likeness of the original statue also rests in the Pope’s private gardens at the Vatican and at the Basilica of the National Shrine of the Immaculate Conception in Washington, D.C.

As Catholic Christians we aspire to live our lives by the summary of the Commandments that Jesus Himself gave us: “Love your God with all your heart and all your soul and all your strength … and love your neighbor as yourself” (Mk 12:29-31). Love becomes the central tenet of the relationship between us and our God and between us as Christians. This is why the title of the Patroness of Cuba, Our Lady of Charity – Our Lady of Love – is so unique and special.

May she always look over us with the protection that only a mother can provide.


Agosto 29, 2016

September 719

El Domingo Catequético

Por Daniel Villar, MA

¿Qué es el Domingo Catequético? ¿Qué compone este día y por qué lo celebramos? La respuesta, primero se encuentra en la palabra “catequesis”. “La raíz de la palabra, ‘catequesis’, viene de una palabra griega que significa ‘hacer eco, o resonar’. La catequesis es el acto de hacer resonar o llevar las enseñanzas de la Iglesia al mundo. Un catequista es el que enseña en nombre de la Iglesia.” Entonces, el llamado a ser catequista conlleva el ser portavoz de esperanza y amor que se encuentra en la Palabra de Dios y la fe de nuestra iglesia.

La historia del “Domingo Catequético” empezó en medio de tiempos muy turbulentos. El mundo estaba hundido en la “Gran Depresión”. La Primera Guerra Mundial apenas había terminado y Europa estaba a la puerta de la Segunda Guerra Mundial. El movimiento racionalista estaba ganando las vidas de más personas cada día y la vida espiritual se estaba convirtiendo en algo del pasado. Como respuesta a los tiempos, el Papa Pio XI tomo la iniciativa de enfatizar la importancia de la catequesis en nuestra iglesia. Como resultado, “En 1935, el Vaticano publicó Sobre el mejor cuidado y promoción de la educación catequética, un documento que pide a todos los países reconocer la importancia del ministerio de enseñanza de la Iglesia y honrar a aquellos que sirven a la comunidad cristiana como catequistas. Durante los primeros años después de establecerse el Domingo Catequético se celebraron congresos catequéticos nacionales en conjunto con la celebración. A partir de 1971, el “Departamento de Educación de la USCCB” comenzó a producir materiales para ayudar a las parroquias a celebrar el evento a nivel local. Cuando el Comité sobre Catequesis, ahora llamado Comité de Evangelización y Catequesis, fue nombrado por la Conferencia como comité permanente, continuó publicando materiales para el Domingo Catequético cada año. La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos ha designado el tercer domingo de septiembre como el Domingo Catequético.”

Para este año, el Domingo Catequético se va celebrar el 18 de septiembre del 2016. Temas sobre la dignidad humana, el perdón sacramental, año de la fe, nueva evangelización y la Eucaristía han formado la base para el tema de este año. “La Oración: la fe orada” es una síntesis enfatizando la importancia de la oración durante el Año de la Misericordia. La inspiración de este tema viene de las palabras de Santa Teresa de Lisieux y de San Francisco de Sales. El catequista tiene que ver la oración como un “impulso del corazón” que se debe practicar por lo menos media hora cada día. Al poner este ejemplo en práctica, el catequista se integra a su vocación; una vocación que empieza desde nuestros corazones hacia afuera.

http://www.usccb.org/beliefs-and-teachings/how-we-teach/catechesis/catechetical-sunday/ year-of-faith/spanish/que-es-el-domingo-catequetico.cfm http://www.usccb.org/beliefs-and-teachings/how-we-teach/catechesis/catechetical-sunday/ prayer/spanish

———————- translation

Catechetical Sunday

By Daniel Villar, MA

What is Catechetical Sunday? What is it composed of and why do we celebrate it? The answer is first found in the word “catechesis.” “The root word, ‘catechesis’ is from a Greek word meaning ‘to echo, or resound.’ Catechesis is the act of resounding or bringing the Church’s teachings to the world. A catechist is one who teaches in the name of the Church.” Therefore, as the catechist immerses oneself into their vocation, they are transformed into an avid proponent of hope and love rooted in the Word of God and the faith of the church.

The history of Catechetical Sunday began amidst turbulent times. The world was in the middle of the Great Depression. World War I had just ended and Europe was at the door of World War II. The rationalist ideology that began with a few hundred was becoming a popular movement that relegated spiritual life as archaic and primitive. As a response to the times, Pope Pius XI took the initiative to emphasize the importance of the catechesis in our Church. “In 1935, the Vatican published On the Better Care and Promotion of Catechetical Education, a document that asks every country to acknowledge the importance of the Church’s teaching ministry and to honor those who serve the Christian community as catechists. For the first few years after Catechetical Sunday was established, national catechetical congresses were held in conjunction with the celebration. Beginning in 1971, the USCCB’s Department of Education began producing materials to help parishes celebrate the event at the local level. When the Committee on Catechesis, now named the Committee of Evangelization and Catechesis, was named by the Conference as a standing Committee, it continued to publish Catechetical Sunday materials each year. The United States Conference of Catholic Bishops has designated the third Sunday in September as Catechetical Sunday.”

For this year, Catechetical Sunday will be celebrated on September 18, 2016. The past themes on human dignity, sacramental forgiveness, year of faith, new evangelization and the Eucharist have given way to this year’s theme. “Prayer: The Faith Prayed” is an exhortation emphasizing the importance of prayer during the Year of Mercy. The inspiration for this theme comes from the words of Saint Therese of Lisieux and Saint Francis of Sales. The catechist must see prayer as a “surge of the heart” that needs to be practiced at least half an hour every day. When the catechist puts this into practice, they become one with the spirit making vocation come from the deepest part of their hearts.

http://www.usccb.org/beliefs-and-teachings/how-we-teach/catechesis/catechetical-sunday/catechetical-sunday-about.cfm http://www.usccb.org/beliefs-and-teachings/how-we-teach/catechesis/catechetical-sunday/index.cfm


Agosto 15, 2016

V Encuentro

1-Diocesan-Team-Richmond-VA

El jueves 28 de julio el equipo diocesano se reunió por primera vez para el V Encuentro en el Jardín Botánico. Durante esta reunión 12 líderes de diferentes parroquias conocieron la historia de los Encuentros a nivel nacional, así como la forma en que evolucionó el ministerio hispano en nuestra diócesis. Todos los líderes tuvieron la oportunidad de participar en la parte de discusión, reflexión y compartir sus pensamientos y experiencias. Algunas de las reflexiones que fueron compartidas subrayaron como este V Encuentro es una gran oportunidad para la comunidad católica para compartir sus esperanzas y crecer juntos. Esto ayudará a muchas personas a buscar y a encontrar su identidad, así como conocer más sobre otras culturas en la comunidad. Ahora esperamos tener todo el material para iniciar el trabajo de implementación y consulta a nivel parroquial.

On Thursday July 28, 2016 the diocesan V Encuentro team had their first gathering at the Botanical Gardens. During this gathering, 12 leaders from different parishes were able to learn about the history of Encuentro at a national level as well as how it evolved our diocese. All of the leaders had the opportunity to participate in the discussion portion and share their thoughts and experiences amongst each other. Some of the reflections that were shared were that this V Encuentro is a great opportunity for the Catholic community to share their hopes and grow together. It will help many people seek and find their identity as well as learn about other cultures amongst the community.  We hope to have all the material to start implementing the consultation at the parish level.

———————————————————–

Celebración del Divino Salvador del Mundo

Por Pbro. Jimmy Valencia

La Celebración del Divino Salvador del Mundo a celebración de las fiestas agustinas en San Salvador no es sólo un acontecimiento de carácter popular, se centra en el calendario litúrgico de la Iglesia católica. El 6 de agosto es, según ese calendario, la celebración de la Transfiguración de Jesucristo, importante acontecimiento que ocurrió en el Monte Tabor, en Palestina. La celebración se fundamenta en el relato bíblico (Mateo 17:1-13 y Marcos 9:2).

Si nos remontamos a la historia nacional, encontramos que al fundarse la Provincia de San Salvador, el Rey de España, como era su costumbre, obsequiaba la “Imagen Patronal” y, en este caso, en la Catedral Metropolitana, aún se conserva la imagen obsequiada por el Emperador Carlos V de Alemania y I de España, en 1546.

En 1777, el artista y devoto don Silvestre Antonio García, miembro de la Tercer Orden Franciscana, talló la bella imagen del Divino Salvador, que es la que ahora recorre en procesión cada 5 de agosto la Ciudad Capital. Esta imagen los salvadoreños de cariño le dicen “El Colocho’” (por su cabellera).

Cada 5 de agosto por la tarde la imagen del Divino Salvador del mundo va en procesión las 14 cuadras que casualmente se acoplan a los catorce departamentos que conforman la República de El Salvador, desde la Basílica del Sagrado Corazón, hacia Catedral Metropolitana donde se tiene lugar la escenificación de la transfiguración. Luego en 6 de agosto se celebra la solemne Eucaristía en el atrio de la catedral, con la participación de todos los Obispos, sacerdotes e innumerable cantidad de fieles.

———————- translation

Celebration of the Divine Savior

By Father Jimmy Valencia

The Augustinian celebrations in San Salvador are not only based on popular devotion but also form part of our church’s liturgical calendar. According to that calendar, it is on August 6 that we celebrate the Transfiguration of Jesus Christ. Based on the biblical account found in both Matthew 17:1-13 and Mark 9:2, this feast commemorates the moment Christ was transfigured in the presence of John, Peter and James. Therefore, it would be the deep devotion the Spaniards had to this particular feast that would bring the Divine Savior to El Salvador.

As part of the founding of San Salvador in 1525, the Holy Roman Emperor Charles V of Germany and I of Spain presented an “Imagen Patronal” or a patron image of the Divine Savior to El Salvador making it the official patron of Salvadorians.

Since then, the devotion to this image throughout history has been a source of inspiration for many. In 1777, an artist and member of the Third Franciscan Order named Don Silvestre Antonio García, sculpted the popular image as a token of his commitment to Jesus Christ. This made the sculpture, also known as “El Colocho” by Salvadorians, the most popular image in El Salvador to date.

In San Salvador, the feast day dedicated to the Divine Savior is August 5th. On this day the image makes a trip of 14 blocks representing the 14 departments that make up the Republic of El Salvador. The procession ends at the Metropolitan Cathedral where a reenactment of the Transfiguration takes place. The next day, there is a celebration of the Eucharist in the atrium of the cathedral where thousands come to worship the Divine Savior as one family.

Schedule-liturgia


Agosto 1, 2016

August, 2016

“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia” (Mt 5:7) 

1-JMJ-Cracovia

Las bienaventuranzas son un programa de vida y el corazón de las enseñanzas de Jesús. Son también un llamado y una respuesta a la búsqueda de la felicidad. Por esta razón, el Papa Francisco convocó a una peregrinación espiritual, en preparación a la JMJ, basada en dos lemas: “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mt 5,3) y “Bienaventurados los limpios de corazón, porque verán a Dios” (Mt 5,8). En su mensaje a los jóvenes, el Papa explica que la palabra bienaventurados (felices) aparece 9 veces en la predicación de Jesús, “como un estribillo que nos recuerda la llamada del Señor a recorrer con Él un camino que, a pesar de todas las dificultades, conduce a la verdadera felicidad”. Jesús “empuja a dejar las máscaras que falsean la vida; les lee en el corazón las decisiones más auténticas que otros querrían sofocar”, dice el Papa Francisco. Génesis describe la felicidad como “la comunión perfecta con Dios, con los otros, con la naturaleza y con nosotros mismos”. Estamos llamados a recuperar esta “pureza original” que permite “el libre acceso a Dios, a su presencia e intimidad”, de tal manera que la luz de Dios permee “de verdad y trasparencia todas las relaciones humanas”. Hacer realidad ese “estado de pureza original” es el reto; que no haya “máscaras, subterfugios, ni motivos para esconderse unos de otros”. Que como en el principio, todo sea “limpio y claro”, dice el Papa. Unos 2 millones de jóvenes de todo el mundo se congregan en Polonia. Cracovia es la Capital de la Divina Misericordia, ya que en uno de sus barrios, Jesús, Señor de la Misericordia, se reveló a santa Faustina. Las JMJ anteriores se llevaron a cabo en Brasil (2013) y España (2011). Fte: Boletín “Combonianas, Mujeres para la Misión Hoy”

——————– (translation)

The motto of the XXXI World Youth Day is: “Blessed are the merciful, for they shall obtain mercy” (Mt 5: 7). The beatitudes are a program of life and the heart of the teachings of Jesus. They are also a call and a response to the pursuit of happiness. For this reason, Pope Francis called a spiritual pilgrimage in preparation for JMJ, based on two mottos: “Blessed are the poor in spirit, for theirs is the kingdom of heaven” (Mt 5,3) and “Blessed the pure in heart, for they shall see God”(Mt 5,8). In his message to young people, the Pope explains that the blessed word (happy) appears 9 times in the preaching of Jesus, “as a chorus that reminds us of the Lord’s call to walk with Him a path that, despite all difficulties, leads to true happiness. “Jesus” pushes to shed the masks of a false life; they read in the heart the most authentic choices that others try to stifle ” says Pope Francis.

Genesis describes happiness as the “perfect communion with God, with others, with nature and with ourselves.” We are called to retrieve this “original purity” that allows “free access to God, his presence and intimacy,” so that the light of God permeating “truth and transparency all human relations.” Realizing that “state of original purity” is the challenge; there is no “masks, subterfuge, no reason to hide from each other.” That as in the beginning, everything is “clean and clear” said the Pope. About 2 million young people around the world gather in Poland. Krakow is the Capital of the Divine Mercy, as one of its neighborhoods, Jesus, Lord of Mercy revealed to St. Faustina. The Previous JMJ took place in Brazil (2013) and Spain (2011).


RESPETO

4-Programa%20Juvenil

On Saturday July 16, 2016 the RESPETO Latino Youth Leadership Formation training was held at the Pastoral Center for the youth parish leaders. There were six parishes that were able to attend this training which was facilitated by the Office of Hispanic Ministry. The various lessons were broken down into learning phases, i.e., interactive teaching, personal reflection and prayer, dialogue, youth teaching each other, learning through action and offering petition as well as giving thanks to God.

Team Building Training

Team Building Training

The morning portion of the RESPETO training session was an in-depth introduction of each program and what to expect. All of the youth leaders had the opportunity to be ­involved, ask questions, and address any concerns that they had about the new program. During this session the leaders demonstrated that they have the will to serve the youth, better understand their culture as well as to see what it is like to be the new generation of Latinos in the United States.

The latter portion of the experience was a mock session that allowed the youth leaders to play the role of youth and have the experience of what a session would be like. This portion of the training was very dynamic and required the leaders to fully understand each of the session goals and its underlying message. Since some of the youth leaders that attended did not work with youth prior to the training, this mock session allowed them to experience the program through the eyes of pupils. It was also a good opportunity for them to be immersed in the material first hand as well as create bonds with the different leaders who would act as their support system throughout the year. Each leader demonstrated their commitment to serve the youth in their communities. As one of the facilitators, it was a great experience for me to work hand-in-hand with the youth leaders, witnessing their enthusiasm, involvement in the training, and the program itself in action.

Resumen en español – RESPETO

El pasado 16 de julio tuvo lugar el entrenamiento de RESPETO, organizado por la Oficina del Min. Hispano, para los líderes juveniles parroquiales en el Centro Pastoral. Participaron 6 parroquias que iniciarán este nuevo proyecto para los jóvenes hispanos entre 14 y 18 años. El programa RESPETO consiste en veinte y una sesiones que abarcan siete fases diferentes de aprendizaje que se realizan a lo largo de un año. Cada fase de aprendizaje está orientada a la enseñanza, por ejemplo, la enseñanza interactiva, la reflexión personal y la oración, el diálogo, la juventud aprendiendo de unos a otros, el aprendizaje mediante la acción y ofrecer petición, así como dar gracias a Dios. En fin, cada líder demostró su compromiso de servir a los jóvenes en sus comunidades. Una facilitadora nos compartía que ésta ha sido una gran experiencia para poder trabajar mutuamente con los líderes de la juventud hispana y ser capaz de verlos tan entusiasmados en su participación en la formación, e implementar el programa en acción.


Julio 18, 2016

iStock_000016003206_Medium

V Conferencia Anual de Hombres-Diócesis de Richmond

Por Daniel Villar, MA Hispanic Regional Minister

El sábado, 10 de septiembre de 2016, hombres de nuestra diócesis se reunirán en el hotel y centro de conferencias “Fort Magruder” en Williamsburg. Paralelamente habrá dos conferencias cada una de ellas en sus idiomas correspondientes, una toda en inglés y la otra toda en español. El exponente en inglés será el P. Damián y Carlos Taja quienes guiarán la conferencia en español.

El lema de este año es “Plenamente Vivos”. Con este tema se dará la oportunidad de prodindizar en la invitación de Jesús a vivir una vida abundante como hombres que desean seguir los caminos de Dios. El ser humano desea profundamente vivir una vida en abundancia: ser amado profundamente y explorar caminos nuevos. Este deseo de sentirse vivo solo puede cumplirse junto a Cristo.

Están todos cordialmente invitados a adentrarse en esta nueva aventura del amor abundante de Dios, dador de vida en plenitud.

Algunos datos sobre Carlos Taja, nació en Bogotá, Colombia. El y su familia se establecieron en Miami, Florida donde conoció a su esposa de familia cubana. Carlos trabaja para la conferencia episcopal de obispos católicos aquí en los Estados Unidos en el Secretariado de Evangelización y Catequesis. Después de concluir sus estudios de filosofía y teología, Carlos se matriculó en la universidad católica de América, en Washington, DC para hacer su doctorado en teología. Además, nuestro conferencista cuenta con una experiencia de más de diez años como profesor de teología y filosofía para jóvenes en la secundaria y a nivel universitario.

El costo de la conferencia será de $40 incluyendo comida y materiales. Gracias a la ayuda de la campaña diocesana de nuestra diócesis otorgada a la oficina del Ministerio Hispano, se dará un subsidio de $10 a todos aquellos que se inscriban en sus parroquias (no en línea) antes del 30 de agosto, el plazo último de inscripción sin descuento será hasta el 2 de septiembre. No se acepta inscripciones a última hora en la puerta. Les anímanos a que se ins- criban lo antes posible, a partir del 8 de julio. Pregunte en su parroquia para la inscripción. Para más información llamar al: 804-622-5241 o al correo: omh@richmonddiocese.org

 

IV Conferencia Anual de Mujeres Diócesis de Richmond

Por Araceli Perez, Asist. Adm, y Adriana Farfán, Hisp. Outreach Minister

E­­l sábado 24 de septiembre de 2016 tendrá lugar en nuestra diócesis de Richmond la IV conferencia anual para mujeres. Se llevará a cabo en el hotel Downtown Richmond Crowne Plaza. Podrá atender a la conferencia en inglés o español, como mejor prefieras. Habrá diferentes expositoras según el idioma que elijas. Sin embargo, podremos gozar de varios momentos juntas las dos comunidades para el almuerzo, adoración y misa de clausura, la cual será bilingüe.

El tema de este año es “Llenas de Vidas.” En español este tema será presentado por Miriam Hidalgo y Ivis Alvarez Cepeda. Al ser el año de la misericordia nos enfocaremos en compartir historias que realza la dignidad de la mujer y su vocación teniendo en cuenta la invitación de Dios de ser generadoras de vida.

Al igual que ha ido sucediendo en estos tres últimos años habrá la posibilidad de confesiones y asistir a la misa de la vigilia del domingo presidida por nuestro obispo Mons. DiLorenzo. También contaremos con la presencia de vendedores que ofrecen gran variedad de artículos para comprar.

El costo de la conferencia es de $45, pero gracias al apoyo de la campaña diocesana la oficina del ministerio hispano hace un descuento para todas las mujeres que asistan a la conferencia en español de $10, debe de inscribirse en su parroquia con la persona responsable de las inscripciones, favor de preguntar en su comunidad quien es esa persona e inscribirse lo antes posible pues hay cupo limitado. No se acepta inscripciones a última hora en la puerta.

En su inscripción se incluye: la entrada al evento, desayuno y almuerzo. Si lo hace después del 14 de septiembre el costo será de $55 así que debe de inscribirse antes de esta fecha. No se lo piense dos veces e inscríbase ya en su parroquia.

La conferencia es gratis para todas las mujeres religiosas que viven en nuestra diócesis. Inscríbase con anticipación en su parroquia.

Para más información pregunte por la persona encargada en su parroquia o llame a nuestra oficina 804-622-5241 o escriba a: omh@richmonddiocese.org

Si desea inscribirse en línea puede hacerlo a través de www.cdrmfl.org, no habrá subsidio para quien se inscriba en línea, el subsidio se ofrece para la inscripción directa en su parroquia.


Julio 4, 2016

Spanish chart for July 4, 2016

Encuentro 2016: La Experiencia de la Alegría

Tuve la oportunidad de participar en el retiro para jóvenes hispanos, “Encuentro 2016: La Experiencia de la Alegría”, organizado por la Oficina de Evangelización y en colaboración con la Oficina del Ministerio Hispano de nuestra Diócesis de Richmond. Fue mi primera experiencia como chaperón en un retiro, compartiendo con mi hijo, y con la juventud hispana de nuestra parroquia Saint Bede y de toda la diócesis. Para algunos jóvenes fue su primer llamado verdadero a conocer a Jesús, y abrir las puertas de sus corazones para que Él entre y cambie completamente sus vidas. Para otros, fue la oportunidad de alcanzar una relación personal más profunda con nuestro Salvador. Lo cierto es, que en el transcurso del retiro, el amor poderoso de Jesús, que ama siempre, y tal cual eres en este momento, estuvo presente y evidente, llamando a nuestros jóvenes a una alegría y paz espiritual que nada ni nadie más les puede dar.

Gracias a la invitada especial, Azeneth González, por su misión de fe que la trajo a Richmond. Azeneth compartió con nuestros jóvenes, su hermosa voz, sus canciones y su testimonio de abandonar la riqueza y la fama como cantante en México para seguir a Dios. Después de ver un video de la vida pasada de Azeneth, una joven comentó a mi compañera chaperona Linda Flores: “¿Cómo es posible que lo haya dejado todo?” En este mundo en el que a veces basamos el valor propio en la popularidad (en redes sociales o en la escuela, etc.) o en bienes materiales, el testimonio de Azeneth es un gran ejemplo para nuestros jóvenes. Dejando todo atrás, ella encontró la verdadera alegría en su corazón, ejemplo vivo de como las cosas son mejores cuando las dejamos en las manos de Dios, y como Dios puede cambiar nuestras vidas. El camino no es fácil pero con Dios todo está bien, y su paz y su alegría abundan en nuestras vidas.

Gracias también a los maestros de ceremonia, ¡muy jocosos!, y a todos los expositores por sus pláticas edificantes, exhortando a nuestros jóvenes a decirle SÍ al Señor y a buscar su misión en la vida. No importa la edad, todos compartimos la misión que Jesús nos encomendó. Pero uno de los momentos más poderosos para Linda y para mí, fue ver a nuestra juventud en la presencia de Jesús en adoración al Santísimo Sacramento. Trayendo frente a Él, sus ansiedades, sus inquietudes y sus necesidades, y recibiendo a su vez el amor, paz y el perdón infinito de Jesús, y la oración comunitaria de sus hermanos.

Nuestros jóvenes son miembros importantes de la Iglesia. Yo como padre, estoy muy contento de haber podido acompañarlos en este retiro. ¡Y no será mi última vez! Anímense padres y madres a servir de chaperones en alguna ocasión. ¡Es una experiencia muy bonita que les llenará el alma! Mil gracias a la Diócesis de Richmond, y a todos los voluntarios y organizadores del retiro por ofrecer esta oportunidad para cultivar la semilla de la alegría y la esperanza en el corazón de nuestros jóvenes hispanos.

——————– (translation)

I had the opportunity to participate in the Hispanic youth retreat, “Encuentro 2016: La Experiencia de la Alegría,” organized by the Diocese of Richmond Office for Evangelization in collaboration with the Office of Hispanic Ministry. It was my first experience as a male chaperone, spending time in a retreat with my son, the Hispanic youth of Saint Bede and the rest of the Diocese. For some of our youth, it was their first true call to an encounter with Jesus, and to open their hearts to Him. For others, it was a call to deepen their relationship with Our Savior. The truth is, that during the retreat, the powerful love of Jesus, who loves us just as we are at this moment, was clear and present, calling our youth to a spiritual joy and peace that nothing else can provide.

Many thanks to the special guest, Azeneth González, and her mission of faith that brought her to Richmond. She shared with our youth her beautiful voice, songs and her testimony of leaving behind a famous and successful career as a singer in Mexico to follow Our Lord. After viewing a video of Azeneth’s previous life, a young lady commented to my fellow chaperone Linda Flores: “How could she leave it all behind?” Azeneth’s story is a powerful witness for our youth, especially in this world, where sometimes we measure our worth based on popularity (e.g., in social networks or school) or material possessions. Her heart found true joy when she left everything behind and put herself faithfully in the hands of the Lord, and He changed her life for the better. It is not an easy path, but we know that when we walk with the Lord everything will be OK and His peace and His joy abound in our lives.

Thanks also to the emcees, who were very entertaining, and to all the speakers for their edifying talks urging our young people to say YES to the Lord and to seek their mission in life. No matter what age, we all share in the mission that our Savior entrusted to us. However, one of the most powerful moments for Linda and me was seeing our youth in adoration to the Blessed Sacrament, bringing to the Lord their anxieties, their concerns and their needs, and being lifted up by His love, peace, infinite forgiveness and the prayers of their brothers and sisters.

Our young people are an important part of our Church. As a parent, I am very happy to have participated in this retreat with them. It will not be my last time! Parents, I encourage you to participate in these activities with our youth. It’s a beautiful experience that will fill your soul! Thanks to the Diocese of Richmond, and to all contributors, volunteers and organizers of the retreat for all their work and for providing this opportunity to cultivate the seeds of hope and joy in the hearts of our Hispanic youth.


Junio 20, 2016

The prophet who baptized Jesus

Baptism Of Christ On A Medieval Stained Glass Window

By Daniel Villar, MA

He was a man with a booming voice and a strong sense of mission, proficient in his ability to gather and lead in ministry. He was born of barren parents and became a prophetic testament to God’s presence on earth. As a prolific preacher, Saint John the Baptist became the last great prophet in a line of prophets going back to Hebrew Scriptures.

Born around 5 B.C., his radical teachings and purpose in life were guided by God in order to prepare the way for Jesus.

In the book of Isaiah, he is prophesied as “A voice of one calling: In the wilderness to prepare the way of the LORD; make straight in the desert a highway for our God.” He is also seen in the book of Malachi as the messenger who is sent to prepare the way for God where, the LORD that is being sought, will come to the temple as the desired messenger of the covenant. These prophecies, found in the Old Testament, not only identify him but highlight his presence and character throughout the Gospels.

Saint John the Baptist’s message of redemption and God’s judgment attracted massive crowds in his lifetime. He preached about the cleansing of sins through the baptism of water. He would scream impulsively at those who gathered calling them a generation of vipers (Matthew 23:33) emphasizing that he was not Christ or Elijah but a witness to the light so that everyone can believe. With a clear and concise answer to their interrogations, he said “I baptize you with water. But one who is more powerful than I will come, the straps of whose sandals I am unworthy to untie. He will baptize you with the Holy Spirit and fire” (Luke 3:16). Although Saint John the Baptist played an integral part in bringing forth the central message of his teachings, it is not until the Baptism of Jesus that we see the fulfillment of his mission.

In the Gospel of John, it states “The next day John saw Jesus coming toward him and said, “Look, the Lamb of God, who takes away the sin of the world! This is the one I meant when I said, ‘A man who comes after me has surpassed me because he was before me.’ I myself did not know him, but the reason I came baptizing with water was that he might be revealed to Israel.” Then John gave this testimony: “I saw the Spirit come down from heaven as a dove and remain on him. And I myself did not know him, but the one who sent me to baptize with water told me, ‘The man on whom you see the Spirit come down and remain is the one who will baptize with the Holy Spirit.’” At that moment, the ministry of Jesus was initiated and Saint John the Baptist succumbed to the whims of Herod’s daughter who wanted his head cut off. In 30 A.D., her wishes were granted and after a dance offered to Herod, she received his head on a platter marking the tragic end of one of the most important figures in the Bible and in Christendom.

June 24 is the feast day of Saint John the Baptist. “All over Europe, from Scandinavia to Spain, and from Ireland to Russia, “Saint John’s fires” burn brightly and quietly along the fiords of Norway, on the peaks of the Alps, on the slopes of the Pyrenees, and on the mountains of Spain (where they are called Hogueras). In many places, great celebrations are held with dances, games, and outdoor meals.”

As generations of Catholic Christians have venerated him alongside his mother Elizabeth, cousin to Mary and his father Zechariah, he remains the pivotal figure that ushered in the age that led to the redemption of the world through our Lord Jesus Christ. On his feast day, let us remember him with a litany and prayer honoring his obedience and fidelity to God:

https://prayerhouse.wordpress.com/category/st-john-the-baptist/ http://www.catholicculture.org/culture/liturgicalyear/activities/view.cfm?id=1126

—————————-

Reunión Anual de los Ministros Hispanos 2016

El 11 de junio, la oficina del Ministerio Hispano tuvo la reunión anual de ministros hispanos parroquiales. Durante esta reunión, se introdujo los nuevos programas y las actualizaciones que se han hecho en nuestro sitio web. Al concluir la reunión, se presentó el proceso de Encuentro con el enfoque sobre su historia y las iniciativas que se llevaron a cabo para el desarrollo del ministerio hispano actual. En este momento, estamos comenzando el proceso del Quinto Encuentro, un momento de consulta desde la base. Para las parroquias que han aceptado ser parte de este proceso, iniciaran en enero del 2017 los entrenamientos. Estos tendrán como meta el reflexionar y discernir formas en las que la Iglesia de los Estados Unidos pueda responder mejor a la presencia de los Hispanos/Latinos, y potenciar formas en que los Hispanos/Latinos se transformen en discípulos misioneros, llamado de la Nueva Evangelización, sirviendo a toda la Iglesia. Nuestra oficina quiere darles las gracias a los ministros hispanos parroquiales por su liderazgo y servicio a sus comunidades. Los animamos a que siguán su trabajo pastoral con la esperanza de que sus ministerios continúen a crecer y a crear nuevos líderes. Líderes que llevarán el mensaje de Cristo inculcado en nuestras tradiciones y cultura a las futuras generaciones.

——————– (translation)

Annual Gathering of Hispanic Parish Ministers 2016

On June 11, 2016, the Office of Hispanic Ministry had its annual gathering of Hispanic Parish Ministers. During the reunion, introductions to new programs as well as updates to our diocesan website were the main topics. In addition to this year’s meeting, a process called Encounter came into focus highlighting the initiatives that have changed the face of Hispanic Ministry on all levels throughout the years. Currently, we are in the process of working on the Fifth Encounter. For the parishes that have accepted to be part of this process, it will begin in 2017 with the training of its leaders. This training is done with the goal of discerning ways in which the Church in the United States can better respond to the Hispanic/Latino presence, and to strengthen the ways in which Hispanics/Latinos respond to the call to the New Evangelization as missionary disciples serving the entire Church. In deep appreciation of our leaders, our office would like to extend our deepest gratitude for the service they provide to their parish communities. We encourage them to carry on their pastoral work with the hope that their ministries will continue to flourish and create new leaders; leaders that will bring with them the message of Christ instilled in our culture and traditions for future generations to come.


Junio 6, 2016

Nuevo Modelo de Liderazgo

Por Daniel Villar, MA

¿Has visto alguna vez un líder adueñarse de algo con tanto fervor hasta el punto donde ellos no puedan más? ¿O encontrar a alguien usando sus puestos de influencia para conseguir sus propios intereses? ¿Cómo joven adulto o cómo un miembro veterano en una parroquia, ha querido alguna vez ser la solución de los desafíos de su comunidad de fe? Sigue leyendo.

El Papa Francisco, abogando por un buen liderazgo, enfatiza que los buenos líderes están llamados a guiar en el servicio a los otros para el bien común. A diferencia de lo que la sociedad secular llama “servicio”, el servicio auténtico requiere una entrega incondicional de ti para el mundo sin expectativas. A este nivel, el acto de recibir se enraíza en el amor y la bondad recibida y regresada en tu vida a través del cuerpo de Cristo, la Eucarística; haciendo el servicio divino.

ldrship.head

Así pues, ¿cómo podemos ser buenos líderes ejerciendo buen liderazgo? Iniciemos diciendo lo que no se debe de hacer. La revista “Harvard Review” publicó un artículo, en abril, 2015, sobre las preocupaciones que el Papa percibe como trampas del liderazgo. El Papa las comparó como “enfermedades” basándose en nociones preconcebidas de los líderes que se consideran a sí mismos como superhéroes o superhombres. La mentalidad de “lo sé todo, lo hago todo” se puede transformar por ejemplo en un desorden neurológico tan potente que puede causar enfermedades físicas o incluso la muerte, siguiendo el “ideal” y no la “realidad” puede cegar a uno de las necesidades físicas propias y de los otros.

Por lo tanto, “el equipo de liderazgo esta llamado constantemente a mejorar y crecer en entendimiento y sabiduría, con el fin de llevar a término su misión,” dice el Papa Francisco.(1)

En respuesta a esta invitación, la Oficina del Ministerio Hispano ha creado un taller de un día siguiendo la premisa de que un líder no debería ser líder de por vida. Este programa se enfoca tanto en los líderes actuales como en los futuros líderes. El taller provee la formación espiritual del líder explorando los ministerios de Jesús, San Juan Bautista, San Pablo y los Apóstoles. El análisis de estos ministerios se basa en las Sagradas Escrituras y documentos de la Iglesia, ofreciendo una comprehensivo fundamental del liderazgo como algo en transición y perpetuo. Se explora diferentes términos de liderazgo y un nuevo modelo diocesano de liderazgo.

Aunque este programa tenga menos de un año de existencia, se ha visto buenos resultados a nivel parroquial. Los líderes que han participado al taller llegan a entender sus roles o funciones como temporales. Este taller de liderazgo está abierto a todas las parroquias con comunidad hispana.

Quienes sentaron la base de nuestra fe entendieron que otros líderes vendrían después de ellos. El entendimiento del liderazgo a través de estas perspectivas es la lección de sus enseñanzas y la de las futuras generaciones que también asumirán la responsabilidad del servicio divino.

1 http://es.catholic.net/op/articulos/56568/2016-ano-santo-de-la-misericordia.html https://w2.vatican.va/content/francesco/es/apost_letters/documents/papa-francesco_bolla_20150411_misericordiae-vultus.html

——————– (translation)

Outline Nuevo Modelo de

New Model of Leadership

By Daniel Villar, MA

Have you ever heard of a leader claiming ownership of something to the point where they can’t let go? Or encountered someone using their position of influence to pursue their own agenda? Have leaders in your parish community ever fractured, or sewn dissent among its different ministries? As a young adult or more senior member of a parish, have you ever wanted to be the solution to the challenges of your local faith-based community? Read on.

Pope Francis, an outspoken advocate for good leadership, emphasizes that good leaders are called to lead in the service of others for the common good. In contrast to what secular society calls “service,” authentic service requires an unconditional commitment by you to the world with no expectation of reward. On this level, the act of receiving becomes deeply rooted in the love and abundance that the Body of Christ pours back into your life; making service divine.

So how do we become good leaders engaged in great leadership? Let’s start with what not to do. The Harvard Review published an article in April 2015 concerning Pope Francis’ perspective on the pitfalls of leadership. The Pope equated it to a “disease” based on the preconceived notion that leaders think themselves superhuman. The “I know it all, do it all” mentality can become such a crippling neurological disorder that it can cause physical illness or even death. Pursuing the “ideal” and not the “real” can blind one to the fundamental needs of the self and others.

“The leadership team is called constantly to improve and to grow in rapport and wisdom, in order to carry out fully its mission,” said Pope Francis.1

In response to that call, the Office of Hispanic Ministry has created a one-day workshop following the premise that a leader should never be a leader for life. This program focuses on both existing and future leaders. It provides spiritual formation for leadership, exploring the ministries of Jesus, Saint John the Baptist, Saint Paul and the apostles. The analysis of these ministries is supported by Scripture and Church documents, giving a foundational understanding of leadership as transitional and not perpetual. Different terms of leadership and a new Diocesan model of leadership are explored.

While this program is less than a year old, at the parish level it has already yielded great results. Leaders who have attended the workshop came to understand their roles as temporary; opening doors for others to infuse their skills and ideas. This leadership workshop is open to every parish with a Hispanic community.

Those who laid the foundations of our faith understood that other leaders would come after them. Understanding leadership through their perspective is the lesson for teaching ours and future generations that they too bear the responsibility of divine service.

1 “The 15 Diseases of Leadership According to Pope Francis” and the Pope’s Inventory for Leadership Maladies at the end of the article: https://hbr.org/2015/04/the-15-diseases-of-leadership-according-to-pope-francis


family-ministry-logo_spanish_bgwhite
Mayo 23, 2016

Ministerio de la Familia/ Iglesia Doméstica

Por Adriana Farfán, Hispanic Outreach Minister

La familia está llamada a edificar el Reino de Dios y a participar activamente en la vida y misión de la Iglesia. Los miembros de la familia, inspirados por la Palabra de Dios, confortados con los sacramentos y los auxilios de la gracia, e irradiando el espíritu del evangelio, vienen a ser una pequeña porción viva de la Iglesia.” La oficina del Ministerio Hispano está trabajando con varias parroquias dentro de la diócesis de Richmond, para ayudar a la comunidad hispana con el Ministerio de la Familia/Iglesia Doméstica. Actualmente hay seis parroquias que tienen el Ministerio de la Familia y las parejas se reúnen (una o dos veces al mes) con la oportunidad de compartir sus experiencias entre otras parejas y caminar juntos hacia los caminos del Señor. Estas reuniones están abiertas a todas las parejas interesadas en tener a Dios como el centro de sus hogar, y no importa si no están casados por la Iglesia.

Hay algunas parroquias que acaban de iniciar este programa como por ejemplo, la parroquia de “Epiphany” en Chesterfield ha implementado este programa como piloto el pasado mes de abril. Ronall y Ester Velasco, los cuales han sido líderes en nuestra diócesis desde el 2002 serán la pareja que guiará al grupo. Previamente ellos habían ayudado a coordinar el equipo de preparación de matrimonios a nivel parroquial. Esta pareja está ayudando a guiar a diversas parejas en el ministerio con materiales como la Lectio Divina y una guía mensual que ha sido proporcionada por nuestra oficina. Ellos han expresado su felicidad de continuar sirviendo a la comunidad.

Existes otras parroquias pioneras con este programa como, la parroquia Nuestra Señora de Lourdes en Henrico que comenzó su programa piloto del Ministerio de la Familia en septiembre de 2014 con Isabel y Pablo López. Freddy y Yolanda, junto a Isabel y Pablo López guiaron a cinco parejas. Ahora este ministerio tiene quince parejas participantes que se reúnen dos veces al mes para las reuniones. Este grupo ha tenido la bendición de poder contar con la ayuda de miembros como Zoe y Luís Vera como facilitadores.

Cada una de estas reuniones se basa en la unión de las parejas y se discute el tema del mes. Durante la cuaresma, se habló sobre el tema del perdón y las obras de misericordia. La participación de toda la familia también es algo que a este grupo le gusta hacer. Tuvieron una cena de Navidad, donde asistieron las 15 parejas y sus familias. Hubo un pesebre donde los niños acostaron al niño Dios, cantaron villancicos, y hubo una piñata para los niños. Isabel dice “Esto es algo muy especial para este grupo porque han creado amistades muy fuertes”. Este grupo espera que continúen creciendo y ayudando a todas las familias que decidan unirse. www.aciprensa.com/Familia/mision.htm

——————– (translation)

Family Ministry/ Domestic Church

By Adriana Farfán, Hispanic Outreach Minister

T­he family is called to build the kingdom of God and to participate actively in the life and mission of the Church. The members of the family, taught by the Word of God, comforted with the sacraments and the assistance of grace, radiate the spirit of the Gospel, and come to be a small part of the living Church.”

The Office of Hispanic Ministry is working with various parishes throughout the Diocese of Richmond, to help the Hispanic community with Family Ministry. There are currently six parishes that have the family ministry program in place. Couples meet twice a month with the opportunity to share their experiences with other couples, and walk together toward the Lord’s way. These meetings are open to all couples interested in having God as the center of their home. It does not matter if they were married through the Church or not.

Epiphany Parish in Chesterfield is one of the new pilot programs that began in April, 2016. Ronall and Ester Velasco, whom have been part of the parish in the Diocese of Richmond since 2002, will be the lead couple. Having previously coordinated marriage preparation teams at the parish level, they will be helping various couples in the ministry with materials such as Lectio Divina and a monthly guide that has been provided by our office. They are very happy to continue serving the community.

Our Lady of Lourdes in Henrico started their pilot Family Ministry program in September, 2014 with Isabel and Pablo López. Freddy and Yolanda Esteban along with Isabel and Pablo López have been leading five couples. Now they currently have 15 participating couples coming together twice a month for meetings. This group has had the blessing of additional help from members such as Zoe and Luis Vera.

Each meeting centers around the union of couples, and features a topic of the month. During Lent, two themes, forgiveness and the works of Mercy, were discussed.

The group also enjoys involving the entire family in what they do. This year, Christmas dinner featured all 15 couples in the group and their families. There was a Nativity scene where the children were able to set up the figurines, Christmas songs, “villancicos”, and a piñata for the kids.

“This is something very special for this group because they have created very strong friendships,” Isabel Lopez said.

The group looks forward to continued growth, with the goal of helping all the families that decide to join. www.aciprensa.com/Familia/mision.htm


Conferencia Sullivan 2016

Conferencia Sullivan 2016

Mayo 9, 2016

El Catequista de la Misericordia

Por Daniel Villar, MA

¿Qué significa tener un “encuentro personal con Jesucristo”? Esta es una de las varias preguntas que ayudó a dar inicio a la conferencia Sullivan el pasado 23 de abril. Esta conferencia cambiará de nombre y se llamará: Covocación de Líderes del Ministerio de Sacramentos.

El conferencista José Amaya, director de formación de la fe para la arquidiócesis militar de los Estados Unidos, hizo una presentación sobre “El Catequista de la Misericordia”. Más de 100 catequistas de 12 parroquias de nuestra diócesis asistieron a dicha conferencia. El tema de este año se enfocó en la generosidad y en el amor de Dios misericordioso que con su presencia y testimonio ilumina nuestro actuar. Los catequistas tuvieron la experiencia de vivir la presencia de Dios a través de la lectio divina.

Como ya saben, en marzo del 2015, el Papa Francisco anunció el “Jubileo del Año de la Misericordia” empezando el 8 de diciembre de 2015 en la fiesta de la Inmaculada Concepción hasta el 20 de noviembre de 2016: la fiesta de Cristo Rey. En preparación para este año, el Papa nos dice que: “Estamos unidos a tantos cristianos que, hoy en cada parte del mundo, han recibido la invitación a vivir este momento como signo de la bondad del Señor. El sacramento de la reconciliación, de hecho, permite acercarnos con confianza al Padre por tener la certeza de su perdón. El es verdaderamente “rico de misericordia” y la extiende con abundancia sobre aquellos que recurren a El con corazón sincero”. Como beneficio directo de este testimonio sobre el sacramento de reconciliación, descubrimos el cumplimiento de los otros sacramentos como puerta a la misericordia.

Siguiendo el mensaje de Cristo y la sugerencia de nuestro Papa Francisco, la oficina del Ministerio Hispano ha querido extender el mensaje de Dios misericordioso a todos los catequistas. Durante la reflexión impartida en la conferencia Sullivan, el conferencista subrayó la importancia de no sólo vivir la misericordia sino ser misericordia y bondad para con los otros. El testigo tiene que ser farol, ejerciendo la misericordia en palabras y acciones. El catequista misericordioso tiene que oler el perfume del Señor dando testimonio de su ser. La misericordia es el nombre de Dios y el rostro de Jesucristo. Entonces, como parte de nuestra misión, “siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado.”

http://es.catholic.net/op/articulos/56568/2016-ano-santo-de-la-misericordia.html

https://w2.vatican.va/content/francesco/es/apost_letters/documents/papa-francesco_bolla_20150411_misericordiae-vultus.html

Spanish Page Graphic May 9

——————– (translation)

The Catechist of Mercy

By Daniel Villar, MA

What does it mean to have a personal encounter with Jesus Christ? This was one of many questions that helped initiate the Sullivan Conference for Spanish speakers last month. The keynote was given by José Amaya, Director of Faith Formation for the Military Archdiocese of the United States. His informative presentation was entitled “El Catequista de la Misericordia” or “The Catechist of Mercy.” More than 100 catechists from 12 parishes throughout the Diocese attended the conference. This year’s theme embraced the generosity and love of Mercy with its presence in testimony and catechetical mission ending with a spiritual auto-reflection on the Lectio Divina.

In March 2015, Pope Francis announced the Jubilee Year of Mercy, which begins on December 8, 2015. On that day the Feast of Immaculate Conception is celebrated. The last day of the Year of Mercy is November 20, 2016, which is also the Feast of Christ the King. In preparation, Pope Francis stated, “We are united with so many Christians, who, in every part of the world, have accepted the invitation to live this moment as a sign of the goodness of the Lord. The Sacrament of Reconciliation, in fact, allows us with confidence to draw near to the Father, in order to be certain of His pardon. He really is ‘rich in mercy’ and extends His mercy with abundance over those who turn to Him with a sincere heart.” Therefore, as a direct benefit of this testimony on the Sacrament of Reconciliation, we discover the fulfillment of the other Sacraments as the door to Mercy.

Following Christ’s teaching and the announcement by Pope Francis, the Office of Hispanic Ministry reiterated this message. The Sullivan Conference, via the presentation of José Amaya, gave its participants the value of not only expressing Mercy,­ but being Mercy itself. The witness needs to be a bright light, exercising Mercy in words and actions. The perfume of the Lord needs to emanate from the Catechist of Mercy giving testimony to what it truly is. Mercy is the name of God and Jesus is His face. Thus, as part of our mission, “We need constantly to contemplate the mystery of mercy. It is a wellspring of joy, serenity, and peace. Our salvation depends on it. Mercy: the word reveals the very mystery of the Most Holy Trinity. Mercy: the ultimate and supreme act by which God comes to meet us. Mercy: the fundamental law that dwells in the heart of every person who looks sincerely into the eyes of his brothers and sisters on the path of life. Mercy: the bridge that connects God and man, opening our hearts to the hope of being loved forever despite our sinfulness.”

http://en.radiovaticana.va/news/2015/03/13/pope_francis_homily_with_announcement_of_year_of_mercy/1129218

https://w2.vatican.va/content/francesco/en/apost_letters/documents/papa-francesco_bolla_20150411_misericordiae-vultus.html


Abril 25, 2016

Grupo de líderes-Cuaresma-2016-ParroquiaRolfe1609! Sagrado Corazón, Richmond

Pascua Juvenil: “Experiencia de alegría y misericordia”

Por Carmen O’Brien Coordinadora Parroquial de Educación Religiosa y Pastoral Musical

La pascua juvenil se realizó inicialmente en nuestra parroquia, Sacred Heart, en el año 2010 donde asistieron 50 jóvenes entre 13-17 años. Durante estos 6 años la pascua juvenil ha sido una alternativa para apoyar a nuestros jóvenes. Muchos de ellos se involucraron en la promoción y la organización de este evento. De hecho, muchos pasaron de diferentes generaciones a ser parte del equipo de líderes y sembraron semillas de esperanza. Hoy después de 6 años hemos tenido una pascua juvenil-2016 con mucha luz, nuevas generaciones, que están sedientas de un encuentro personal con Dios. Gracias a los diversos temas presentados por los varios expositores el rostro de estos jóvenes quedó iluminados y llenos de entusiasmos.

Agradecemos a nuestro párroco Padre Shay Auerbach SJ. que siempre nos apoya en las iniciativas que realizamos y nos anima con su testimonio y entrega.

——————– (translation)

Easter Youth: “Experience of Joy and Mercy”

By Carmen O’Brien Parish Coordinator of Religious Education and Pastoral Music

The Easter Youth Program at Sacred Heart, in Richmond, began in 2010. After participating in a six year program at the parish 50 youth between the ages of 13 and 17 received formation. Many of the youth promoted this event and blossomed into leadership roles. Today, Easter Youth 2016 brings a shining new light to generations that are craving a personal encounter with God.

Thanks to the many diverse themes presented by the various speakers, the youth at this year’s formation program were left with hopeful hearts full of enthusiasm.

We would like to thank our pastor, Father Shay Auerbach S.J., a constant support to us in the initiatives that we implement and a motivator with his testimony and dedication.


 Abril 11, 2016

Via crucis-2016. St. Joseph in Hampton,VA.

St. Joseph, Hampton – Viacrusis 2016

El encuentro con el Resucitado: miren mis cicatrices

Por Sr. Inma Cuesta, CMS

El encuentro con Jesús transformó el proyecto de vida de sus discípulos. Aunque María Magdalena fuera a buscar a Jesús y éste se les apareciera a sus discípulos no fue suficiente para reconocerlo y encontrarlo.

Primero, Jesús tuvo que llamar a María por su nombre para que ella lo reconociera. Es decir, necesitamos sentir la llamada personal del Señor para reconocerlo y encontrarnos con él. Sin dunda alguna, vemos que la iniciativa del encuentro con Jesús viene de él. A pesar de que María tomó la iniciativa de buscar al Señor, no lo encuentra porque lo busca en el lugar erróneo: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? (Lucas) Lo mismo nos sucede a nosotros, buscamos al Señor en un mundo lacerado de muerte e injusticia. Y se nos escapa sentir la llamada del Señor como Pagola nos recuerda en sus escritos, quizás nos tendríamos que preguntar: ¿transmitimos doctrinas, creencias, palabras… en la que, tal vez, creemos menos de lo que parece, o contagiamos la experiencia de nuestra adhesión vital a Jesús resucitado? ─Pagola, “El camino abierto por Jesús,” 240

¿Cuál es nuestra actitud al buscar a Jesús? Vemos como el evangelio de Lucas nos indica que María busca en el lugar erróneo pero, sin embargo, ella mantiene una actitud atenta y abierta para encontrar al Señor, por ello, cuando Jesús la llama por su nombre, ella lo reconoce inmediatamente. Esto nos enseña que aún tenemos la esperanza de encontrar al Señor y redimensionar nuestra actitud de búsqueda, si mantenemos la misma actitud abierta y acogedora de María Magdalena.

Segundo, Jesús resucitado se hace presente también a sus discípulos mientras ellos estaban encerrados en el cenáculo. Jesús le muestra sus cicatrices para que ellos puedan reconocerlo y creer que él está vivo. A Tomar por ejemplo, le dice que toque y mete el dedo en sus yagas y que no sea incrédulo. Aun viendo muchas veces las heridas y cicatrices nos cuesta creer en un Dios vivo y resucitado. Claro, que las cicatrices no recuerda que al centro de nuestra fe esta Jesús crucificado al que Dios le dio la vida eterna resucitándolo de entre los muertos. Pagola lo expresa diciendo que en el centro de la Iglesia existe una víctima a la que Dios hace justicia. Y nos recuerda que una vida “crucificada” pero vivida desde el espíritu del resucitado, no concluirá en el fracaso, sino en la vida eterna con la resurrección.

Así pues, deseándoles unas buenas Pascuas de Resurrección, os anímanos a vivir intensamente el evangelio con un espíritu lleno de esperanza porque tenemos la certeza de que con Jesús, el Resucitado, todo sufrimiento y dolor se puede superar. Esta es la esperanza que nos sostiene a pesar de nuestras heridas, cansancios y fatigas. Sentirse curado por Jesús es creer en un Dios dador de vida que con ternura y amor nos acompaña en nuestro peregrinar hace El.

——————–

A Flash of Insight

By Sr. Tiberh Zerezghi, CMS

It was the Easter Vigil celebration at Our Lady of Lourdes in Richmond – beautiful and meaningful for many nations and languages. The Mass was in both English and Spanish – a great celebration of the core of our faith, Christ’s death and rising for our salvation.

Since the homilies were done in both languages, and I do not speak Spanish, I thought I would take in the English presentation and then, during the Spanish homily, quietly pray. But then something captured my attention.

During the Spanish homily I heard the word “Restaurar.” As I have a background in Portuguese I recognize some Spanish words. “Restaurar” resonated with me.

Indeed, Jesus came to restore (restaurar) His image when He created us. And He continues to do so, regardless of who we are or where we come from. God funnels His message to us through people, events, and situations. He uses every means – from predictable to devine – to reach out to us.

Now, more than ever, the world needs God’s image to be restored in us, His sons and daughters.

In his homily, Fr. Wayne Ball shared how, from the beginning of the world, God created man and woman in His likeness. We are all His children, meant to enjoy life with Him, in His image. But when man broke the relationship with God through sin and disobedience, we deformed His reflection in us. Like a circus mirror it became distorted and unrecognizable.

But having witnessed this, God our Father did not allow His lost children to become fatherless. He wanted to return to us the dignity we had lost. God wanted to RESTORE what had been distorted. How? By sending His only son Jesus Christ, who suffered, died and rose from the dead.

As we gather together to celebrate this God who gave us His only Son so that we may regain our dignity and be RESTORED, let us call to Him again with confidence “Abba, Father.” And let us, as His worthy sons and daughters, be recognized by His likeness in us, our reflection of Him and our faith RESTORED.


Marzo 14 & 28, 2016
Pope Francis scolds a person in the crowd after he was pulled onto a boy in a wheelchair during a Feb. 16 visit to a stadium in Morelia, Mexico, in a still image from pool video. (CNS photo/Mexican Government Televison pool via Reuters) See POPE-WHEELCHAIR-PILGRIM-MISHAP Feb. 17, 2016.

Pope Francis scolds a person in the crowd after he was pulled onto a boy in a wheelchair during a Feb. 16 visit to a stadium in Morelia, Mexico, in a still image from pool video. (CNS photo/Mexican Government Televison pool via Reuters) See POPE-WHEELCHAIR-PILGRIM-MISHAP Feb. 17, 2016.

La catequesis en acción

Por Daniel Villar, MA

La visita del Papa Francisco a México el mes pasado nos ofreció varios momentos de reflexión y aprendizaje. Durante la gira de su Santidad a la ciudad de Morelia, en medio de una jalada fuerte que casi hirió físicamente a un niño incapacitado, el Papa abrió los ojos y con cara roja gritó: “¡No seas egoísta!” en ese instante, los periodistas corrieron a publicar este incidente de una forma escandalosa usando palabras y frases como regañar y perder la calma. El grito que el Papa Francisco hizo para los migrantes, los marginalizados y los encarcelados se ha vuelto chisme para las redes sociales.

Sin embargo, los fieles, observando por los diferentes medios de comunicación, pudieron tener la oportunidad de ser testigos de algo muy transparente en el Papa Francisco: su humanidad. La identificación más clara de su papado se ha manifestado de una forma completa con sus palabras y acciones en ese minuto. Mientras que los periodistas se enfocaron en el índice de la audiencia, los fieles vieron el instante perdido de la atención y amor que el dirigió al niño incapa-citado. Con un gesto, él se preocupó si niño estaba bien. Como resultado de esta acción, el Papa atrajo la atención de la ternura de Dios que rompió toda barrera.

En nuestra sociedad actual, estamos siempre acudiendo a los laicos y ordenados para guiarnos en el conocimiento de la Palabra por medio de la tradición de la Iglesia. Ese día en Morelia el Papa, el líder supremo de todos nuestros laicos y ordenados, nos dio una catequesis en acción que nunca podremos olvidar sobre nuestra realidad ¿Cuántas veces somos como esa persona que pide a Dios por alguna necesidad y después nos sentimos decepcionado porque Dios no nos dio lo que queríamos? ¿Cuántas veces somos como esa persona que exige, ruega e implora a Dios una mano en nuestras vidas pero la inconformidad nos hace extender las manos para agarrarle el brazo? ¿Cuántas veces somos como esa persona que al agarrar ese brazo no notamos a la persona más necesitada en frente nuestra dándonos una sonrisa, donde Dios se hace presente una vez más en nuestras vidas?

Durante este tiempo de cuaresma, recordemos que la necesidad de Dios nos viene de la necesidad espiritual de ser saciados por El y no por la exigencia de querer más cuando ya lo tenemos todo. El Papa Francisco, en su catequesis en acción, nos ayudó a entender que el egoísmo nos lleva a robar algo de Dios que no nos pertenece. Nos hace tener un corazón ciego e impide compartir lo que le corresponde a otros. Es encarcelar a Jesús en nuestro vacío en vez de entregarnos libremente a El para que nos lo llene. El nos dará siempre lo que necesitamos en el momento adecuado. El tiempo de Dios no es el de nosotros y El nunca nos abandonará. Entonces, no seamos egoístas porque con el Señor, nuestras cabezas siempre serán ungidas con aceite y nuestros corazones siempre estarán rebosantes de su amor.


 Febrero 29, 2016

Cultural Reconciliation

walking a tightrope between the day and night

By Daniel Villar

Sergio Troncoso, a first generation Mexican-American author and novelist, wrote, “I am in between. Trying to write to be understood by those who matter to me, yet also trying to push my mind with ideas beyond the everyday. It is another borderland I inhabit. Not quite here nor there. On good days I feel I am a bridge. On bad days I just feel alone.”

This seems to be the recurring theme in our community. Sometimes we find ourselves counting our footsteps so that we do not walk “too American or too Hispanic.” We become expert tightrope walkers stressing every step, making sure we do not fall along the way. We are the Rio Grande carving and cutting through two lands unwilling to budge. We cling onto moments where we can connect two different worlds yet we are lost among them when we are by ourselves. However, these elements, among other things, can be reconciled within ourselves.

On the Pope’s visit to Philadelphia this past year, he said, “I ask you not to forget that, like those who came here before you, you bring many gifts to your new nation.”

Further, he stated, “You should never be ashamed of your traditions. Do not forget the lessons you learned from your elders, which are something you can bring to enrich the life of this American land… I repeat, do not be ashamed of what is part of you, your life blood.”

A natural bridge builder, Pope Francis’ approach to these issues is quite simple. His message presents us a world where limitations to diversity are the enemy. The basic understanding of integrating values and traditions without sacrificing their moral integrity is a process that can help us walk less on that tightrope. It provides us ample room for invention and discovery on a level that assimilation can never accomplish. It allows for the opportunity to serve as an ambassador between those who are both here, and there.

Jesus, the master bridge builder, is best known for helping us reconcile with God through the Sacrament of Reconciliation. However, this is not an exclusive concept. Jesus is the mirror that inspires us to look at ourselves and embrace what we see. He is the bearer of everything unique to who we are. He is not selective in His understanding but is understanding itself. We are not simply a rope in the middle of a tug-of-war but a thread-like chain being held by two sides by the same person. This allows the inclusive nature of our faith to become our biggest supporter on our journey of self-identification and bridge building. It offers a new beginning on how to achieve this in a dignified manner.

During this time of Lent, let’s focus not only on reconciling ourselves with God, but also to how we can reconcile us to ourselves. There is a reason why we have been blessed and trusted with such liaison-like tasks in our lives. There is a plan to why we are who we are. Ask God, through our Lord Jesus Christ, for good diplomacy and the right words. Ask Our Lady for guidance on how to respectfully execute these wonderful gifts entrusted to us for the betterment of our society and world. Set a course towards what we can do for our communities so that we can fully live the vision that God has placed within our souls. Do not let reconciliation become locked into a static definition. Allow it to breathe! Bring it to life!

http://www.goodreads.com/quotes/tag/hispanic http://www.theguardian.com/world/2015/sep/26/pope-francis-philadelphia-independence-hall-speech


Febrero 15, 2016

Cuaresma: una oportunidad para mantener nuestra mirada fija en Jesús

Por Sr. Inma Cuesta, cms

Durante este tiempo de cuaresma la Iglesia nos invita a reflexionar sobre ciertos aspectos que nos ayudaran a mantener nuestra mirada fija en Jesús. Este año, en particular, la iglesia universal medita la compasión que caracterizaba a Jesús en su relación con los demás. Actitud que le ayudaba a mantener sus ojos fijos en el Padre. De este modo las lecturas semanales de esta cuaresma nos mostraran a Jesús no sólo como el camino que nos lleva a Dios sino también como modelo a imitar para vivir en la vida del Espíritu de Dios.

En la primera semana (Lucas 4, 1-13) leemos como Jesús aprendió a identificar las tentaciones que lo alejaban de vivir su misión desde la óptica de Dios y abrir caminos nuevos para construir un mundo más compasivo, justo y solidario.

Lucas nos presenta en el relato de las tentaciones la manera de entender y vivir la mi- sión de Jesús desde un proyecto de vida enfocado en el prójimo y no en uno [sí] mismo. La primera [tentación] nos enseña a vivir en solidaridad con nuestro prójimo no cayendo en el riesgo de buscar nuestro propio interés. La segunda nos advierte de cómo es fácil caer en la tentación de imponer nuestras ideas por encima de todo y mantenernos cerrados a la novedad que nuestro prójimo nos pueda presentar. La tercera y última tentación nos recuerda que el éxito y exhibición nos desvía de Jesús que promueve el servicio a los demás de una manera simple y discreta.

Durante la segunda semana (Lucas 9, 28b-36), el evangelio recalca la importancia de saber escuchar a Jesús y descubrir en el silencio y en la oración facetas nuevas de Su ser. Aspectos que sólo en oración y en la interiorización de una mirada contemplativa de Jesús orante nos revelará la “identidad oculta de Jesús” como bien señala el teólogo y sacerdote Pagola. Necesitamos descubrir el rostro radiante de Jesús desde una mirada interior que nos permitirá “reavivar nuestra fe”. (Pagola-Homilía ciclo C, 2012-13)

La tercera semana (Lucas 13, 1-9) nos indica cuál debe de ser la actitud del discípulo de Jesús para situarnos en nuestro caminar hacia Dios. Jesús no espera de sus seguidores, es decir, de nosotros una vida acomodada y estéril, más bien, la parábola de la higuera sin higos, nos invita a evaluar nuestros frutos y a reflexionar si después de haber recibido los estímulos, cuidados y la atención tierna de nuestro Señor, hemos dado frutos de amor y de solidaridad que nos ayudan a ser co-creadores de la misericordia de Dios y, constructores de paz y harmonía germinada a nuestro alrededor.

En la cuarta semana (Lucas 15, 1-3. 11-32) se nos revela la imagen que Jesús tiene de Dios a través de la parábola del Padre misericordioso. El Dios de Jesús, no es egoísta, no piensa en sí mismo y no guarda rencor. (1Cor 13) Al contrario, Jesús nos presenta un Dios Padre lleno de amor y esperanza en sus hijos. Un Dios que todo lo perdona y que sabe festejar nuestro re-encuentro con el Padre que sale a nuestro encuentro para acogernos en su casa y dejarnos saber que nunca salimos de su corazón. Un Dios que nos espera y es paciente con sus hijos que deciden abandonarlo y exigirle lo que nunca ganaron [su herencia]. Por parte del Padre es un gozo experimentar la gran alegría de ver a sus hijos reunidos entorno a una misma mesa y compartir el mismo banquete sin envidias, récores o celos. Esta es la imagen que Jesús tiene de Dios, un Padre lleno de amor, comprensión y ternura por sus hijos, especialmente por los más alejados. Jesús nos dice, a su vez, con esta parábola del Padre misericordioso que no tengamos miedo de volver nuestra mirada hacia Dios Padre, que nos espera y añora en lo más profundo de su corazón. No temas y ven al encuentro de tu Padre, que todo lo sabe.

Por último, la quinta semana de cuaresma (Juan 8, 1-11) la liturgia nos presenta este precioso relato de acogida y perdón. Dos actitudes que todo ser humano requiere y que todo buen discípulo, seguidor de Jesús, necesita cultivar para perdonar y no juzga según los ­­criterios mundanos sino mirar al prójimo con la mirada innovadora que Jesús nos enseña en esta historia de la mujer pecadora. Quien esté exento de pecado que tire la primera piedra, no dice Jesús. Todos necesitamos ser perdonados, por lo tanto, quienes somos nosotros para condenar al prójimo. Si todos fuéramos consciente de nuestro ser pecador seriamos más lentos en condenar a los demás y más compresivos para perdonar la caída del otro/a, nos recuerda el Papa Francisco en sus diferentes mensajes.

En fin, les deseo una cuaresma llena de oportunidades para descubrir el nuevo rostro de Dios desde una reflexión interior e íntima con el Señor.

http://iglesiadesopelana3c.blogspot.com/

Sabor-Carismatico-facebook


Febrero 1, 2016

The Black Madonna

By Daniel Villar

Our Lady of Candelaria, celebrated primarily on February 2, is the patron saint of the Canary Islands. Known as the Black Madonna or la Morenita, she is celebrated as Our Lady of Candles on the island of Tenerife in the city of Candelaria, giving her the distinct honor of having a second feast day during the month of August. While the Virgin Mary is central to popular devotion throughout different parts of the world the veneration to Our Lady of Candelaria holds a place so high that her popularity can compete only with that of Our Lady of Guadalupe from Mexico. Her presence in feast day festivals can be seen as far south as Bolivia, with occasional appearances in Colombia, Puerto Rico and as far east as the Philippines. Thousands of pilgrims and tourists come to Tenerife from around the world marking her feast day with a solemn procession and a religious ceremony. The most exciting part of this celebration is found in the re-enactment of Our Lady of Candelaria’s discovery, with people dressing up as Guanche (original natives of the Canary Islands). While she is the same Virgin Mary in both purity and virtue, it is her legendary story that marks the beginning of a great journey that will define her greatness for generations to come.

Black Madonna

The legend begins with the 1594 account recorded by Alonso de Espinoza. A black Madonna with a baby in her right hand and a green candle in the left hand clothed in an embroidered mantle and a coronation crown with a sliver of moon was found in the sands of Chimisay (Güímar) in 1392 by two Guanche goatherds. This was a little more than a century before the islands were conquered by the Spanish (1496). One of them tried to break the statue by throwing a stone at it but their arm froze and became paralyzed. In a panic, the other native decided to literally take a stab at the image but, in turn, stabbed himself. As a result, the statue was then taken to a local king (mencey) named Acaymo where it remained for some time.

An enslaved Guanche named Antón, a recent convert to Christianity by the Castilians, found passage back to Tenerife and found the statue to be that of the Virgin Mary. He told Acaymo of his new found faith making the image venerated by Guanches from that point on. While the natives believed that the statue was that of the goddess Chaxiraxi (mother of the gods), it was verified by conquering Castilians, a century later, that it was definitely the image of the Virgin Mary. After a certain time, the statue was taken without permission to Lanzarote (easternmost part of the Canary Islands). However, disastrous events consumed that part of the islands including the Bubonic Plague prompting her return to the Guanche natives.

An interesting fact about Our Lady of Candelaria is that the original image has the following inscriptions on its clothing:

  • Girdle in the neck: ETIEPESEPMERI
  • On the left sleeve: LPVRINENIPEPNEIFANT
  • At the bottom of the robe: EAFM IPNINI FMEAREI
  • In the belt: NARMPRLMOTARE
  • In the mantle, in the right arm: OLM INRANFR TAEBNPEM Reven NVINAPIMLIFINIPI NIPIAN
  • At the edge of the left hand: EVPMIRNA ENVPMTI EPNMPIR VRVIV INRN APVI MERI PIVNIANTRHN
  • On the back in the queue: NBIMEI ANNEIPERFMIVIFVE

To this day no one is certain what the writing means, its language or what civilization it may belong to. Nevertheless, her presence still draws large crowds and is one of the most beloved images in today’s popular devotion.

——————–

La Conferencia Sullivan

La Conferencia Sullivan es un encuentro anual donde cate- quistas de diferentes partes de la diócesis pueden aprender, con más profundidad, la importancia histórica y espiritual enraizada en los Sacramentos y su relevancia en la iglesia católica. Cada año, los catequistas vienen a cumplir con sus tres horas de formación continua con el mismo entusiasmo de reencontrarse con sus hermanos y hermanas catequistas en Cristo. Esta conferencia provee a cada uno de los catequistas la oportunidad de no sólo avanzar fielmente en el conocimiento intelectual y espiritual sobre Jesucristo y su iglesia sino también ponerlo en práctica al regresar a sus parroquias.

(translation) The Sullivan Conference is an annual gathering where Catechists from different parts of the Diocese come to learn more, on a deeper level, about the historical and spiritual meaning behind the Sacraments and their importance within the Catholic Church. Each year, Catechists come to the conference in order to fulfill their three hour requirement of continuous formation, reconnect with their fellow Catechist brothers and sisters and advance in their intellectual and spiritual knowledge about ­­Jesus Christ and His Church.

Marketing-S.Cof.Horario-Noches de Alabanzas


Enero 18, 2016

Iniciativa Educacional Segura en su quinto año de servicio a la comunidad hispana

La Iniciativa Educacional Segura para Niños fue iniciada en el 2010 por nuestro Obispo Francis DiLorenzo. Su idea fue la de hacer accesibles nuestras escuelas para familias hispanas católicas de escasos recursos comprometidos con la idea de una educación católica y dispuestos a realizar sacrificios para la educación y el futuro de sus niños. Invitando a líderes de la comunidad y familias interesadas en esta iniciativa, se lanza el programa en ese año con dos estudiantes enroladas en Nuestra Señora de Lourdes. La mayor de ellas, actualmente estudiante del Virginia Commonwealth University y deseosa de seguir la carrera de medicina, la otra, una exitosa estudiante en el doceavo grado en St. Joseph School en Petersburg.

Screen Shot 2016-02-12 at 3.13.42 PM

Tan pronto las primeras familias experimentaron lo que las escuelas católicas pueden ofrecer, la voz se corrió a otras familias y el interés de la comunicad hispana creció fuera del área de Richmond. Inicialmente la ayuda fue ofrecida en las escuelas diocesanas, hoy en día 26 de las 29 escuelas católicas, tanto privadas como diocesanas, dentro del territorio que comprende la diócesis de Richmond, desde Tidewater al este hasta Bristol en la frontera con Tennessee al oeste, apoyan a estudiantes de Iniciativa Segura enrolados en sus escuelas. Este año escolar casi 300 estudiantes reciben ayuda financiera a través de este programa.

La asistencia que brinda Segura va más allá de la parte financiera, con 14 representantes bilingües del programa en 14 escuelas de nuestra diócesis quienes ayudan a las familias en la comunicación con profesores y personal administrativo, así como también les guían en el sistema educativo americano y promueven un ambiente en sus comunidades escolares donde se aprecia la cultura latina a través de la organización, junto a las familias de Iniciativa Segura, de eventos y celebraciones tradicionales de nuestras raíces hispanas.

Nuestro objetivo es darles la bienvenida a todos los estudiantes interesados en recibir una educación católica para ayudar en la preservación de nuestra fe en las futuras generaciones. Si usted es una familia católica e hispana de primera, segunda o tercera generación, no dude en ponerse en contacto con la diócesis de Richmond al 804-622-5168 o al 804-363-8459 para pedir más información de los requisitos para obtener esta asistencia.

Estudiantes de Holy Cross, “prayer partners” un programa donde la escuela une a estudiantes mayores con estudiantes menores, en este caso del doceavo grado y de PK, los cuales sirven de guía y mentores de los pequeños y con quienes realizan proyectos de servicio a la comunidad.

Estudiantes de Holy Cross, “prayer partners” un programa donde la escuela une a estudiantes mayores con estudiantes menores, en este caso del doceavo grado y de PK, los cuales sirven de guía y mentores de los pequeños y con quienes realizan proyectos de servicio a la comunidad.

La escuela católica de All Saints celebró el mes de la Hispanidad con un festival para toda la familia. Los estudiantes y sus padres completaron un pasaporte mientras visitaban varios países de América Latina aprendiendo hechos interesantes y degustando auténticos platillos de la cocina latinoamericana preparados por las familias de la escuela. Bailes, juegos y artesanías fueron también disfrutados por todos los asistentes.

La escuela católica de All Saints celebró el mes de la Hispanidad con un festival para toda la familia. Los estudiantes y sus padres completaron un pasaporte mientras visitaban varios países de América Latina aprendiendo hechos interesantes y degustando auténticos platillos de la cocina latinoamericana preparados por las familias de la escuela. Bailes, juegos y artesanías fueron también disfrutados por todos los asistentes.

Estudiantes de Charlottesville Catholic School junto a la representante del programa, Roxana Roblero.

Estudiantes de Charlottesville Catholic School junto a la representante del programa, Roxana Roblero.

Estudiantes de la escuela de Blessed Sacrament en Powhatan junto a la representante de Iniciativa Segura, Violeta Lampkin.

Estudiantes de la escuela de Blessed Sacrament en Powhatan junto a la representante de Iniciativa Segura, Violeta Lampkin.


Enero 4, 2016

El regalo de Maria a la humanidad

Por la Hna. Inma Cuesta, cms

Muchos de nosotros nos preguntamos en este año 2016, ¿qué nos espera? ¿Sabremos superar las nuevas dificultades que la vida nos presentará? ¿Estamos dispuestos a iniciar juntos el nuevo año con un nuevo estilo de vida?

IMG_2644.JPG

Acabamos de concluir el viajo año, especialmente en la comunidad hispana, celebrando la solemnidad de Ntra. Sra. de Guadalupe, patrona de las Américas. Junto a esta fiesta guadalupana, el Papa Francisco ha dado inicio con la gran solemnidad de la fiesta de la Virgen de la Inmaculada, el 8 de diciembre el año jubilar, el cual concluirá el 20 de noviembre de 2016. Es muy simbólico, el hecho que nuestro Papa haya decidido iniciar este nuevo año de la misericordia durante la festividad de la Inmaculada Concepción donde la virgen es la principal protagonista. Gracias a su sí, Jesús se hizo presente a la humanidad.

El icono que me viene a la mente es aquella imagen que rezamos en las letanías del rosario “Ara Coeli” puerta del cielo, María abre su puerta a la cristiandad acogiendo a Jesús en su seno maternal. Os invito a que en este año hagámonos el propósito de entrar en un nuevo y creativo camino de apertura, acogida, reconciliación, compasión y seguimiento de Jesús. Actitudes que debemos de desarrollar en nuestro interior para vivir coherentemente este año jubilar de la misericordia. Al mismo tiempo, la Navidad nos invita a ver en María no sólo a la elegida por Dios para enviar a su Hijo entre nosotros, sino que a través de su ejemplo de vida, la virgen nos enseña a abrirnos a la novedad de Dios como ella lo hizo con su sí. Os invito para que sigamos sus pasos y podamos renovar en nosotros el sí de Maria cada día acogiendo a Dios en el prójimo.

A veces, entre la comunidad hispana inmigrante se insiste en la advocación protectora de María, como esa Madre que cuida y ampara a sus hijos de todo daño. También es vista como la aportadora del bien y de la paz entre las familias, sin embargo, olvidamos que ella es el modelo de discipulado que nos conduce a Jesús y es ella la mediadora entre nosotros y su Hijo. María es el puente que nos lleva a Jesús, a vivir una vida más evangélica, este hecho es bueno recordarlo porque, a veces, lo dejamos al margen y la devoción mariana queda incompleta si no ponemos en escena a Jesús, como el Hijo muy amado por Dios y por supuesto, por su madre, la virgen María.

Entonces, si miramos la devoción mariana en la comunidad inmigrante, vemos que la figura de María tiene un lugar muy importante. Ella es el consuelo, modelo de discípula para llegar a Jesús, su Hijo. El regalo que María nos ha hecho a todos es Jesús, de ella aprendemos a ser fiel a la Palabra de Dios, crecer en intimidad con Dios, acoger a Dios en nuestra cotidianidad, y decir sí a la vida en el Espíritu. Estas actitudes son importantes de recordarlas para ser verdaderos discípulos y seguidores de Jesús.

Es en María donde la comunidad hispana se apoya para imitar los valores evangélicos que Jesús predica y nos invita a vivir a través de la meditación de su Palabra, hecha carne gracias al sí de Maria. Este es el regalo que María nos trae a todos los católicos y a través de ella se enriquece nuestra vida espiritual y de creyentes. Por ello, debemos de visitar más frecuentemente a María y participar en la Eucarística para meditar y conocer mejor las enseñanzas de la Iglesia sobre Jesús.

Además, la piedad mariana debemos de entenderla como aquella presencia femenina que encarnó al Hijo de Dios, Jesús, para revelar a la humanidad la buena nueva del reino de Dios. Un reino que vino a establecer la paz, la harmonía, el diálogo, el perdón, y la compasión. Para ello, debemos hacer espacio en nuestro interior para cultivar estas actitudes y hacerlas resplandecer como los rayos del sol que ilumina a todos.

En fin, este 2016 será un nuevo año, si buscamos gestos nuevos y creativos que nos ayuden a abrir nuestros corazones a la novedad de Dios misericordioso, aprendiendo de El a tener un corazón compasivo con todos aquellos que viven a nuestro alrededor y los que sufren anhelando un mundo más justo y misericordioso.


Diciembre 21, 2015

The Advent of Cultural Traditions

By Daniel Villar

Posadas? Novenas? Feast Days? Popular devotions? While we are all Roman Catholics in the mainstream sense, why is it that these words seem so foreign to so many? Are we not following the same teachings and expressing the same fidelity towards the many elements that comprise the universality of our faith? Is it not enough to focus on liturgy and catechesis for the general formation of those seeking to learn more? Even though it is worthwhile to have these staples of the Catholic diet it is important to understand that the cultural traditions that accompany us elevate and enrich the foundation already present in our faith.

As a first generation Hispanic born in the United States, cultural tradition has played a major role in cementing Catholicism in my life. There are the images of Our Lady and Jesus Christ on or by the doors of our homes. By the dinner table hangs the framed scene of the Last Supper. We wear scapulars with images of Saint Michael the Archangel to protect us from evil. And as we leave the house, we bow our heads before our matriarch so she can place the sign of the cross on our foreheads as a defense against any harm that may come to us that day.

But wait, there’s more.

Rosaries are blessed and placed on the rearview mirror of the car to ensure that our journey is safe. We invite clergy to the home after Mass for breakfast or lunch giving us the belief that his physical presence brings us closer to Christ in the home. One of our brothers or sisters is chosen for holy service and becomes a priest, deacon, monk or nun, bestowing honor on the family. These are just a few expressions of faith found in my culture that does not only give movement to my sacramental life but also defines and refines many aspects of it.

For those who are first generation, born in the United States, of any ethnic background that has deep traditional connections to culture via the Catholic faith, these displays are not simply a gesture or moment frozen in time. Cultural traditions are a revolving door. They swing inward and outward creating a sense of identity that only gets stronger within the womb of Catholicism. In other words, I do not just celebrate Posadas; I am Posadas, and everything it encompasses, including community. I am not just a bystander saying the Novena,­­­­ but an active participant in a tradition that spans centuries within my family. I am not just the food or the music on a popular feast day but the hands and feet of those who made it a reality and kept it going. I am not just a receiver of popular devotion but the carrier of its message to future generations.

During this Advent, look back and look forward but always stay present. Our Catholic faith not only facilitates the practice of our cultural ways, but celebrates it as well. While we wait for the coming of Jesus Christ into this world, let us be everything we stand for in our faith and so much more. For those who have not understood who we are and where we come from, let us be that Star of David that guides them to the manger where we are all one in Christ fulfilled in the sacramentality of His birth. It is not only a matter of talking about peace and understanding among us, it is a matter of being that peace so we can elevate and enrich each other spiritually as children of God.


Diciembre 7, 2015

Una propuesta para vivir el año jubilar de la misericordia: Jesús.

Por la Hna. Inma Cuesta, CMS

Ya todos sabemos que su santidad el Papa Francisco nos invita a vivir el año jubilar de la misericordia. Un año lleno de tantas incertidumbres, para algunos, como los habitantes en los países en guerras, refugiados, inmigrantes y personas enfermas. Lleno de esperanza para otros, que gozan de una estabilidad política, económica y, sobre todo, para todos aquellos que creemos en el Dios amor, compasivo y misericordioso.

El Papa nos anima a volver nuestra mirada hacia la compasión encarnada en Jesucristo, para que podamos imitarlo a él y expresar su amor hacia todos aquellos que nos rodean. Aunque no es fácil, sobre todo cuando llevamos heredas aún no sanadas y no somos consciente de ello. O, cuando sin querer tocamos las heridas ajenas sin saber que existen. Y a pesar de todo, Dios es paciente y compasivo con nosotros, y la única respuesta que espera de nosotros es la de responder a nuestro prójimo del mismo modo que él nos responde, es decir con paciencia, amor y misericordia. Esto es lo que espera Dios de nosotros, no culpar al prójimo sino asumir nuestras responsabilidades y esperar siempre en su compasión, como nos enseña él en la parábola del Hijo Prodigo (Lc 15, 11-32)

Los evangelios nos muestran la compasión de Dios a través de gestos, parábolas y palabras de Jesús. Por ello, debemos de hacer una lectura continua de sus evangelios para conocer mejor y vivir mejor la compasión de Dios hacia nosotros y hacia nuestros hermanos. Es Jesús, el que nos revela el rostro de Dios. Un Dios misericordioso, lleno de amor, ternura y justicia. Estas son claves importantes para dar una respuesta positiva a este mundo lacerado por la violencia, la marginación y la injusticia. Dios se hace presente en la comunión, respeto y solidaridad con nosotros y con nuestros semejantes. Para ello, es necesario practicar el perdón. El perdón nos hace reconocer nuestras debilidades y al mismo tiempo nos motiva a ser compasivos como Dios es compasivo con nosotros.

Desde la oficina del ministerio hispano les invitamos a vivir este año de júbilo y alegría volviendo su mirada hacia su prójimo con las lentes de Dios, amor y perdón. También, les invitamos a meditar y reflexionar en pequeños grupos en sus parroquias, casas de oración y familia a través de una serie de catequesis que nos adentra a la contemplación del rostro misericordioso de Dios.

Para todas las parroquias que gusten, ofrecemos una serie de postes ilustrativos que nos invita a meditar y orar a través de la carta “Misericordiae Vultus” escrita por el Papa Francisco para inaugurar el año de a misericordia. Y por último, ofrecemos material para organizar un retiro a nivel parroquial sobre el tema de la misericordia.

Esperamos que aprovechen estos recursos para conocer mejor el rostro misericordioso de Dios y juntos poder construir la paz en este mundo.


Noviembre 23, 2015

“The Dynamic Christ”

By Daniel Villar

Close your eyes – imagine yourself in a valley full of flowers and surrounded by mountains. The sky is blue without a cloud in sight. The sun shines brightly and is warm but not hot. You breathe in the clean, crisp air. You can hear the rivers flowing in the middle of this valley in the distance. Suddenly, you feel the presence of something magnificent and transformative. A warm embrace surrounds you and fills you with peace and tranquility. You look to your right and a smile comes to your face at seeing Jesus, your best friend. He takes a seat next to you but you do not feel that you are both alone. You look to your left and our Blessed Mother appears brilliantly at your side. Her green mantle is full of stars and her young face is as beautiful as the plains in the springtime. You open your mouth to speak but nothing comes out. Suddenly you notice Jesus has become very sad and His eyes start to well up with tears. His anguish is so deep no words escape his mouth. Jesus now turns to you and extending his hands shows you the marks of crucifixion. “Here are my wounds,” he says, “where I hide all of those who do not have light in their lives. Here are my wounds where the poor can have food to eat and water to drink. Here are my wounds where those who are spiritually afflicted and physically imprisoned can have the hope of a new tomorrow filled with possibilities. Here are my wounds so that they can be yours and can be shared with the world.”

Hands illustration

At that moment, a hand touches your shoulder and our Blessed Mother, now sitting in front of you, extends her mantle revealing a radiant heart surrounded with lilies. With eyes full of emotion, she tells you “My heart burns for all. With each beat I anxiously wait for the end of war between my children. With each abortion and indifferent act towards humanity, my lilies die and my heart breaks. With each life that gets extinguished in the name of vanity, hate and bitterness, the light of my son diminishes a bit more on Earth every day.”

Then she finished, and both she and Jesus disappear, leaving behind a soft scent of roses. Open your eyes – now that you are the owner of Jesus’ hands and the Sacred Heart of Mary, what will you do with them? What does God call us to do with them? Where do we start?

The Book of James explains, “What good is it, my brothers and sisters, if someone claims to have faith but has no deeds? Can such faith save them? Suppose a brother or a sister is without clothes and daily food. If one of you says to them, ‘Go in peace; keep warm and well fed,’ but does nothing about their physical needs, what good is it? In the same way, faith by itself, if it is not accompanied by action, is dead.”

This valuable piece of scripture invites us to look after our neighbors as an essential part of our Catholic faith. Christ reveals Himself in the movement of the Word beginning with his Incarnation of the Virgin Mary. The dynamic sense of self in Him is alive and constant. Therefore, it is important to always remember that the Holy Trinity, in itself, is a community of three distinct persons that work together in order to show us the presence and love of God.

——————–

La escuela de St. Mary Star of the Sea celebra el Día de los Difuntos

Los estudiantes de la escuela Saint Mary Star of the Sea celebraron El Día de los Muertos creando una ofrenda como es costumbre en México para recordar y honrar la memoria de sus antepasados. La ofrenda contenía cuatro elementos: agua, aire, fuego y tierra. El agua fue representada por un jarro y vaso. Las velas representaron al fuego el cual guía al espíritu, el papel picado representa al viento. Los elementos de la tierra fueron representados con frutas, comida, y el pan de muerto. También se decoró el altar con fotos de los fallecidos y objetos personales y religiosos, y flores de Cempasuchitl (flor del difunto) que con su fragancia, guía el espíritu de vuelta a la casa. A medianoche, el espíritu y sus familiares se reúnen y es un tiempo para no temer a la muerte, pero en su lugar, un tiempo para celebrar la vida con comida, música y danza. Los estudiantes disfrutaron de aprender de esta tradición mientras elaboraban este bellísimo altar.

Segura_2

Students and teachers at Saint Mary Star of the Sea, Hampton, elaborate, display and discuss the ofrenda (altar), part of the Mexican celebration of Día de los Difuntos.

(translation) St. Mary Star of the Sea School celebrates the Day of the Dead

Saint Mary Star of the Sea School students celebrated El Día de los Muertos (Day of the Dead) by displaying an ofrenda (altar) as it is the custom in Mexico to remember and honor the memory of their ancestors. The ofrenda held four elements, water, wind, fire, and earth. Water was represented by a jar and glass. Candles represented fire which guide the spirit, papel picado (punched paper) represented wind. Earth elements were represented with fruits, food, and pan de muerto (bread of the dead). There were also photos of the deceased, personal and religious items, and Cempasuchitl (marigold) flowers that with its fragrance, guides the spirit back home. At midnight, the spirit and their families are reunited and it is a time not to fear death but instead, a time to celebrate life with food, music and dance.


Noviembre 9, 2015

El nuevo proceso, un gran cambio para nuestra comunidad

El 8 de septiembre el Papa Francisco por medio de una Carta Apostólica en forma de “Motu Proprio” reformó el proceso que los tribunales de la Iglesia usan para declarar la validez o nulidad de un matrimonio. El Santo Padre explicó que el estímulo reformador fue alimentado por “el enorme número de fieles que, aunque deseando proveer a la propia conciencia, con mucha frecuencia se desaniman ante la estructura jurídica de la Iglesia.” El Papa simplificó el proceso porque “la caridad y la misericordia exigen que la misma Iglesia como madre sea accesible a los hijos que se consideran separados.”

Debemos dejar en claro que el Papa no ha cambiado nada de la teología de la Iglesia Católica. No ha, en ningún modo, creado una forma de “divorcio católico.” Lo único que ha cambiado es el proceso, y entre los cambios hay uno de importancia particular para nuestra comunidad hispana.

Hasta ahora si la pareja se casó fuera de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (ej. México, El Salvador, Puerto Rico) y la parte demandada vive todavía fuera de nuestra Conferencia, normalmente el demandante tiene que mandar la demanda al tribunal del lugar en el cual se celebró el matrimonio, o el tribunal del domicilio de la parte demandada. Cuando entre en vigor el proceso nuevo (el 8 diciembre 2015), el tribunal del domicilio del demandante y el tribunal del domicilio de la parte demandada serán iguales.

Por ejemplo: Un hombre vive acá en la Diócesis de Richmond. La mujer vive en Bogotá, y se casaron en Bogotá. Se divorciaron por lo civil. Según la ley actual él tiene que mandar su demanda al Tribunal Interdiocesano de Bogotá. Con el proceso nuevo, el hombre podrá presentar su demanda al Tribunal de Bogotá o podrá presentarla al Tribunal de Richmond, el lugar de su domicilio.

El proceso todavía requiere que ambas partes sean notificadas. Y no podemos ni negar ni disminuir el derecho de la parte demandada a participar en el proceso. Pero el proceso será más accesible porque cada quien tendrá el derecho a presentar su caso al Tribunal donde vive.

El Papa también pidió que el proceso sea gratis. Aquí en la Diócesis de Richmond, por más de veinte años el proceso ha sido gratis para los que viven en la Diócesis. Ni el Papa Francisco ni nuestro propio obispo Mons. DiLorenzo quiere que ningún hermano o hermana se quede separado de la Iglesia por falta de recursos.

El 8 de diciembre comienza el Año Santo de la Misericordia, y ese mismo día este proceso nuevo entrará en vigor en toda la Iglesia Católica. El Año Santo concluirá el día 20 de noviembre de 2016 pero el proceso nuevo continuará. Invitamos a todos los divorciado interesados en arreglar su situación de hablar con su proprio párroco. El párroco es el pastor y todos los pastores de nuestra diócesis están dispuestos a reunir a todos al rebaño de Jesús.

——————–

Familia: Iglesia Doméstica

Durante el mes de agosto y septiembre catequistas en la formación de la Fe para adultos han estado visitando hogares de nuestra comunidad para preparar a las familias a la llegada del Papa Francisco a Filadelfia para el Encuentro Mundial de Familias, 2015.

Familia Garcia-Jacobo 1bFamilia Escobar 1b

El objetivo principal de estas visitas se ha enfocado en fortalecer en la familia el amor, como la gran manifestación de Dios entre nosotros, a través de acciones y actitudes que se enseñan en el hogar y se proyectan en la parroquia. Durante las visitas se discutieron temas como: ¿Qué tanto amor hay en mi familia?, ¿Son los adultos que conforman esta familia, transmisores de Fe?, ¿Son parte de los ministerios de nuestra parroquia? ¿Cómo tu familia podría fortalecer los ministerios existentes en tu parroquia?…Los niños prepararon proyectos sobre el tema y al finalizar las charlas todos nos reunimos a compartir como gran familia en Cristo.

familia escobar 3

Familia Escobar

 

Gracias a las familias que nos abrieron las puertas de sus hogares para llevar a cabo nuestro proyecto de Evangelización y muchas gracias a todos los catequistas que hicieron esto posible.

(Translation) The Family: Domestic Church

During the month of August and September, cathechists in the formation of Faith for adults have been visiting homes in our community to prepare families for the arrival of Pope Francis to Philadelphia for the World Meeting of Families in 2015. The main purpose of these visits has been focused on strengthening the family love, such as the great manifestation of God among us, through actions and attitudes that are taught in the home and are projected in the parish. During the visits, topics were discussed such as: How much love there is in my family? Are the adults that make up this family, transmitters of the Faith? Are they part of the ministries of our parish? How could your family strengthen the existing ministries in your parish? … The children prepared projects on the theme and at the end of the talks we all gathered to share as great family in Christ.

Thanks to all the families that open the doors of their homes to make possible this project of evangelization and to all the catechists who made this possible.

Back To Top Load More Articles